Nefroprevención. “Salud renal para todos, en todos lados” Con la Pediatra Doctora María José Rodríguez Cabalgante

Como sucede el segundo jueves de marzo de cada año, este 14 de marzo, se celebró el Día mundial del riñón. El nombre del lema en su campaña enfocada en la Nefroprevención para este 2019 se llama: “Salud renal para todos, en todos lados”. En el año 2014 en Uruguay, se instaló un Post Grado en la materia y 2016, le permitió a la experimentada en el tema Dra. María José Rodríguez, comenzar con dicha especialización, para conquistar hoy, el primer título salteño del país como Nefróloga Pediatra. La posibilidad de acceder a ésta especialización en Nefrología, no solamente es muy importante para el departamento de Salto, sino para toda la región norte de nuestro país, evitando el forzado traslado a todos aquellos pacientes que deban viajar a la capital por problemas relacionados al riñón.Para un informe sumamente interesante, así dialogamos con la especialista:

¿A que le llamamos Nefrología Pediátrica?
Es la sub especialidad que se dedica al estudio de las alteraciones del riñón y las vías urinarias en los niños.
Cuando es partícipe la vía urinaria de la enfermedad, son niños nefrourológicos, en una atención compartida con los Urólogos.Salud Dra. María José Rodríguez

¿Qué es la Nefroprevención?
Son las medidas adoptadas para proteger la función de los riñones. En cuanto a prevención, existen diferentes maneras de ejercerla: Prevención primaria son aquellas medidas adoptadas para evitar el daño renal y está destinada a lo preconcepcional. Prevención secundaria para prevenir o enlentecer la reducción de la función renal. Prevención Terciaria son las destinadas a reducir o postergar las complicaciones de la enfermedad renal crónica a largo plazo.

¿Quiénes participan en la Nefroprevención Primaria?
Hoy en día se sabe que las enfermedades crónicas no transmisibles de los adultos, están muy influenciadas por eventos que ocurren durante el desarrollo fetal.
Un ambiente adverso durante la vida fetal y primera infancia, determinan un aumento del riesgo de enfermedades durante la vida adulta. En la Nefroprevención primaria participan: el Ginecólogo, el Imagenólogo, el Neonatólogo y Pediatra, Nefrólogo y Urólogo Pediatra; así como también los padres y educadores promoviendo hábitos de vida saludables.

Nacimiento a término
La formación de las nefronas (unidades funcionales del riñón) finaliza a las 36 semanas de gestación y está bien documentado que un bajo peso al nacer se correlaciona con menor número de nefronas. Por lo tanto, niños en estas condiciones van a tener mayores riesgos de enfermedades cardiovasculares, hipertensión y enfermedades renales de adulto. Por este motivo, que el embarazo llegue a término, evitando la prematuréz y el bajo peso al nacer, son estrategias fundamentales.
Concurrir a los controles de embarazo y realizar las ecografías prenatales, evitar infecciones, fármacos, consumo de alcohol, tabaco y drogas pueden determinar malformaciones.
Lo más frecuente es la dilatación del tracto urinario realizando un seguimiento, para conocer el motivo. La toma de ácido fólico en el embarazo, es una medida también importante ya que disminuye el riesgo de malformaciones como espina bífida, la cual puede ser causa de vejiga neurógena y daño renal.

¿Cómo se manifiestan las enfermedades renales en los niños?
Es muy variado. Hay enfermedades renales muy sintomáticas, que no pasan desapercibidas (fiebre, dolor abdominal, orina con sangre, hinchazón del cuerpo, hipertensión, con malformaciones) pero que también puede ser silente (sin manifestaciones clínicas); y manifestarse mediante solamente la alteración en el crecimiento del niño y recién presentar síntomas cuando la función no es suficiente para depurar el cuerpo y se acumulan sustancias tóxicas. Por eso es tan importante acudir a los controles pediátricos y evaluar el crecimiento, poniendo en conocimiento del Pediatra de la existencia de enfermedades renales en la familia (cálculos, infecciones reiteradas, familiares que estén en diálisis o trasplante). También puede presentarse la enfermedad, mediante infecciones urinarias reiteradas. Que en el varón y en su primer año de edad, es un indicador de que algo mal formativo existe. No así en la niña, que es más común por sus características anatómicas. También se puede notar en una alteración del crecimiento del niño con talla baja, infecciones urinarias reiteradas, presión alta, edemas, hinchazón, sangre en la orina, entre otros. Como es el factor de riesgo en el diabético u obeso.

