Nicolás Albertoni instó a que Salto se convierta “de una vez por todas” en la capital termal del Mercosur

Abrirse al mundo o al menos intentar morir en el intento, es la idea que impulsa el licenciado en Negocios Internacionales, Nicolás Albertoni, quien luego de presentar su primer libro “Entre el barrio y el mundo. Dos alternativas para Uruguay el Mercosur o el Modelo Chileno”, el mismo tuvo un impacto de grandes dimensiones y es tomado como referencia en todo el continente.
Albertoni, salteño, de 25 años de edad, radicado en Montevideo donde realiza actividades docentes en la Universidad Católica y trabaja de lo que estudió asesorando empresas públicas y privadas, estuvo este año en la Universidad de Georgetown en Washington D.C. participando del programa de liderazgo junto a otros 40 jóvenes de América Latina y allí su trabajo de investigación fue tomado como obra de referencia y recomendado por medios internacionales como la cadena CNN.
El pasado jueves 6, Albertoni, que sigue impulsando su teoría de que “Uruguay no debe anclarse” en el Mercosur y aunque reconoce que si bien “el país no está preparado para irse, debe comenzar el camino de la negociación bilateral” con otros países extra región principalmente asiáticos, estuvo en Salto brindando una charla abierta en el Ateneo.
Allí comentó además que a su juicio, Salto tiene todo el potencial para convertirse en la capital termal del Mercosur y que debe aprovechar ese camino para hacerlo de una vez por todas.
SE VIENE
CHINA
Nicolás Albertoni afirmó que en los próximos años, la principal economía del mundo será China, y que nuestro país debe estar preparado para eso. Comentó que el Tratado de Libre Comercio (TLC) firmado entre Vietnam y Estados Unidos, es el ejemplo más claro de un país que quiere crecer y salir adelante, después de haber pasado años muy duros de conflicto entre ambos países, la nación asiática decidió tomar una oportunidad para el crecimiento económico, con la finalidad de brindar oportunidades a su población, por lo cual ni dudó al firmar un TLC con Estados Unidos, dijo Albertoni.
En ese sentido, sostuvo que el futuro comercial de América Latina deberá darse con los países emergentes de Asia, y que en ese aspecto el yuan y el yen serán las monedas que predominen a la hora de realizar los intercambios comerciales que el país necesita.
Y si bien no dijo que la condición deberá ser para el Uruguay el cambio de su matriz productiva, sí dijo que el incremento de la exportación de productos de tecnologías, como el caso del software y el desarrollo de la investigación científica, son una gran carta que el Uruguay deberá jugar si quiere apostar a un crecimiento sostenido en los próximos tiempos.
Señaló que los países más “ideologizados” del continente, como el caso de Bolivia, Ecuador, Argentina y Venezuela son los que menor tasa de crecimiento están mostrando, en cambio países como Chile y Colombia, países que el propio Albertoni ha visitado y donde en éste último le fue otorgado un reconocimiento hace pocas semanas en la Universidad de Bogotá, teniendo la oportunidad de dialogar con el presidente de ese país, Juan Manuel Santos, son los que han mostrado un mayor crecimiento en la región.
Respecto al Uruguay, señaló que debe repensar su posición en el Mercosur y si bien no intimó al país a que abandonara el bloque, debido a que adujo que “no estamos preparados para irnos”, dijo que debemos emular a Chile, buscando negociar por nuestro lado, pero advirtiendo a nuestros socios del Mercosur que los mismos son para la crecimiento local y no para perjudicar los intereses del bloque regional.
CAPITAL
TERMAL
No obstante, el joven salteño de reconocida trayectoria internacional, señaló que Salto tiene el potencial necesario como para orientar sus políticas en convertirse en la capital termal de la región del Mercosur. Expresó que llegó el momento de salir y de crecer, apostar a la región y al país, y convertirse en la capital termal, con inversiones en infraestructura y en estrategias de marketing que permitan lograrlo.
Manifestó su alegría porque supo de inversiones que apuestan al comercio regional desde nuestro medio y advierte que ese es el camino para lograr a una apuesta que no debemos dilatar más en el tiempo, sino que tenemos que tomarla porque reiteró que nuestro departamento, está en condiciones de crecer y de hacerlo para posicionarse en el mapa.
La charla que dictó Nicolás Albertoni en Salto el pasado jueves 6, en el Ateneo de Salto, fue organizada por el Departamento de Cultura de la Intendencia de Salto y contó con el apoyo de la Sede Salto de la Universidad Católica.

