Padre que perdió 2 hijos en 18 días alerta sobre llamada de falso abogado haciéndose pasar por el del Seguro

Padre que perdió 2 hijos en 18 días alerta sobre llamada  de falso abogado haciéndose pasar por el del Seguro
Roberto Elías, empresario salteño dedicado a realizar tatuajes, negocio que ha implantado en Salto hace ya varios años, se acercó a nuestra Redacción profundamente conmovido y con el triste propósito de dedicar un recuerdo a sus dos hijos que han fallecido muy jóvenes.
El primero de ellos en Concordia,  donde vivía con su madre, Walter Rodolfo autoeliminándose el 30 de junio y el segundo, Roberto Gonzalo, de 19 años, quien había quedado conmovido por la muerte de su hermano, 18 días después (el 18 de Julio) en un siniestro de tránsito en Costanera Norte, cuyas circunstancias todavía están por aclararse.
Elías recuerda a sus hijos como dos chicos con toda la alegría propia de sus años juveniles. El primero tenía un bebé de tres meses y medio y Roberto Gonzalo era padre de una nena, Sabrina, de 8 meses.
En el caso de la muerte de Roberto Gonzalo, señaló que se han dicho muchas cosas, hay muchas versiones y la gente repite lo primero que escucha, dicen que venía borracho, dicen que venía drogado, jugando picadas, dicen cualquier cosa…
También hay gente que me ha dicho “porque vos le sacaste el seguro por que te interesa la plata” porque Roberto Gonzalo tenía un seguro total. No saben que como ellos tienen la madre en Concordia, pasaban por el puente internacional y allí les exigen el seguro.
La policía, señala Elías, hizo espirometría del conductor del vehículo que lo chocó y se comprobó que tenía 9,7 de alcohol en la sangre, pero que sepamos no lo reveló, tanto es así que a las pocas horas el conductor de la camioneta estaba libre. Yo espero que vengan los resultados de las pericias de Montevideo, donde se están haciendo, para saber a qué atenerme.
Yo tengo versiones de sus amigos que como él tenía el cumpleaños de la madre en Concordia al día siguiente, había  tomado poco en el baile y hasta se había tomado una Coca Cola, porque sabía que tenía que cruzar el puente, pero ahora todo el mundo habla que venía borracho, jugando picadas y no sé qué más.
En otro momento Elías manifestó, a mi nunca me avisaron (las autoridades) del accidente. Fue a las 6,20 de la mañana y a mi unos amigos de él me avisaron a las 8,30. Cuando llegué ya habían sacado la camioneta y habían desarmado toda la escena del siniestro.
UN ALERTA  ANTE
SITUACIONES
SIMILARES
En otro orden, Elías, manifestó su deseo de alertar de una situación que se registra en estos casos. Sucede que estando yo ante esta tragedia de mi hijo, me llama una persona, diciéndome “soy Nicolás, soy abogado del Seguro, vos no hagas nada, solo comunicate con nosotros… Me dijo que me quedara tranquilo, que el Seguro iba a hacer todo lo que hubiera que hacer…y se encargaría de todo, que a mí no me iban a  molestar. En esos momentos la persona no está en condiciones de pensar y por lo tanto, uno se descansa en lo que le dicen…
Sucede que cinco días después – prosiguió – me caen dos personas del seguro de mi hijo, señalándome que nadie les avisó… ¿Cómo no?, si uno de Uds. me llamó ese mismo día…, les dije. No nosotros nunca llamamos, porque nadie nos avisó, fue la respuesta.
Entonces, uno se pregunta ¿quién es capaz de manejarse de esta manera? Alguien saca ventaja de esta  forma y es necesario que la gente se asesore debidamente y tome las precauciones que corresponden en horas tan difíciles.
Yo estoy tratando de llegar hasta las últimas consecuencias, porque no quiero que quede como en otros casos en la nada. Hay muchas interrogantes aún y espero que la Justicia se expida para después continuar con lo que corresponde, manifestó.
Quien firma, Roberto Elías, hace constar que he leído y aprobado el texto precedente, a publicarse en diario EL PUEBLO y asume toda la responsabilidad que pudiera surgir de dicha publicación.
Roberto Elías. C. I.

