- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Padre cría solo a su hijo desde que nació, llegó desde Salto a Montevideo y el Mides no le dio refugio por ser hombre

Le dijeron que solo atienden madres y tampoco le brindaron información sobre otros refugios a donde dirigirse

Gustavo llegó a Montevideo desde Salto junto a su pequeño hijo Lojan hace diez días. Familiares y amigos les dieron alojamiento durante las primeras noches, pero desde este jueves están en situación de calle.
“Ya no quiero molestar más, ya soy grande y tengo que salir adelante por sí solo y tengo un hermoso hijo que la verdad que es mi fortaleza, lo que me mantiene siempre adelante y positivamente”, dijo Gustavo a Telemundo.
La pasada madrugada, un viejo amigo les permitió resguardarse en un restorán céntrico. Esta mañana se presentaron en el centro Puerta de Entrada del Ministerio de Desarrollo Social, en Convención y Paysandú, que coordina los traslados a los distintos refugios, pero allí le informaron que sólo recibían madres con hijos, no padres.
“Me dijeron que no, que no tenía un lugar donde estar con mi hijo, que sólo aceptaban madres con hijos. La verdad que me siento re triste porque no lo puedo creer la injusticia que están haciendo conmigo. Quiero que esto no le pase más a ningún padre que se hace cargo de un hijo”, relató.
En Mides tampoco le brindaron orientación sobre otros refugios a donde dirigirse. Más tarde, Telemundo fue a consultar a Puerta de Entrada, pero no obtuvo respuesta.
Gustavo crió sólo a su hijo desde que era un bebé, tras obtener su tenencia por los problemas de adicción que tenía la madre del pequeño. Trabajó muchos años en la construcción y pudo construirse su casa en el Cerro, donde llevaba una vida digna.
Dos años atrás, volvió a enamorarse y formar una pareja, con la que decidió irse a Salto para probar suerte, pero las cosas no salieron bien.
“Yo tenía mi familia, tenía mi abuela y eso y yo pensé que iba a ser todo lindo pero fue totalmente distinto a lo primero y nos fue re mal. Decidí venirme para acá de vuelta”, contó el hombre.
Gustavo había vendido su casa para irse a Salto y el poco dinero que obtuvo por ella se esfumó sobreviviendo en la ciudad norteña. Separado y sin plata, regresó a la capital con una mano adelante y la otra atrás. “Fue el error más grande, la verdad que al día de hoy estoy totalmente arrepentido”, confesó.
“Ayer lo abrazaba a mi hijo que se me durmió aúpa y no lo puedo creer, es un vacío totalmente, no hay palabras, hay que vivirlo en carne propia para darse cuenta lo que es realmente y no se lo deseo a nadie”, dijo.
Gustavo está decidido a salir adelante, mientras sobrevive junto a su hijo en las calles de la capital. “Me tengo fe que voy a salir adelante, siempre positivo, no voy a bajar los brazos porque tengo una hermosa criatura”, finalizó.
Celular de contacto:
097026257
(En base a Telemundo, Canal 12, Montevideo)