Abrirse al mundo o al menos intentar morir en el intento, es la idea que impulsa el licenciado en Negocios Internacionales, Nicolás Albertoni, quien luego de presentar su primer libro “Entre el barrio y el mundo. Dos alternativas para Uruguay el Mercosur o el Modelo Chileno”, el mismo tuvo un impacto de grandes dimensiones y es tomado como referencia en todo el continente.

Albertoni, salteño, de 25 años de edad, radicado en Montevideo donde realiza actividades docentes en la Universidad Católica y trabaja de lo que estudió asesorando empresas públicas y privadas, estuvo este año en la Universidad de Georgetown en Washington D.C. participando del programa de liderazgo junto a otros 40 jóvenes de América Latina y allí su trabajo de investigación fue tomado como obra de referencia y recomendado por medios internacionales como la cadena CNN.

El pasado jueves 6, Albertoni, que sigue impulsando su teoría de que “Uruguay no debe anclarse” en el Mercosur y aunque reconoce que si bien “el país no está preparado para irse, debe comenzar el camino de la negociación bilateral” con otros países extra región principalmente asiáticos, estuvo en Salto brindando una charla abierta en el Ateneo.

Allí comentó además que a su juicio, Salto tiene todo el potencial para convertirse en la capital termal del Mercosur y que debe aprovechar ese camino para hacerlo de una vez por todas.

SE VIENE

CHINA

Nicolás Albertoni afirmó que en los próximos años, la principal economía del mundo será China, y que nuestro país debe estar preparado para eso. Comentó que el Tratado de Libre Comercio (TLC) firmado entre Vietnam y Estados Unidos, es el ejemplo más claro de un país que quiere crecer y salir adelante, después de haber pasado años muy duros de conflicto entre ambos países, la nación asiática decidió tomar una oportunidad para el crecimiento económico, con la finalidad de brindar oportunidades a su población, por lo cual ni dudó al firmar un TLC con Estados Unidos, dijo Albertoni.

En ese sentido, sostuvo que el futuro comercial de América Latina deberá darse con los países emergentes de Asia, y que en ese aspecto el yuan y el yen serán las monedas que predominen a la hora de realizar los intercambios comerciales que el país necesita.

Y si bien no dijo que la condición deberá ser para el Uruguay el cambio de su matriz productiva, sí dijo que el incremento de la exportación de productos de tecnologías, como el caso del software y el desarrollo de la investigación científica, son una gran carta que el Uruguay deberá jugar si quiere apostar a un crecimiento sostenido en los próximos tiempos.

Señaló que los países más “ideologizados” del continente, como el caso de Bolivia, Ecuador, Argentina y Venezuela son los que menor tasa de crecimiento están mostrando, en cambio países como Chile y Colombia, países que el propio Albertoni ha visitado y donde en éste último le fue otorgado un reconocimiento hace pocas semanas en la Universidad de Bogotá, teniendo la oportunidad de dialogar con el presidente de ese país, Juan Manuel Santos, son los que han mostrado un mayor crecimiento en la región.

Respecto al Uruguay, señaló que debe repensar su posición en el Mercosur y si bien no intimó al país a que abandonara el bloque, debido a que adujo que “no estamos preparados para irnos”, dijo que debemos emular a Chile, buscando negociar por nuestro lado, pero advirtiendo a nuestros socios del Mercosur que los mismos son para la crecimiento local y no para perjudicar los intereses del bloque regional.

CAPITAL

TERMAL

No obstante, el joven salteño de reconocida trayectoria internacional, señaló que Salto tiene el potencial necesario como para orientar sus políticas en convertirse en la capital termal de la región del Mercosur. Expresó que llegó el momento de salir y de crecer, apostar a la región y al país, y convertirse en la capital termal, con inversiones en infraestructura y en estrategias de marketing que permitan lograrlo.

Manifestó su alegría porque supo de inversiones que apuestan al comercio regional desde nuestro medio y advierte que ese es el camino para lograr a una apuesta que no debemos dilatar más en el tiempo, sino que tenemos que tomarla porque reiteró que nuestro departamento, está en condiciones de crecer y de hacerlo para posicionarse en el mapa.

La charla que dictó Nicolás Albertoni en Salto el pasado jueves 6, en el Ateneo de Salto, fue organizada por el Departamento de Cultura de la Intendencia de Salto y contó con el apoyo de la Sede Salto de la Universidad Católica.