Ocuparon estación de “La Gaviota” y sindicato no descarta extender la medida a todas las estaciones del departamento

«Cuando se decide formar un sindicato, los patrones echan al personal diciendo que es por una reestructura de la empresa, pero después toman a tres o cuatro empleados nuevos”, esa fue la razón según los representantes del sindicato de los trabajadores de estaciones de servicio, por el cual mantienen la medida de ocupación en el establecimiento ubicado cerca de la zona de Cuatro Bocas.
Carteles que dicen “despido”.
En el enclave de la avenida Reyles con la Ruta 3 se encuentra la estación de servicio de sello Esso, que ayer amaneció con una medida radical de parte de los trabajadores. Los mismos acusan que llegaron a esa instancia porque han mantenido reclamos ante el Ministerio de Trabajo, pero que al momento no han sido atendidos.
Por tal motivo, el sindicato de trabajadores del sector ha comenzado a movilizarse y espera que en las próximas horas haya diálogo y soluciones. La situación comenzó en la mañana de ayer, pasadas las nueve de la mañana, cuando integrantes de la U.N.T.M.R.A. (Unión de Trabajadores del Metal y Ramas Afines), ocupó la estación de servicio ubicada en la zona de La Gaviota, sobre el bypass de la ruta Nº 3 y la avenida Reyles, en reclamo del reintegro de un trabajador que fue despedido días pasados.
Según comentó a EL PUEBLO, el secretario de prensa de dicho sindicato, Héctor Trinidad, la medida fue adoptada luego de varias instancias de diálogo tanto en el Ministerio de Trabajo como en la DINATRA (Dirección Nacional de Trabajo que funciona en la órbita del Ministerio del ramo en Montevideo), se tomó la decisión de paralizar el funcionamiento de la estación de servicio ubicada sobre la ruta Nº 3 y por el momento, no descartan extender dicha medida a las nueve estaciones de servicio restantes que existen en Salto, para la venidera Semana de Turismo, si los reclamos no son atendidos.
El sindicalista comentó a este diario “que las medidas son en respuesta a una situación que lleva varios meses de conflicto, en lo que significa un reclamo por actitudes antisindicales de parte de la patronal”.
LIBERTAD
SINDICAL
Los trabajadores señalaron que las decisiones adoptadas contra las patronales atentan contra la libertad sindical. “Cuando se decide formar un sindicato, los patrones echan al personal que quiere involucrarse en esa tarea, que es un derecho del trabajador amparado legalmente, diciendo que es debido a una reestructura de la empresa, pero después toman a tres o cuatro empleados nuevos”, dijo Trinidad, dejando “en claro que lo que querían era descabezar al sindicato e impedir que el mismo se formara”.
Indicó que “lo último que pasó, fue que despidieron a tres trabajadores que se habían afiliado al sindicato desde esa estación de servicio, dos de ellos aceptaron el despido y el restante solicitó el reintegro en base a lo que considera una actitud antisindical de parte de la empresa”, explicó el sindicalista.
A todo esto, la estación de servicio que está ubicada en un lugar estratégico en el ingreso a la ciudad de Salto cerca del monumento a Eladio Dieste, denominado por su obra “La Gaviota”, permanece ocupada por los trabajadores y en el caso de no conseguir una solución al respecto, los mismos no descartan extender la medida al resto de las estaciones de servicio que existen en nuestro departamento, lo que significaría una medida de importantes consecuencias para los salteños y sobre todo para aquellos turistas que visiten nuestra ciudad durante la semana de turismo, que comienza el próximo domingo 29.
En tanto, los delegados sindicales señalan que la medida de despedir a personas por integrarse a sindicatos es “claramente violatoria de la ley 17.940”, que fue sancionada en 2005 y que promueve la protección de la libertad sindical.
Precisamente esa ley establece que considera una “falta grave que un trabajador sea despedido por asociarse a un sindicato para defender sus derechos. Y sobre todo cuando el despedido es la cabeza de la organización sindical en ese lugar de trabajo y que es despedida por ese motivo”.
Dando lugar a su inmediato reintegro, salvo casos de notoria mala conducta y/o que su presencia represente una verdadera amenaza para la empresa. Aunque en el caso de que el trabajador deba ser reintegrado después de un proceso sumario y ordenado por un juez, la justicia laboral podrá incluso imponer una sanción pecuniaria a la empresa por este tipo de prácticas, que atenten contra la libertad sindical, derecho reconocido en la legislación uruguaya y por acuerdos suscritos con la Organización Internacional del Trabajo (OIT).
Por este caso, EL PUEBLO intentó comunicarse con los titulares de la empresa a través de los números telefónicos que nos fueron proporcionados, pero los resultados no tuvieron éxito.

