Pablo Sánchez: “Fue un año que me permitió conocerme a través de los demás”

Pablo Sánchez: “Fue un año que me  permitió conocerme a través de los demás”

El artista Pablo Sánchez – en su reflexión sobre la actividad 2017 destacó: “Ha sido un año que me permitió conocerme un poco más a través de las demás personas. Muy enriquecedor en cuanto a los hallazgos respecto a la búsqueda estética. Si bien no es algo que me inquiete, de vez en cuando doy una mirada hacia lo ya transitado para tomar impulso para recibir lo que se vendrá y esa acción me ha cargado de ganas de seguir inventando, de seguir efectuando preguntas que motiven la acción. También fue un año de pérdidas y entre esas pérdidas hay una que generó un impacto gigante. Esta ausencia generó mucho dolor que gradualmente fue transformándose en creación. Los sentimientos encontrados se conjugaron y fueron el trampolín para seguir. Año de variados encuentros, de variados desencuentros y de varias sorpresas. Considero de que vivimos un momento de ausencia de sorpresas y de vivencias de aventuras. Lo inesperado se lo deja a un lado y se persigue lo seguro, lo comprobable, lo exacto y la respuesta única” – enfatizó. En mi caso las sorpresas no estuvieron ausentes como tampoco la vivencia de aventuras artísticas que se materializaron junto a quienes disfrutan de esa experiencia. Visto desde un carácter teatral los conflictos metieron su nariz y eso llevo a tomar determinaciones trascendentales para lo que se viene. Proyectos rondan por las cabezas… ¿Otro encare?, ¿otra estética? ¿Cuál sera el nuevo canal de comunicación para con el espectador? Por ahí dirigirnos a lo cotidiano/familiar podría ser una de las tantas respuestas, o las costumbres más cercanas se transformen en lo fantástico , la ficción. Invitarnos a un viaje hacia lo más profundo y cercano, insistir mucho más en la escucha, pero en la escucha verdadera no en el hacer «cómo si». Las experiencias vividas dejaron marcas que en el intento de quitarlas manchaban otras partes paro al final, al tomar distancia y mirar el todo, nos dimos cuenta de la necesidad de la horizontalidad comprometida; es decir accionar comprometidos, las energías en conexión y con los objetivos claros. Entre los objetivos: la búsqueda constante, la responsabilidad a flor de piel sin excusas, la entrega y defensa de lo generado.
Desde hace un tiempo viene inquietándome el teatro del objetos el cual está basado en que todas las cosas poseen un alma; objetos y espacios tienen una vida propia, como cualquier otro organismo.
La materia dispone de un sentimiento interno, este sentimiento, y lo que sucede alrededor de él, están en relación dialéctica uno respecto del otro a nueva instancia, una resignificación.
EL ARTE DEL TEATRO
DE OBJETOS
El arte del teatro de objetos se esconde precisamente en su aspecto superficial. Como nuestra piel, nuestra superficie se une tanto al mundo exterior como la creación profunda de nuestro ser, donde lo interno y lo externo fluyen uno dentro del otro.
En el aspecto inmaterial, se interioriza la característica interna del ser como la esencia del teatro del objeto, la profundidad de la superficie.
Mirar hacia adentro a través de la superficie. Nunca como algo decorativo o subordinado, sino como un testimonio a la representación del objeto mismo. “El objeto obliga al hombre a dilatar sus sentidos, a dejarse llevar por el fluir de la conciencia, un lenguaje que recorre la historia de los hombres, sus desencuentros, su dolor, su incomunicación y su soledad». (Tadeusz Kantor) «La imagen naturalista y su contemplación constituyen un obstáculo serio para la percepción de la obra de arte. Lo comprenderemos al tomar conciencia de que las formas naturalistas, objetivas se captan por medio del mecanismo cerebral, mientras que las formas abstractas, al no recordarnos nada, actúan directa y perfectamente, ya que alcanzan nuestro subconciente: esto significa que el espectador las siente en lugar de distinguirlas y analizarlas objetivamente. Es por eso que: las formas abstractas son capaces de expresar estados psíquicos; una es tranquila, concentrada, aislada; otras son chillonas, dispersas, se evitan unas a otras o se atraen; huidas, ascensos, caídas, esperas, cumplimientos, fricciones, desconfianzas, pueden exteriorizarse de ese modo. En este sistema, el objeto y el hombre atraen toda la atención sobre ellos». Sostengo que la selección del tipo de material que se escoja dependerá del género de teatro.
