Para la Dra. Mónica Xavier se trata de hallar una solución que garantice accesibilidad, pero que también sea sostenible en el tiempo

Para la Dra. Mónica Xavier se trata de  hallar una solución que garantice accesibilidad,  pero que también sea sostenible en el tiempo

La Dra. Mónica Xavier, Senadora por el Frente Amplio y Secretaria General del Partido Socialista, integrante de las comisiones de Población, Salud, Medio Ambiente, Presupuesto (que seguramente este año cambie para ingresar a la de Ganadería), Internacionales, Constitución, más la Bancada Bicameral Femenina, dialogó con EL PUEBLO en su visita a la redacción, donde manifestó, de la siguiente manera, su postura sobre ciertos temas que interesan al quehacer nacional y local

Xavier, quien además es médica especializada en cardiología, dio su opinión en relación al IMAE Cardiológico que se reclama para Salto.

Como integrante de la Comisión de Salud, ¿cuál es su opinión, su lectura, respecto al desfalco que hubo en el FONASA?
Lo primero a decirle es que hemos estado siempre preocupados por los dineros que salen del sistema de salud para cosas no asistenciales; es así que siempre existió la preocupación por lo que dimos en llamar “intermediación lucrativa”, que se configuró como delito, y que suponía el pago en alguna especie o en moneda, por la afiliación de la persona a una institución mutual.
Incluso, en más de una legislatura, el tema estuvo en consideración, y reformulamos una ley, que en determinado momento habíamos votado, porque sentíamos que no abarcaba todas las condiciones. Claro, a veces no es fácil detectar el entramado del delito y sus derivaciones, con lo cual, las noticias de hace 48 horas, aún no nos queda claro de si puede ser una etapa de esa intermediación lucrativa o si es un fraude que tiene otro anclaje, porque, si bien la Junta Nacional de Salud, la preside el Ministerio de Salud Pública (MSP), la gestión del FONASA, la lleva adelante el BPS; y, aparentemente, acá hubo algo más que afiliaciones “truchas”, hubo seguros por enfermedad, también “truchos”; por lo pronto eso fue lo que se escuchó en los medios de comunicación que había dicho la Jueza que lleva el caso.
Entonces, estamos atentos. El Ministro de Salud nos ha ofrecido venir a la Comisión de Salud del Senado a brindar la información de lo que hasta el momento tiene; por supuesto que es muy bien recibido pero, creo que lo más importante es esperar un poco, a que organismos como la Policía que es quien detecta esto; la Justicia, que es adonde va, una vez que se encuentra un cabo de este delito, ambas investiguen, como para ver si, desde el punto de vista legislativo, debemos hacer algún ajuste a la legislación, y hasta dónde llegan las eventuales complicidades de este delito.
Es preocupante, porque en la salud se maneja muchísima plata, y uno siempre quiere que eso sea para los efectos sanitarios; no para que se enriquezcan cadenas de promotores o justifiquen desvíos de esa plata que va para otro lado que no es lo asistencial.
Con seguridad ya le han hecho esta pregunta, ¿qué opinión tiene sobre la posibilidad de instalar un IMAE en Salto?
Hace muchos años que se habla de este tema; pero hubo una realidad, que nosotros hemos criticado mucho, que es la concentración en Montevideo, de todos los Institutos de Medicina Altamente Especializada (IMAE), además concentrados todos en una misma zona. ¿Qué supone eso?; que los inversionistas buscan la rentabilidad, y que no es fácil al norte del Río Negro, garantizar rentabilidad en emprendimientos. Acá no hay una cuestión de que los ciudadanos sean de primera o de segunda, hay una cuestión de responsabilidad en la gestión en donde hay que garantizar sustentabilidad de un emprendimiento de esa naturaleza, por más que supuestamente los privados se hagan cargo.
Usted vio que, siempre, las ganancias se privatizan y las deudas se socializan, ¿no? Eso uno lo escucha una y otra vez y en todos los ámbitos de la sociedad. Entonces, lo que hoy nos planteamos es, institutos de referencia, y vamos a estar avocándonos a ese debate, que es un debate que tiende a dar una mejor redistribución de los recursos humanos y de los recursos materiales para el conjunto del país.
Es una política pública que, requerirá de su discusión y el concurso de los diferentes actores.
Pero yo no me quiero poner del otro lado del IMAE, lo que quiero es encontrar la solución que tenga la ecuación más sustentable; que garantice accesibilidad, pero que también sea sostenible en el tiempo, porque sino el privado no sostiene ese emprendimiento; y los IMAE públicos, tienen la característica que, llegado el momento, tienen una disparidad de pacientes muy grande, y eso es porque hay una redirección de los pacientes hacia determinados lugares.
Hay que ir con mucha cautela en esto, y una de las cosas que hay que medir siempre en nuestro país, por nuestra dimensión poblacional, es que, esas instituciones logren el número suficiente de casos –uno no desearía que enfermaran verdad- pero, para una técnica de alta especialización, el profesional o los profesionales, el equipo de salud, tiene que tener una espertis (experiencia), que sólo le da la cantidad de casos que hacen por día, por mes, por año. Eso no se compra; eso se adquiere.
Entonces, muchas veces, cuando hay pacientes uruguayos que van al exterior, se encuentran con un profesional uruguayo y dicen, pero, junté plata para venirme hasta acá tan lejos y me encuentro con usted doctor o doctora. Y es porque muchos profesionales pasan períodos en instituciones del exterior, haciendo la práctica de esa técnica, que luego vienen a aplicar acá, pero que el número de nuestra población, no es comparable a lo que se pueda trabajar en un barrio de San Pablo o en Estados Unidos. Para determinadas técnicas hay determinados centros de referencias.
Esto es un largo proceso; venimos de esa concentración que fue lograda, en función de que no hubo una firma de Rectoría, porque esos siete centros no se instalaron porque sí, en el centro de la ciudad de Montevideo en torno al Obelisco.
Hubo permisos; hubo autorizaciones; y supone una superposición de tecnología, que no tiene esta cosa más equilibrada que todos querríamos tener; sumado a qué, muchos profesionales dirán, no hay nada mejor que, si por ejemplo, uno tiene un infarto, una angioplasta de rescate, que es que le destapen la arteria en el momento, y para eso hay una ventana de tiempo, hay un período en que se puede hacer y es eficaz.
Pero también hay otros procedimientos que suponen, por ejemplo, el darle al paciente una sustancia para licuar el coágulo; y éstos procedimientos cuestan que tengan cierto equilibrio verdad, porque uno tiene que dar estímulos, para que determinados procedimientos se instalen más que otros, porque la fuerza del mercado actúa mucho dentro de la salud, no es una mano tan invisible, es bastante visible.