“Nadie puede decir que el país no necesita inversiones para el empleo porque eso escuchábamos hace 15 años”, expresó

Nicolás Albertoni señaló que “le hace ruido” que el gobierno haya cedido derechos laborales con UPM

Domingo de mañana, mate mediante, mucho calor y nuestro entrevistado de bermudas y alpargatas, bien uruguayo. Lejos de esa parafernalia global que ofrece su imagen cuando se lo ve en la pantalla de la CNN o de cadenas internacionales haciendo un análisis sobre el Mercosur y la situación económica, política y social de la región. Así es Nicolás Albertoni, licenciado en Negocios Internacionales por la Universidad Católica del Uruguay, después cursó un postgrado en política exterior en la Universidad de Georgetown en Washington D.C. (Estados Unidos) y actualmente haciendo un doctorado en la Universidad Of Southern, California y radicado en ese lugar desde hace un tiempo, vino a Salto a ofrecer una charla para el Centro Comercial e Industrial de Salto y mantener algunas charlas. Luego viajó a Buenos Aires a exponer en un panel durante la cita de la Organización Mundial de Comercio y culmino en Montevideo donde expuso en otra importante conferencia antes de regresar a Estados Unidos.

Albertoni con EL PUEBLO la semana pasada

Albertoni con EL PUEBLO la semana pasada

Abordado por EL PUEBLO, Nicolás Albertoni habló de varios temas, principalmente de la política de integración entre nuestros países.
-¿Qué hay de tangible que se pueda analizar en los procesos de integración?, porque muchas veces unir a nuestros países supone comprar problemas…
-Totalmente, porque cuando se creó la OMC que surgió con la Ronda Uruguay formalmente en el 90 y algo, pero que tenía su antecedente en el 87, se había creado la cláusula de la Nación Más Favorecida, donde el artículo 1º dice que si tengo que darle un beneficio a un país determinado tengo que dárselo a todos. Pero como esto no generó acuerdos, crearon el artículo 24 que pone como excepción que se firme una zona de libre comercio y una unión aduanera. La primera es agrandes rasgos bajar el arancel entre las partes y la otra es la Unión Aduanera, que es más que un noviazgo es como casarse porque están todos juntos y es hacia donde tiende el Mercosur. Después el tercer nivel ya es el mercado común y esa es la herramienta que hoy tenemos para integrarnos, si uno está fuera de esto, es como tu preguntas, la integración es lírica. Porque una integración es para el desarrollo de las inversiones. Todo esto sonaba bárbaro, el multilateralismo se ha debilitado mucho y hay rondas para destrabarlo. Pero desde el año 2002 tenemos trancada la Ronda Doha y no se ha cerrado, por lo cual comenzaron a haber acuerdos regionales, en bloques. Y América Latina está mirando todo eso, pero tenemos una retórica que va en contra de todo eso. Si uno mira el Mercosur, es mucho más cualitativo que cuantitativo. Porque si uno mira una gráfica del accionar del Mercosur es “repudio a…” y nos hemos pasado en esa retórica, el repudio a tal o cual gobierno y eso hace a que tengas razón con tu pregunta a veces mucho más lírico y poético la integración que pregonamos, que tangible, sobre todo en el caso de las integraciones productivas. Y lo último respecto a esto, es que vamos desfasados en el debate. Estamos debatiendo la integración en la industria automotriz de América Latina. Que Uruguay produzca el cuero y lo mande a Brasil, para que allá se lo pongan a un asiento y lo terminen ensamblando en México. Ese es el debate de la integración en la industria automotriz hoy de nuestro continente, Asia está haciendo lo mismos pero para el auto no tripulado y lo cierra en breve, esto quiere decir que cuando nosotros terminemos nuestro debate, el mismo ya habrá sido obsoleto.
-¿Y esto es una cuestión de mentalidad ahora o es un problema estructural del continente a lo largo de los años?
Eso es porque estamos desfasados en el debate de la integración y demoramos mucho, porque cuando empezamos a ver la inteligencia de un software adaptado pasamos tres años más y en Asia ya nos volvieron a pasar por arriba, porque en ese continente ellos tienen claro qué es la competitividad y no pasan discutiendo 20 años sobre estas cosas.
-¿Cuánto pesa la estabilidad económica y política en estas cosas, porque los países de la región andan con problemas e incertidumbres y en donde Uruguay asoma como el país más estable de la región?
Sin dudas que es así, pero para contestar esto voy a habla de la palabra integración para mejorar la estabilidad. De todas esas zonas que mencionas, a nivel comercio y régimen aduanero, el 90 % son zonas de libre comercio y solo el 10% son uniones aduaneras, muchas no funcionan, pero las que sí funcionan, que hay algunas en África, es porque los países son economías homogéneas, por eso tendríamos que ir los cuatro juntos. Pero no solo se rata de crecimiento económico en los países que se integran sino que se trata de matriz, es decir, en qué se basa nuestro crecimiento. Porque Brasil cuando va a negociar con China es competitivo no es complementario, pero Uruguay es mucho mas complementario, entonces para que en la región del Mercosur los países puedan congeniar, se hace mucho más difícil porque los tiempos son distintos. Y muchos se preguntarán pero si el Mercosur se creó en los 90, ¿no se dio cuenta Lacalle y su equipo de esto? No es que no se dio cuenta, sino que no había el bagaje de información que hay ahora, porque esto te lo digo acá 25 años después. Entonces esto es como una escalera mecánica que va despacio, por lo tanto no darle la espalda al Mercosur pero buscar seguro caminos intermedios y aunque los grandes países no quieran, tendremos que hacerlo,capaz nos lleva mucho tiempo, pero tendremos que ir hacia ello.
-Con todo esto, ¿cómo recibió la noticia de que Uruguay firmó un acuerdo con UPM? ¿Como algo positivo, esperanzador o como algo que está en la nebulosa?
Yo lo tomé como algo que de acá a muchos años más, el sí o no, a recibir inversiones ya no es un debate posible. nicolasalbertoniPorque después que el Frente Amplio genera esta inversión, que no me vengan con el discurso de que recibir inversiones es cosa de capitalistas y neoliberales, porque hace 15 años se escuchaba eso en el parlamento y 15 años en nuestra historia es antes de ayer. Lo que sí me da pena, es porqué tuvimos que esperar tanto, porque hoy hay un Frente Amplio totalmente transformado, cediendo hasta los derechos laborales dentro de la negociación y ¿porqué nos hicieron esperar tanto? Aunque lo de los derechos laborales me hace ruido, porque creo que hay que buscar inversiones que no limiten esos derechos y por el contrario defender el derecho de los trabajadores. Pero quiero poner énfasis en eso, en decir que pensar que en este país nadie puede tener el tupé de decir no necesita inversiones, porque tenemos que ampliar la oferta, ya sea de venta o de mano de obra. A Salto le está pasando eso, si sigue debatiendo el problema del desempleo, se va a quedar en eso y nadie va a venir con una varita mágica a crearlo. Sí me da mucho miedo esta inversión porque compromete a varios gobiernos para adelante, lo que por otro lado dice que esto habla bien de nosotros como país porque un país extranjero que hace esa inversión acá confía en nuestra institucionalidad. Pero claro, sí le pagamos la electricidad y le damos hasta exenciones de impuestos, uno dice porqué esperaron tanto con discursos contrarios, para después terminar cediendo tanto.
(Entrevista de Hugo Lemos)







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...