¿Cómo es llevada adelante la Nefroprevención primaria?
En la etapa post concepcional hay que hacer hincapié en los controles y hábitos saludables. Allí, además de evaluar el crecimiento, es muy importante el control de la presión arterial, la cual debe tomarse con los instrumentos adecuados (de niños) en todos los controles a partir de los 3 años, si el niño es sano. Antes, si tiene alguna enfermedad o toma medicación que pueda aumentarla. Una dieta sana, variada, con ingesta de agua (no otros líquidos); poca sal, evitar los snack y que estos sean la excepción y no la regla. Fomentar el consumo de frutas y verduras. Realizar actividad física, evitando el sobrepeso y la obesidad pediátrica que al igual que en el adulto determinan “Hiperfiltracion”; lo que significa que los riñones trabajan sobrecargados y a largo plazo, aparece el daño renal.

Población de riesgo
Queremos destacar el control de la aparición del daño renal en poblaciones de riesgo como son los niños prematuros, los niños diabéticos, aquellos con infecciones urinarias y reflujo vesicoureteral con cicatrices renales, los niños con malformaciones genitourinarias y aquellos con glomerulopatias. En ellos es fundamental la Nefroprevención secundaria para evitar la progresión del daño renal.

¿Es frecuente la infección urinaria en los niños?
Es una de las más frecuentes y puede ser el hilo conductor hacia el diagnóstico de alteraciones congénitas del riñón y el tracto urinario (CAKUT).
Siempre realizamos una ecografía renal, pero su normalidad no descarta algunas malformaciones (sobre todo el reflujo) que no se ven en la ecografía. Por eso es importante estudiarlas con otros exámenes en aquellos niños menores de 1 año, en los que presenten infecciones urinarias recurrentes (a cualquier edad) y siempre que la ecografía renal esté alterada, para descartar malformaciones y tratarlas oportunamente.

Una vez instaurado el daño renal, ¿cómo sería la Nefroprevención Secundaria?
Es muy importante seguir con las recomendaciones del Pediatra, realizar los estudios y adherir a los tratamientos indicados. Hay medicación que se utiliza para proteger al riñón y enlentecer la pérdida de la función. Por eso es muy importante que el Pediatra monitorice los grupos de riesgo y si detecta elementos de daño renal se derive al nefrólogo pediatra.
Además de mantener y reforzar las medidas adoptadas, utilizará la medicación correspondiente para manejar la enfermedad renal crónica y enlentecer la progresión.

¿Cuál sería la Nefroprevención terciaria?

Serían estrategias destinadas a niños que ya están con una enfermedad renal crónica y que presentan complicaciones no solo por su enfermedad sino también como consecuencia de los tratamientos sustitutivos de la función renal. En este sentido, hay que aclarar que hay tres tipos: la diálisis peritoneal, la hemodiálisis y el trasplante renal. Las modalidades de diálisis, con sus diferencias, ambas alteran la calidad de vida del niño y de su familia, por lo que el trasplante renal preventivo, es decir sin haber pasado por diálisis, sería la principal estrategia a instaurar.

¿Es esencial para usted la ecografía prenatal?
Si, con la ecografía prenatal, esos casos han disminuido mucho.
Hoy en día, al realizarse la misma, es prioridad que el Ecografista controle que estén los dos riñones, sean del tamaño normal, que no haya dilataciones, alteraciones en la vía urinaria, etc. De hecho las CAKUT (Alteraciones congénitas de riñón y tracto urinario), son la causa más frecuente de insuficiencia renal en el niño.
Puede ser que se manifieste monorreno (con un solo riñón), con reflujo, displasia multiquistica, hipoplasia renal. Todas alteraciones que en la formación del feto, hace que sus riñones se desarrollen mal. Lo importante hoy, es que existen grupos de enfermedades pediátricas, que requieren un control nefrológico para evitar o enlentecer la enfermedad renal crónica. También contamos en Salto, con un equipo de profesionales, los que conformamos el Grupo de Trasplante Pediátrico.

¿Estará atendiendo próximamente en consultorio?
Si, para todo aquel que lo necesite, esté atento a Diario EL PUEBLO, donde informaremos lugar y fecha de atención.
Mary Olivera.