Municipales pararon servicio de ómnibus ayer por intento de rapiña a un chofer de la línea 7 en Cien Manzanas

Municipales pararon servicio de ómnibus ayer por intento  de rapiña a un chofer de la línea 7 en Cien Manzanas

En la mañana de ayer, la ciudad amaneció sin el servicio del transporte municipal de pasajeros debido a una medida gremial adoptada al comenzar la jornada laboral tras el intento de rapiña con un arma blanca al chofer de la línea Nº 7 en barrio Cien Manzanas.
Alrededor de las 10 de la noche, al llegar a la parada de Orestes Lanza y San Martín, en pleno barrio Cien Manzanas, el chofer detuvo el ómnibus para que subiera un pasajero, un joven con un buzo tipo canguro y un gorro puesto, que apenas subió, instigó al chofer a que le diera la recaudación bajo la amenaza de un arma blanca sobre su cuello. El chofer, que ya había iniciado la marcha, hizo una maniobra para frenar bruscamente, a lo que el joven se dio contra el parabrisas pudiendo el chofer reducirlo con la ayuda de los pasajeros para intentar disuadir la situación. Sin embargo, el joven logró huir.
El chofer no resultó con lesiones mayores, más allá del estado de nervios y la angustia por la situación que padeció y de inmediato se dio aviso a la Policía, quienes una vez en el lugar no pudieron dar con el paradero del rapiñero.
En el ómnibus iban muy pocos pasajeros, como consecuencia de que era un turno que lleva poca gente debido a la hora en que se dieron los hechos, próximo a las 9 de la noche.
EL CHOFER NO FUE LESIONADO PERO QUEDÓ EN SHOCK Y MUY NERVIOSO
Ni bien nos enteramos de la situación, acudimos como sindicato al lugar para acompañar al compañero. Lo primero que nos interesó saber fue la situación en la que se encontraba el compañero, pero enseguida vimos que no se había constatado ningún tipo de lesión, por eso decimos que fue una desgracia con suerte, porque podía haber pasado a mayores. Lo que sí hubo fue un importante shock por el momento y todo lo que fue la situación. Nadie está acostumbrado a que te pase esto y no es fácil. Se movió todo rápido, se lo llevó al compañero a la Seccional Tercera y allí hizo la denuncia correspondiente. Después lo llevamos al Centro Médico para calmarlo un poco porque estaba muy nervioso y alterado”, comentó el Secretario General de ADEOMS, Mario Martínez.
RESOLVIERON EL PARO EN LA MADRUGADA
A la mañana de ayer, al inicio del turno de ómnibus, próximo a las 4 de la mañana, el sector junto a los representantes de la directiva de ADEOMS tomaron la decisión de paralizar sus actividades por la jornada, en solidaridad con su compañero y para que las autoridades y la población tomen conciencia de lo que está pasando.
“Nosotros sabemos que cada vez que se toma una medida de paralización se afecta a mucha gente y más todavía en un sector como el ómnibus, por eso tratamos de informar con tiempo. Lo que pasó fue que se tomó la medida al inicio de la jornada y de inmediato dimos aviso a los medios de comunicación, para que se pudiera avisar a la gente”, comentó Martínez.
QUIEREN MEDIDAS PARA MITIGAR LA INSEGURIDAD
“Queremos hacerle el planteo de lo que está pasando a las autoridades que corresponden, al Intendente de Salto y al Jefe de Policía, para de alguna manera buscar alguna solución o mecanismos que nos garanticen algún avance en esto. Sabemos que hay un problema tremendo de inseguridad y que es bastante complicado, pero alguna solución queremos hallar”, señaló.
Martínez aseguró que mantuvo una charla con el Director de Hacienda, Gustavo Chirff, quien en representación de la Intendencia respaldó la medida gremial y se solidarizó con los trabajadores.
“Una de las medidas que vamos a pedir para empezar a implementar y que queremos que la población sepa es que el chofer pueda tomar la decisión de no dejar subir al ómnibus a una persona si lleva el gorro puesto, que la gente deba subir de cara visible para evitar este tipo de situaciones”, agregó.
“Otro de los planteos es la posibilidad de pasar el cobro de boletos en efectivo a un sistema de tickets, para evitar el manejo de dinero por los choferes. Pero más allá de eso, también tenemos que buscar un sistema por parte de la Policía de que hagan algunas recorridas, porque en los ómnibus viajan pasajeros que pueden llevar cosas de valor o dinero y podemos solucionar el tema con los choferes, pero el día de mañana puede subir otro tipo de estos y que quiera atacar a algún pasajero”, concluyó Martínez, afirmando que están a la espera de una reunión con las autoridades departamentales.