Ninguno de los coches de transporte escolar de Salto fue habilitado para circular, la Intendencia les dio prórroga

Ninguno de los coches de transporte escolar de Salto fue habilitado para circular, la Intendencia les dio prórroga
La Intendencia de Salto a través del departamento de Tránsito, realizó un llamado la semana pasada solicitando a los propietarios de los coches de transporte escolar que se presenten ante dichas oficinas a los efectos de proceder a un control de los requisitos exigidos legalmente para su funcionamiento, previo al comienzo del año escolar del próximo viernes 1º de marzo.
El plazo para la presentación de dichos coches venció en la jornada de ayer miércoles 20 de febrero, y para ser inspeccionados por la comuna en esta oportunidad, se presentaron ocho vehículos, de un total de diez de los que figuraban en el registro con el que cuenta la Intendencia.
Todos los vehículos que concurrieron a la inspección obligatoria de la Intendencia, presentaron algún tipo de observación por “no contemplar los requisitos” que exige la legislación nacional, (Ley Nº 18.191), por lo cual, ayer la Intendencia declaró “inhabilitados para circular” a la totalidad de los coches que se presentaron y en ese aspecto, se les otorgó una prórroga hasta el próximo 1º de marzo para poder acondicionar dichos vehículos, según las exigencias establecidas por la ley de marras.
Respecto a cada uno de los vehículos que se presentaron ayer, el departamento de Tránsito abrió un expediente donde consta el revelamiento realizado, las carencias observadas y el registro fotográfico que lo testimonia, según comentó a EL PUEBLO, el director del departamento de Tránsito de la Intendencia de Salto, José María Aguirre.
La inspección realizada en la pasada jornada por parte de los funcionarios de la comuna  estuvo centrada en la documentación correspondiente a cada vehículo, y en el hecho de que la misma sea correcta. Así como también, se procedió a una inspección ocular, atendiendo a que los coches escolares cuenten con las exigencias legales requeridas, como por ejemplo: el número de asientos, los vidrios no polarizados, los cinturones de seguridad obligatorios, entre otras exigencias.
Una segunda etapa sería la inspección técnica que debe llevarse a cabo en los talleres de la Intendencia de Salto, a través de sus mecánicos, la que se produciría luego de aprobada la inspección ocular, que en el caso de ayer, fracasó para todos los postulantes, los que hasta el año pasado prestaban sus servicios a los niños de todas las escuelas de Salto.
“La idea es darle unos días más para que regularicen la situación pero con las exigencias previstas, esto previo al comienzo de las clases” dijo a este diario Aguirre, haciendo referencia a que “todos los coches resultaron con alguna observación por carecer de los requisitos exigidos por la reglamentación nacional”, ya que el decreto departamental que se creó a tales efectos, aún no ha sido aprobado por la Junta Departamental de Salto.
“Esta exigencia es más que nada para que los padres tengan una mayor tranquilidad en cómo son transportados sus hijos”, comentó el director de Tránsito. Estas exigencias de un mayor control a estos coches, estuvieron en la agenda pública a raíz del trágico accidente ocurrido el pasado 31 de octubre donde falleció una niña de 4 años, que era trasladada por uno de estos coches y que cayó al pavimento luego de que se abriera la puerta lateral del vehículo en el que viajaba junto a otros escolares, perdiendo la vida de manera instantánea al caer del rodado.
La empresa responsable del traslado de los niños en la oportunidad en que se produjo dicho accidente, fue una de las que se presentó a la inspección de la Intendencia en la jornada de ayer, con un solo coche para dicha prueba. Sin embargo, ninguno de los coches que se presentaron ayer para la inspección ocular de la Intendencia, pasaron la prueba. Habrá que regularizar todo en breve, puesto que falta una semana para el comienzo de clases.
ALGUNOS PROPIETARIOS DE COCHES DAN
SU OPINIÓN
Las principales dificultades con las que se encuentran los coches de transporte escolar es, además de la falta de algunos implementos de seguridad que son obligatorios, el hecho de que algunos vehículos tienen una antigüedad mayor a los 10 años, que es la exigencia mínima para circular en este rubro.
Si bien muchos de los otros elementos que les son observados, para sus propietarios son “más fáciles” de solucionar, según afirmaron a EL PUEBLO algunos de los propietarios que concurrieron a la inspección en la mañana de ayer, la exigencia de una antigüedad no mayor a 10 años implica para algunos de ellos, una renovación completa de la flota de vehículos, algo que aparece como “impensable” para sus propietarios, quienes aducen que “carecen de la posibilidad de hacerlo”.
Asimismo, algunos de los consultados momentos antes de la realización de esta prueba, realizaron un llamado de atención por la situación que atraviesan los coches de transporte de pasajeros de la Intendencia de Salto, ya que argumentan que “los ómnibus andan repletos de gente y hay que ver en qué condiciones lo hacen”, afirmaron a EL PUEBLO, haciendo referencia a que también transportan muchos niños durante la época  de clases.
g

La Intendencia de Salto a través del departamento de Tránsito, realizó un llamado la semana pasada solicitando a los propietarios de los coches de transporte escolar que se presenten ante dichas oficinas a los efectos de proceder a un control de los requisitos exigidos legalmente para su funcionamiento, previo al comienzo del año escolar del próximo viernes 1º de marzo.

