Nuevo proyecto de Salud Mental pretende potenciar avances en las políticas de atención y prevención

Carla Palombo es representante de la Facultad de Ciencias Sociales y forma parte de un equipo interdisciplinario conformado por una psicóloga, una psiquiatra, una coordinadora de proyectos y Palombo como trabajadora social.
“Nosotros estamos trabajando desde el año pasado, estudiando la implementación de una política de salud mental que se aprobó en el año 2011, un decreto del Poder Ejecutivo que obliga a los prestadores incluidos en el Sistema Nacional Integrado de Salud a brindar una serie de dispositivos psicoterapéuticos y psicosociales a grupos concretos de la población. El decreto está estructurado en tres modos; uno estructurado sobre el eje de prevención, donde se le brinda atención al personal de la salud, a las personas vinculadas a la educación y a familiares y personas con uso problemático de drogas, también quienes atraviesan situaciones de violencia doméstica.
Otro de los ejes apunta al tratamiento de las enfermedades y el último de rehabilitación de trastornos más serios, afecciones graves y persistentes. Se propone realizar entrevistas a actores políticos, técnicos, trabajadores sociales, psiquiatras y – lo que es fundamental – conocer las voces de los usuarios organizados o no”.
Se está trabajando desde hace tiempo con el Movimiento Nacional de Usuarios de la salud pública y privada y la el motivo de la visita de la representante del proyecto a Salto tiene que ver con esta realidad.
Los usuarios deben conocer sus derechos y qué servicios se les presta desde la salud mental y qué debe exigir a la hora de la atención.
A su vez existen modalidades de psicoterapia grupal e individual. En ASSE no tienen costo y tienen una duración en función de la terapia que se realiza. Una de las críticas que se le hace al decreto es que determina unas poblaciones muy concretas que no abarcan todas las personas y las problemáticas. Por ejemplo, el personal policial no está contemplado dentro del decreto ni las personas con problemas de consumo de alcohol o depresión. En el caso de las mutualistas se paga un costo inferior al de las consultas convencionales y también tiene un límite terapéutico.
CADA DEPARTAMENTOCON SU REALIDADFRANK BUENO – “BIEN O MAL SE ESTÁ TRABAJANDO”
La investigadora sostuvo que dentro del análisis se advierte que cada departamento tiene su realidad y del estudio surge que los departamentos del norte experimentan una realidad compleja y – en ocasiones – difusa. En algunos lugares ni siquiera se sabe de la existencia del decreto; en los departamentos más cercanos a la capital del país, esta situación tiene otro andamiaje. En el sector privado funciona mejor que en ASSE. Los usuarios desconocen sus derechos y reclaman la falta de información; es necesario contribuir a una política y cultura de la evaluación de calidad. Frank Bueno – en representación de la Junta Departamental de Salud y el Movimiento de Usuarios destacó que a nivel de salud mental en nuestra ciudad “ha ido cambiando para bien y se han formado equipos en el sector público y privado como es el caso de “El Amparo” y “Casa Grande”.
“Lo bueno es que el usuario pueda conocer todos los puntos que los pueden beneficiar.
A posteriori de la visita de Carla Palombo se acordó en breve hacer una actividad importante en nuestro departamento, vinculada a las nuevas políticas de salud mental y a la construcción de nuevas herramientas de servicio.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...