Para la eutanasia de perros positivos Zoonosis tendría que entrar a los hogares con un dictamen judicial y la Policía

Para la eutanasia de perros positivos  Zoonosis tendría que entrar a los hogares con un dictamen judicial y la Policía

Suele decirse que el perro es el mejor amigo del hombre y cuando llega el momento de sacrificarlo porque es portador de una enfermedad tal como el caso de la Leishmaniasis, el momento se hace muy doloroso para muchas familias que tienen en sus mascotas a un integrante más de la familia.
En ese marco el equipo de la Comisión Departamental de Zoonosis viene haciendo recorridas por diferentes puntos de la ciudad para detectar los casos positivos de Leishmania en perros y recomendar de esa manera a sus dueños, el

Directora de la Unidad de Zoonosis y Vectores Gabriela Willat

Directora de la Unidad de Zoonosis y Vectores Gabriela Willat

sacrificio de estos animales, sin embargo, no tienen la potestad de exigir su eutanasia, sino solamente realizar la recomendación.
El problema se da en que cada vez son más los casos de perros que arrojan resultados positivos y las herramientas con que cuenta el equipo de campo que trabaja en el tema son escasas y carecen de coercitividad, es decir, no se pueden imponer, porque para ello tendrían que entrar a las viviendas con un efectivo policial al lado, para que les permitan cumplir con la actividad o con una orden judicial que obligue al sacrificio del animal, algo que es impensable por el momento por las autoridades.
Esto hace que los técnicos no cuenten con la certeza de que los perros que han arrojado resultado positivos en el análisis de Leishmania hayan sido sacrificados, lo que hace aún más vulnerable la estrategia de lucha contra la enfermedad.
TRAMPAS PARA VECTORES DENTRO Y FUERA DE LOS HOGARES
En la mañana de ayer, un equipo del Ministerio de Salud Pública en oportunidad de realizar la recorrida casa a casa, con el fin de ir analizando los perros que están en cada hogar, fueron abordados por EL PUEBLO sobre esta situación, que si bien no la calificó como crítica, aseguró que “es bien complicada”.
La Directora de la Unidad de Zoonosis y Vectores, Gabriela Willat, comentó que el trabajo del equipo se centra en “dos aspectos” para tener un diagnóstico de la enfermedad en nuestra ciudad. Por un lado, a través de un proyecto por el cual se colocaron trampas y se extrajo muestras de sangre de los animales obteniendo una primera visión de la situación. Ahora, se está profundizando en ese aspecto, colocando más trampas en las zonas donde surgieron más casos, como lo son la zona próxima al río y al Club Remeros Salto y la zona sur de la ciudad también próxima al río. Dichas trampas se colocan dentro y fuera de los domicilios para saber si el vector está dentro de los hogares o fuera de ellos.
Otra de las tareas que realizan los técnicos constituye la extracción de sangre en caninos que se encuentran en los alrededores de las trampas que dieron positivo y donde antes no se habían encontrado casos.
DOS CASOS POSITIVOS EN EL CENTRO DE LA CIUDAD
“Encontramos dos perros que dejaron resultados positivos en la zona del centro. Uno de esos perros era una perrita doméstica, que ya estaba viejita. Uno presentaba síntomas y el otro no”, dijo la especialista.
Según explicó Willat, la recomendación ante un caso positivo en la zona, es colocar los collares en todos los animales y la limpieza en la zona, sobre todo de hojas y materia orgánica que hace que se reproduzca el vector que lo hace en zonas de humedad.
Si un perro al que se le hace el análisis da como resultado positivo, se hace un trabajo de comunicación para que la familia comprenda qué es lo que pasa y cuál es un riesgo para los otros perros y sobre todas las cosas para la familia que lo tiene en su poder, pero cuando el perro no presenta síntomas se hace muy difícil la comprensión por sus dueños de la necesidad de sacrificarlos.
“Tratamos de ir por el convencimiento a las personas, por la comprensión, cuando se comunica el resultado positivo”, pero si la persona se niega a realizar la eutanasia las autoridades sanitarias no pueden hacer nada al respecto.
“ES COMO SI ESTO ESTUVIERA CUBIERTO CON UNA SÁBANA QUE LA ESTAMOS CORRIENDO”
“El problema es que nosotros lo estamos viendo. Es como si esto estuviera cubierto con una sábana y nosotros la estamos corriendo. La situación está, lo que pasa es que estamos enterándonos de cómo está. Lo importante es que las personas sepan que esto está en los perros y todavía no pasó a los humanos. Y que tenemos que tomar todas las precauciones para que no ocurra”, dijo Willat.
TODAVÍA NO HAY CASOS EN HUMANOS
Al ser consultada la Directora de la Unidad de Zoonosis y Vectores por la presencia de casos en humanos, afirmó que por el momento no tienen ningún caso confirmado. Sí han tenido casos sospechosos, pero que luego fueron descartados.
PRÁCTICAMENTE ESTÁ EN TODO SALTO
“En nuestra ciudad, estamos llegando a un diagnóstico, a ver cuál es la magnitud, no tenemos experiencia, ni con qué comparar, porque es el primer lugar donde apareció la enfermedad y vamos viendo a medida que avanzamos. Tuvimos la visita de la experta de OPS (Organización Panamericana de la Salud), la Dra. Ana Nilce Elkhouri, que vino dos veces desde Río de Janeiro y nos va recomendando medidas que se tomaron en otros países donde además de los casos en perros tienen casos en humanos. Vamos viendo qué se hizo ahí y qué podemos hacer nosotros. Lo fundamental es que se sepa que es una enfermedad grave y tenemos que prevenirla”, concluyó la especialista, “porque prácticamente está en todo Salto, en todos los barrios”, dijo.