Roberto Elías, empresario salteño dedicado a realizar tatuajes, negocio que ha implantado en Salto hace ya varios años, se acercó a nuestra Redacción profundamente conmovido y con el triste propósito de dedicar un recuerdo a sus dos hijos que han fallecido muy jóvenes.

El primero de ellos en Concordia,  donde vivía con su madre, Walter Rodolfo autoeliminándose el 30 de junio y el segundo, Roberto Gonzalo, de 19 años, quien había quedado conmovido por la muerte de su hermano, 18 días después (el 18 de Julio) en un siniestro de tránsito en Costanera Norte, cuyas circunstancias todavía están por aclararse.

Elías recuerda a sus hijos como dos chicos con toda la alegría propia de sus años juveniles. El primero tenía un bebé de tres meses y medio y Roberto Gonzalo era padre de una nena, Sabrina, de 8 meses.

En el caso de la muerte de Roberto Gonzalo, señaló que se han dicho muchas cosas, hay muchas versiones y la gente repite lo primero que escucha, dicen que venía borracho, dicen que venía drogado, jugando picadas, dicen cualquier cosa…

También hay gente que me ha dicho “porque vos le sacaste el seguro por que te interesa la plata” porque Roberto Gonzalo tenía un seguro total. No saben que como ellos tienen la madre en Concordia, pasaban por el puente internacional y allí les exigen el seguro.

La policía, señala Elías, hizo espirometría del conductor del vehículo que lo chocó y se comprobó que tenía 9,7 de alcohol en la sangre, pero que sepamos no lo reveló, tanto es así que a las pocas horas el conductor de la camioneta estaba libre. Yo espero que vengan los resultados de las pericias de Montevideo, donde se están haciendo, para saber a qué atenerme.

Yo tengo versiones de sus amigos que como él tenía el cumpleaños de la madre en Concordia al día siguiente, había  tomado poco en el baile y hasta se había tomado una Coca Cola, porque sabía que tenía que cruzar el puente, pero ahora todo el mundo habla que venía borracho, jugando picadas y no sé qué más.

En otro momento Elías manifestó, a mi nunca me avisaron (las autoridades) del accidente. Fue a las 6,20 de la mañana y a mi unos amigos de él me avisaron a las 8,30. Cuando llegué ya habían sacado la camioneta y habían desarmado toda la escena del siniestro.

UN ALERTA  ANTE SITUACIONES SIMILARES

En otro orden, Elías, manifestó su deseo de alertar de una situación que se registra en estos casos. Sucede que estando yo ante esta tragedia de mi hijo, me llama una persona, diciéndome “soy Nicolás, soy abogado del Seguro, vos no hagas nada, solo comunicate con nosotros… Me dijo que me quedara tranquilo, que el Seguro iba a hacer todo lo que hubiera que hacer…y se encargaría de todo, que a mí no me iban a  molestar. En esos momentos la persona no está en condiciones de pensar y por lo tanto, uno se descansa en lo que le dicen…

Sucede que cinco días después – prosiguió – me caen dos personas del seguro de mi hijo, señalándome que nadie les avisó… ¿Cómo no?, si uno de Uds. me llamó ese mismo día…, les dije. No nosotros nunca llamamos, porque nadie nos avisó, fue la respuesta.

Entonces, uno se pregunta ¿quién es capaz de manejarse de esta manera? Alguien saca ventaja de esta  forma y es necesario que la gente se asesore debidamente y tome las precauciones que corresponden en horas tan difíciles.

Yo estoy tratando de llegar hasta las últimas consecuencias, porque no quiero que quede como en otros casos en la nada. Hay muchas interrogantes aún y espero que la Justicia se expida para después continuar con lo que corresponde, manifestó.

Quien firma, Roberto Elías, hace constar que he leído y aprobado el texto precedente, a publicarse en diario EL PUEBLO y asume toda la responsabilidad que pudiera surgir de dicha publicación.

Roberto Elías. C. I.