PASAJE TEMERARIO

PASAJE TEMERARIO

Uno de los grandes eucaliptos existentes en la Costanera Norte cedió, probablemente debido a la fuerza de la crecida y a que el exceso de humedad aflojó sus raíces. El  gigantesco árbol cayó hacia la costanera pero no llegó al suelo, dado que otro de los grandes árboles del lugar le sostuvo a medio caer. El hecho curioso es que al no haber ninguna señalización en las últimas horas de la tarde anterior los vehículos pasaban por debajo del árbol semicaído, con el riesgo que es de suponer debido a que el árbol podía terminar de caer en cualquier momento.