La expresividad está envuelta en la autenticidad material del objeto y de la magia teatral que, a su vez, está atada al concepto de transformación. La posibilidad del teatro para agregar una capa más paralela a la de «naturaleza de la realidad». Una segunda realidad a través de la transformación de un actor en una situación dramática. Me atrae el Teatro del objeto por ser un teatro de imágenes. El elemento dramático como imagen está conectado en la percepción con el pintor y el escultor. La imagen, como movimiento o acción, puede ser apreciada, como una pintura o una escultura, en un solo golpe de vista perceptible en su totalidad. Puede uno mirar un segundo o todo un día. Todos los detalles puedes ser absorbidos o no. La percepción no está atada al tiempo como la literatura o la música. Por tener que ser sometido al tiempo del teatro, que demuestra la acción dramática en un tiempo concreto. El teatro del objeto toma una posición intermedia y depende del género y del concepto del teatrista de qué lado se inclina. La combinación de imágenes independientes es una manera de acentuar la contradicción entre el tiempo de imagen y el tiempo de teatro.
El teatro simultáneo es un teatro donde esto sucede. El teatro de espacio donde el espectador está envuelto por la escena es otra alternativa para influenciar la percepción del tiempo.“Objetos y materiales de la más baja condición social: En un basurero es más sencillo observar la ambigüedad de los valores, desde la pobreza de los objetos el hombre se hace vulnerable. El Corazón se abre y muestra parte de su fruto sin amarras ni pudor de su propia locura y verdad». Marcos Rosenzvaig. «Cuanto más baja es la «categoría» de un objeto, más posibilidades tiene de revelar su objetividad; su elevación desde esas filas de desprecio y ridículo constituye, en elarte, un acto de pura poesía. Los objetos que representan «los fondos» más bajos, condenados desde el principio al basurero (revelan ya, en el umbral de la aniquilación, en un relámpago postrero, su propia existencia autónoma objetiva.
Objetos de «categoría inferior», de los que nos libramos por desatención, la omisión, el olvido y luego simplemente tirándolos a la basura. He utilizado un objeto excepcionalmente utilitario, y por eso cargado de una realidad insistente y brutal, en una posición que choca con la práctica. Le he dado un movimiento y una función absurda, considerando la suya propia, pero por eso mismo lo he transportado a la esfera de la plurisignificación, del desinterés de la poesía.» Tadeusz Kantor «Los mexicanos captan el Manas, las fuerzas que duermen en todas las formas, que no se liberan si contemplamos las formas como tales, pero que nacen a la vida sinos identificamos mágicamente con esas formas. Y ahí están los viejos totems para apresurar la comunicación. Cuando todo nos impulsa a dormir, y mirar con ojos fijos y conscientes, es difícil despertar y mirar como en sueños, con ojos que no saben ya para que sirven, con una mirada que se ha vuelto hacia adentro. Es necesario admitir que en la destinación de un objeto, en el significado o en el empleo de una forma natural, todo es convención. Así como la naturaleza dio a un árbol la forma de un árbol, hubiera podido darle perfectamente la forma de un animal o de una colina, y ante el animal o la colina hubiéramos pensado árbol, invirtiéndose así todo un orden.
Se presume que una hermosa mujer tiene una voz armoniosa; si desde que el mundo es mundo las mujeres nos hubieran llamado con bramidos, hubiésemos asociado para siempre la idea de bramido a la idea de mujer hermosa, y una parte de nuestra visión interna del mundo se hubiera transformado así radicalmente. Teatralmente, esas inversiones de formas, esos desplazamientos de significado podrían llegar a ser el elemento esencial de esta poesía en el espacio.” Antonin Artaud. En el teatro de objetos se visualiza todo, hasta los elementos psicológicos de la actuación estos se hacen palpables como imagen o como personajes. De esta forma, todos los medios manejados se hacen objetos. Se trata de lograr una armonía al interiorizar todos los elementos.
Todos los medios visuales que se encargan de la interiorización necesaria desempeñan su rol individual. (escenografía, instalaciones, materiales de deshecho, construcciones, objetos kinéticos, luz, oscuridad, sombra o color).










El tiempo

Ediciones anteriores

diciembre 2017
L M X J V S D
« nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031