Obreros taparon “con cemento” una alcantarilla

Una casa ubicada en la calle Artigas al 1900 fue presa de una voraz enchorrada que destrozó buena parte del mobiliario del lugar y provocó que una dama octogenaria tuviera que ser autoevacuada.
Lo más grave del asunto, según denunció el dueño de casa a EL PUEBLO, es que la inundación de la vivienda no se dio por causas naturales. “El problema fue que los albañiles de una obra que se viene desarrollando en un terreno vecino pusieron un tapón de cemento en la alcantarilla, lo que provocó que el agua desembocara en mi casa”, aseveró Luis Alberto Ferreira a este diario.
El hombre, que es inquilino, aseguró que pretende llevar el caso a la justicia porque la actitud de los trabajadores de la obra contigua le generó un perjuicio económico. “Mañana mismo (por hoy) voy a concurrir a la Defensoría de Oficio para iniciar una demanda a los responsables, porque esto no puede quedar así”, acotó Ferreira.