Nuevo rector de principal universidad uruguaya prioriza lazos internacionales

El nuevo rector de la Universidad de la República (Udelar) de Uruguay, Rodrigo Arim, que asume hoy su cargo, considera que es «prioritario» que la principal universidad del país profundice los vínculos con sus pares a nivel internacional. «Para la universidad de un país pequeño son prioritarios los vínculos internacionales, en particular con sus pares, las universidades públicas de la región, pero también del mundo y ello implica construir caminos de ida y vuelta», aseguró Arim durante una entrevista con Efe, en la que también subrayó que ahondar en estos vínculos es un punto fundamental de su agenda de cara al rectorado. En ese sentido, el economista, que resultó electo como rector por una mayoría de estudiantes, docentes y egresados de la universidad pública el pasado 10 de octubre, señaló que la Udelar debe tener tanto los mecanismos «para sostener la presencia de estudiantes extranjeros en el país» como para exigir la presencia de estudiantes uruguayos en centros en el exterior. «Esos vínculos existen a nivel de algunas redes más puntuales, más pequeñas, pero hay que profundizarlos y parte de la agenda tiene que ver con avanzar en esa dirección», acotó el nuevo rector. A su vez, Arim, que se desempeñó en dos períodos como decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Administración de la Udelar, destacó que si bien aún tiene desafíos por delante, la principal casa de estudios terciarios del país, fundada en 1849, ha crecido y se encuentra bien posicionada en la región. «La universidad está bien posicionada en la región, cuenta con situaciones heterogéneas desde el punto de vista de las áreas disciplinares, pero es una universidad reconocida en el Mercosur en particular pero también en el resto de la región», puntualizó Arim. «Es una universidad que ha crecido, se ha desarrollado y ha fortalecido mucho su musculatura en términos de investigación por ejemplo con el programa Dedicación Total, que (…) es el principal programa de promoción de la investigación en todo el país», recalcó. Arim matizó que, de todas formas, la Udelar tiene una particularidad que la distingue de lo que generalmente sucede con las universidades en el mundo, ya que por su mandato legal y ético de democratizar la educación terciaria en el país, esta entidad es «un sistema en sí mismo» y, por lo tanto, juega «varios partidos a la vez». «En otros países las universidades más especializadas en investigación y generación de conocimiento muchas veces no tienen bajo su órbita la obligación o el mandato legal de generalizar la educación terciaria, porque lo hacen otras instituciones. Acá nosotros tenemos todo a la vez», explicó. Por otro lado, el economista -que será uno de los rectores más jóvenes del período posterior a la dictadura cívico-militar del país (1973-1985) con 46 años- afirmó que el contexto en el que se enmarcará su rectorado conlleva grandes desafíos. Sobre las expectativas que tiene para su rectorado, Arim apuntó que, dado que sus primeros dos años al frente del ente coinciden con el período electoral, en ese plazo habrá una veda al incremento presupuestal, mientras que en los dos años restantes convivirá con un nuevo Gobierno, por lo que la tarea es desafiante. «En este contexto, lo que tiene que hacer la universidad es centrar sus esfuerzos más programáticos en elaborar propuestas de largo aliento que vayan al encuentro de la necesidad de transformar la educación terciaria y superior en el Uruguay», apuntó. También manifestó, a su vez, que otro desafío serán los cambios institucionales que se deberán llevar a cabo en la Udelar, que produce entre el 70 % y el 80 % de la investigación general del país, como es el caso de la reforma de su ley orgánica. Asimismo, Arim, que ganó la elección contra el rector saliente, el profesor y matemático Roberto Markarián, argumentó que su rectorado va a poner énfasis en discusiones sobre temas como la descentralización y la concreción de reformas en el hospital universitario.

EFE