Pedirán explicaciones tras muerte de enfermos trasladados

Montevideo, 12 dic (EFE).- El Parlamento de Uruguay pedirá este miércoles a la Comisión de Derechos Humanos que investigue la muerte de tres enfermos que fueron trasladados desde el interior del país hasta Montevideo pese a la contraindicación de su médico, que alertó del riesgo, confirmaron hoy a Efe fuentes cercanas al proceso.
Concretamente, varios diputados de la oposición convocarán a las autoridades del Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU) y del Ministerio de Desarrollo Social (MIDES), responsables de la decisión, a dicha comisión parlamentaria para esclarecer lo ocurrido.
Tres antiguos pacientes de la fundación Aldea de la Bondad de Salto (noroeste del país), una ONG dedicada a tratar personas psiquiátricas y con discapacidades motrices, fallecieron en los últimos días luego de ser trasladados a Montevideo el pasado uno de diciembre.
Se trata de dos mujeres de 37 y 33 años que fallecieron la semana pasada ambas por paro cardiorespiratoria siete días después de su traslado, y de un hombre de 30 años, que perdió la vida el pasado domingo por causas que no han sido desveladas aún. Tras la interpelación del miércoles, los representantes de la ONG solicitarán concurrir a la misma comisión el próximo día 21 para pedir explicaciones a las autoridades, confirmó a Efe su abogado, Daniel Reyes.
»El traslado ya se había visto que iba a haber consecuencias. El médico nuestro dijo que él no avalaba el traslado, sabiendo que podían pasar todos estos desenlaces», dijo a Efe el director del centro salteño, Herman Perdomo.
«Muchos de los pacientes, por ejemplo el que falleció el ayer, llevaba 24 años aquí. Estaba acostumbrado a colores, sonidos, ruidos, manera de tratar, un lenguaje que no se aprende de la noche a mañana. Los chicos sienten, extrañan… pero desgraciadamente son tratados como expedientes o números», añadió.La ONG Aldea de la Bondad estaba subsidiada por el Gobierno con el que trabajaba en el marco de un convenio con el INAU y contaba con más de 140 personas a su cargo, repartidos en sus centros de Salto y Paysandú (también al noreste).