«Cuando se decide formar un sindicato, los patrones echan al personal diciendo que es por una reestructura de la empresa, pero después toman a tres o cuatro empleados nuevos”, esa fue la razón según los representantes del sindicato de los trabajadores de estaciones de servicio, por el cual mantienen la medida de ocupación en el establecimiento ubicado cerca de la zona de Cuatro Bocas. Carteles que dicen “despido”.

En el enclave de la avenida Reyles con la Ruta 3 se encuentra la estación de servicio de sello Esso, que ayer amaneció con una medida radical de parte de los trabajadores. Los mismos acusan que llegaron a esa instancia porque han mantenido reclamos ante el Ministerio de Trabajo, pero que al momento no han sido atendidos.

Por tal motivo, el sindicato de trabajadores del sector ha comenzado a movilizarse y espera que en las próximas horas haya diálogo y soluciones. La situación comenzó en la mañana de ayer, pasadas las nueve de la mañana, cuando integrantes de la U.N.T.M.R.A. (Unión de Trabajadores del Metal y Ramas Afines), ocupó la estación de servicio ubicada en la zona de La Gaviota, sobre el bypass de la ruta Nº 3 y la avenida Reyles, en reclamo del reintegro de un trabajador que fue despedido días pasados.

Según comentó a EL PUEBLO, el secretario de prensa de dicho sindicato, Héctor Trinidad, la medida fue adoptada luego de varias instancias de diálogo tanto en el Ministerio de Trabajo como en la DINATRA (Dirección Nacional de Trabajo que funciona en la órbita del Ministerio del ramo en Montevideo), se tomó la decisión de paralizar el funcionamiento de la estación de servicio ubicada sobre la ruta Nº 3 y por el momento, no descartan extender dicha medida a las nueve estaciones de servicio restantes que existen en Salto, para la venidera Semana de Turismo, si los reclamos no son atendidos.

El sindicalista comentó a este diario “que las medidas son en respuesta a una situación que lleva varios meses de conflicto, en lo que significa un reclamo por actitudes antisindicales de parte de la patronal”.

LIBERTAD SINDICAL

Los trabajadores señalaron que las decisiones adoptadas contra las patronales atentan contra la libertad sindical. “Cuando se decide formar un sindicato, los patrones echan al personal que quiere involucrarse en esa tarea, que es un derecho del trabajador amparado legalmente, diciendo que es debido a una reestructura de la empresa, pero después toman a tres o cuatro empleados nuevos”, dijo Trinidad, dejando “en claro que lo que querían era descabezar al sindicato e impedir que el mismo se formara”.

Indicó que “lo último que pasó, fue que despidieron a tres trabajadores que se habían afiliado al sindicato desde esa estación de servicio, dos de ellos aceptaron el despido y el restante solicitó el reintegro en base a lo que considera una actitud antisindical de parte de la empresa”, explicó el sindicalista.

A todo esto, la estación de servicio que está ubicada en un lugar estratégico en el ingreso a la ciudad de Salto cerca del monumento a Eladio Dieste, denominado por su obra “La Gaviota”, permanece ocupada por los trabajadores y en el caso de no conseguir una solución al respecto, los mismos no descartan extender la medida al resto de las estaciones de servicio que existen en nuestro departamento, lo que significaría una medida de importantes consecuencias para los salteños y sobre todo para aquellos turistas que visiten nuestra ciudad durante la semana de turismo, que comienza el próximo domingo 29.

En tanto, los delegados sindicales señalan que la medida de despedir a personas por integrarse a sindicatos es “claramente violatoria de la ley 17.940”, que fue sancionada en 2005 y que promueve la protección de la libertad sindical.

Precisamente esa ley establece que considera una “falta grave que un trabajador sea despedido por asociarse a un sindicato para defender sus derechos. Y sobre todo cuando el despedido es la cabeza de la organización sindical en ese lugar de trabajo y que es despedida por ese motivo”.

Dando lugar a su inmediato reintegro, salvo casos de notoria mala conducta y/o que su presencia represente una verdadera amenaza para la empresa. Aunque en el caso de que el trabajador deba ser reintegrado después de un proceso sumario y ordenado por un juez, la justicia laboral podrá incluso imponer una sanción pecuniaria a la empresa por este tipo de prácticas, que atenten contra la libertad sindical, derecho reconocido en la legislación uruguaya y por acuerdos suscritos con la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Por este caso, EL PUEBLO intentó comunicarse con los titulares de la empresa a través de los números telefónicos que nos fueron proporcionados, pero los resultados no tuvieron éxito.