El plazo para la presentación de dichos coches venció en la jornada de ayer miércoles 20 de febrero, y para ser inspeccionados por la comuna en esta oportunidad, se presentaron ocho vehículos, de un total de diez de los que figuraban en el registro con el que cuenta la Intendencia.

Todos los vehículos que concurrieron a la inspección obligatoria de la Intendencia, presentaron algún tipo de observación por “no contemplar los requisitos” que exige la legislación nacional, (Ley Nº 18.191), por lo cual, ayer la Intendencia declaró “inhabilitados para circular” a la totalidad de los coches que se presentaron y en ese aspecto, se les otorgó una prórroga hasta el próximo 1º de marzo para poder acondicionar dichos vehículos, según las exigencias establecidas por la ley de marras.

Respecto a cada uno de los vehículos que se presentaron ayer, el departamento de Tránsito abrió un expediente donde consta el revelamiento realizado, las carencias observadas y el registro fotográfico que lo testimonia, según comentó a EL PUEBLO, el director del departamento de Tránsito de la Intendencia de Salto, José María Aguirre.

La inspección realizada en la pasada jornada por parte de los funcionarios de la comuna  estuvo centrada en la documentación correspondiente a cada vehículo, y en el hecho de que la misma sea correcta. Así como también, se procedió a una inspección ocular, atendiendo a que los coches escolares cuenten con las exigencias legales requeridas, como por ejemplo: el número de asientos, los vidrios no polarizados, los cinturones de seguridad obligatorios, entre otras exigencias.

Una segunda etapa sería la inspección técnica que debe llevarse a cabo en los talleres de la Intendencia de Salto, a través de sus mecánicos, la que se produciría luego de aprobada la inspección ocular, que en el caso de ayer, fracasó para todos los postulantes, los que hasta el año pasado prestaban sus servicios a los niños de todas las escuelas de Salto.

“La idea es darle unos días más para que regularicen la situación pero con las exigencias previstas, esto previo al comienzo de las clases” dijo a este diario Aguirre, haciendo referencia a que “todos los coches resultaron con alguna observación por carecer de los requisitos exigidos por la reglamentación nacional”, ya que el decreto departamental que se creó a tales efectos, aún no ha sido aprobado por la Junta Departamental de Salto.

“Esta exigencia es más que nada para que los padres tengan una mayor tranquilidad en cómo son transportados sus hijos”, comentó el director de Tránsito. Estas exigencias de un mayor control a estos coches, estuvieron en la agenda pública a raíz del trágico accidente ocurrido el pasado 31 de octubre donde falleció una niña de 4 años, que era trasladada por uno de estos coches y que cayó al pavimento luego de que se abriera la puerta lateral del vehículo en el que viajaba junto a otros escolares, perdiendo la vida de manera instantánea al caer del rodado.

La empresa responsable del traslado de los niños en la oportunidad en que se produjo dicho accidente, fue una de las que se presentó a la inspección de la Intendencia en la jornada de ayer, con un solo coche para dicha prueba. Sin embargo, ninguno de los coches que se presentaron ayer para la inspección ocular de la Intendencia, pasaron la prueba. Habrá que regularizar todo en breve, puesto que falta una semana para el comienzo de clases.

ALGUNOS PROPIETARIOS DE COCHES DAN

SU OPINIÓN

Las principales dificultades con las que se encuentran los coches de transporte escolar es, además de la falta de algunos implementos de seguridad que son obligatorios, el hecho de que algunos vehículos tienen una antigüedad mayor a los 10 años, que es la exigencia mínima para circular en este rubro.

Si bien muchos de los otros elementos que les son observados, para sus propietarios son “más fáciles” de solucionar, según afirmaron a EL PUEBLO algunos de los propietarios que concurrieron a la inspección en la mañana de ayer, la exigencia de una antigüedad no mayor a 10 años implica para algunos de ellos, una renovación completa de la flota de vehículos, algo que aparece como “impensable” para sus propietarios, quienes aducen que “carecen de la posibilidad de hacerlo”.

Asimismo, algunos de los consultados momentos antes de la realización de esta prueba, realizaron un llamado de atención por la situación que atraviesan los coches de transporte de pasajeros de la Intendencia de Salto, ya que argumentan que “los ómnibus andan repletos de gente y hay que ver en qué condiciones lo hacen”, afirmaron a EL PUEBLO, haciendo referencia a que también transportan muchos niños durante la época  de clases.







Recepción de Avisos Clasificados