Ni siquiera matando a todos los perros de Salto se acaba con la Leishmaniasis porque el flebótomo ya está entre nosotros

Para el médico veterinario Carlos Rattín hay que aprender a convivir con la enfermedad

“Es un tema sumamente complejo porque está pésimamente manejada la campaña desde el gobierno, que en un principio se llamó de control y ahora es de erradicación”, comenzó diciendo el médico veterinario Carlos Rattín, en una extensa entrevista mantenida con EL PUEBLO, donde manifestó su postura sobre el tema de la Leishmaniasis. Rattín
El reconocido veterinario salteño aseguró que ni siquiera matando a todos los perros de Salto se termina con la Leishmaniasis porque el flebótomo ya está entre nosotros, por ese motivo cuestionó la campaña que pretende sacrificar a los canes como si esa fuera la solución al problema, cuando la enfermedad no es mortal en los humanos y para los perros hay un tratamiento.
“No sé por qué hacen tanto pamento”, expresó, cuando en muchos países del mundo hace años conviven con la Leishmaniasis sin tomar esta medida que se utiliza contra los perros en Salto.
DESDE 2006 SALTO ESTABA COMPROMETIDO A TENER LEISHMANIASIS
En el año 2006 apareció el primer caso de Leishmaniasis en perros en la ciudad de Chajarí, en el 2010 se hizo el primer diagnóstico de un perro enfermo con Leishmaniasis en Concordia y en el 2015 apareció el primer caso en Salto en la zona de Arenitas Blancas, informó Rattín.
Pero antes, en el 2010 se encontraron los flebótomos (vectores), en la zona del Parque Harriague, sin los cuales no existiría la enfermedad que hoy tenemos, cosa que no pasa si se matan todos los perros de Salto. Cuando se encontró el vector el MSP (Ministerio de Salud Pública) derivó el tema en el MGAP (Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca) y este en Zoonosis pero sin brindarle los recursos necesarios para una buena campaña.
“Zoonosis hizo un muestreo en los perros de toda la zona y nunca supimos cuántos muestreos se hicieron, cuántos dieron positivo y tampoco si hizo un solo muestreo o se volvió en otro momento para controlar lo que se llama el período ventana con perros contaminados pero que todavía no tenían anticuerpos, que es lo que registra el examen”, explicó Rattín.
El resultado de esos informes fue a la OPS (Organización Panamericana de la Salud) quien nos declaró en ese momento “país vulnerable a la Leishmaniasis, porque teníamos el vector y los animales a los que el vector (mosquito) le toma la sangre. Lo único que nos faltaba era registrar el caso de un perro enfermo para que estos vectores piquen al perro enfermo y contaminen a otros perros sanos”.
La OPS también emitió una serie de recomendaciones que debieron cumplirse en el país y para Rattín no se hicieron. Como por ejemplo, un control fronterizo exigiendo a cada perro que ingresara al país un test que diera libre de Leishmania o de lo contrario poder hacer el test en la frontera porque el examen duran tan solo 15 minutos. “Nada de eso hizo Uruguay”, aseguró Rattín “porque no era rentable y no le hacía buena propaganda al país que los turistas que llegaran con sus mascotas tuvieran este inconveniente. Pero pasaron los años y en 2015 tuvimos Leishmania en Salto.
UNA CAMPAÑA “VERGONZOSA” DE ZOONOSIS
El médico veterinario cuestionó las acciones del gobierno desde que Salto comenzó a ser vulnerable a la Leishmania y más aún luego de registrado el primer caso en perros en el 2015. Aseguró que Zoonosis salió a enfrentar el problema sin recursos “y así le fue, en el 2015 comenzó a diagnosticar y todavía no recorrieron todo Salto, estamos a 4 años, es vergonzosa esta campaña”, dijo Rattín. El especialista, incluso señaló que en oportunidad de reunirse con el Director de la campaña un colega suyo le preguntó ¿qué buscaban con la eutanasia de los perros?, a lo que el jerarca respondió “que matando a los perros trataba de estirar al máximo la aparición del primer caso en humanos para darle tiempo a la ciencia a encontrar la cura”. Esta respuesta indignó a los veterinarios que saben que la cura a la Leishmaniasis en humanos existe desde hace mucho tiempo y la prueba más cercana que tenemos es el caso de la niña que se enfermó en nuestra ciudad supuestamente de Leishmaniasis y se le hizo el tratamiento correspondiente y ahora está de alta en la casa con los controles que corresponden. Ante la consulta de este medio sobre el porqué desde el gobierno se pide a la población sacrificar los perros con Leishmaniasis, el médico veterinario que está firmemente contrario a esta postura, señaló que desconoce los motivos de esta medida, porque ni siquiera matando a todos los perros de Salto se acaba con la Leishmaniasis porque el flebótomo ya está entre nosotros.Además, la enfermedad es tratable entre los perros y también en los humanos por lo cual exhortó a aprender a convivir con la enfermedad como hacen en muchos lugares del mundo. (Ampliaremos en próximas ediciones).