Oposición pide al Gobierno uruguayo que declare por fuga de mafioso italiano

Montevideo, 25 jun (EFE).- El senador del Partido Nacional (PN, derecha) Javier García dijo este martes a Efe que citó «urgentemente» al ministro del Interior, Eduardo Bonomi, a que comparezca ante la Comisión de Seguridad del Parlamento por la fuga de un mafioso italiano que iba a ser extraditado a su país. Dicho escape, en el que participaron cuatro criminales internacionales -uno de ellos, Rocco Morabito, jefe de una mafia italiana calabresa llamada ‘Ndrangheta-, se produjo en la madrugada de este lunes en una cárcel de Montevideo. «Es un hecho muy grave. Que se escapen delincuentes criminales, uno con un proceso de extradición a Italia, del edificio central de la jefatura de Montevideo, que esta en el centro de la capital, no solamente es una fuga corrupta, sino que esto nadie puede creer que sea un episodio que haya sido sin ayuda», recalcó el político. Además, para respaldar su opinión, García resaltó que hoy varios medios locales sacaron a la luz que trabajadores del centro habían dicho al Departamento de Análisis e Investigaciones Penitenciaria que Morabito -también conocido como el «rey de la cocaína de Milán»- ofrecía 80.000 dólares a los policías que lo ayudaran a escapar. «Es imposible que en una cárcel se arme un boquete y que se haga el ruido del boquete sin que nadie se entere. Y uno de ellos, aparentemente, se ha escapado por una de las puertas que da a una de las calles paralelas a la principal avenida de Montevideo», declaró el senador. En ese sentido, apuntó que la razón por la que supuestamente se eligió el Centro de Ingreso, Diagnóstico y Derivación del INR fue porque ese centro tiene la «capacidad» de luchar contra la posible corrupción de los presos. El integrante de la Comisión de Seguridad del Senado detalló que pidió esta citación al ministro de forma «urgente», porque le parece un tema «muy grave» tanto a nivel internacional como nacional y porque el Gobierno no ha dado declaraciones desde que se dio la fuga. «No la tuve yo (una respuesta) y no la tuvo todo el país, el ministro está escondido, el Gobierno está escondido en este tema abajo de la alfombra», remarcó García. La fuga de Morabito también ha tenido repercusiones a nivel internacional, pues el vicepresidente del Gobierno italiano y ministro del Interior, Matteo Salvini, dijo este martes que pedirá explicaciones a Uruguay por la fuga del mafioso, hecho que clasificó de «desconcertante» y de «grave». El miembro de la ‘Ndrangheta, la mafia más cruel y potente de Italia actualmente, estaba en la mira de la Justicia desde hace 23 años y se encontraba entre los cinco criminales más buscados de Italia, hasta su arresto en septiembre de 2017 en el país austral, donde llevaba viviendo una decena de años con pasaporte falso. Morabito está condenado por asociación criminal, tráfico de drogas y otros graves delitos a más de 30 años de cárcel. En Sudamérica se ocupaba de hacer llegar la droga desde este continente al norte de Italia, según los investigadores de su caso. En el momento del arresto, el jefe del clan se encontraba en un hotel de Montevideo, pero vivía en una lujosa mansión en Punta del Este, domicilio donde fueron encontradas doce tarjetas de crédito, trece teléfonos móviles, cheques su una importante cantidad de dinero, así como varias armas. EFE