Penalistas discutieron sobre el concepto de legítima defensa

Durante una charla organizada por el Colegio de Abogados varios expertos disertaron en lo que permite o no el concepto. La doctrina penal dominante en Uruguay entiende que tirar a matar a un delincuente debe ser considerado penado como un homicidio si el juez determina que los disparos fueron realizados sin necesidad. Así lo explicaron el pasado lunes el ex presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Milton Cairolli, y el juez penal de la Ciudad de la Costa, Juvenal Javier, durante una charla organizada por el Colegio de Abogados.
Cairoli sostuvo que “no existe licencia para matar” para una persona por el solo hecho de sentirse agredido. “La legítima defensa es relativa y deben juzgarse las cosas de acuerdo al caso concreto”, afirmó el ex presidente de la SCJ. En ese sentido explicó que lo fundamental para determinar la culpabilidad de una persona es “la racionalidad” que aplicó para responder a la agresión.
El profesor de derecho penal grado 5 de la Universidad de la República (Udelar) ejemplificó que si un delicuente roba el auto a una persona, la víctima del robo no puede dispararle a la cabeza. “Hay otros medios para responder. Se puede tirar a las ruedas, o al propio auto. Sí le tiras cinco tiros a la cabeza debe ser considerado homicidio”, dijo.
El juez penal de la Ciudad de la Costa sostuvo que los casos de legítima defensa deben ser analizados uno a uno ya que no existe una norma general. Javier consideró que se debe llevar adelante una “acción conveniente” para proteger la integridad física con el “equilibro” de “causar el menor daño posible al agresor”.
Las exposiciones fueron durante un ciclo de charlas organizadas en el marco de la semana del abogada y también estuvieron a cargo de las exposiciones el ex ministro del Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA), Eduardo Lombardi, y la fiscal de adolescentes, Mariana Blengio Valdés.

Durante una charla organizada por el Colegio de Abogados varios expertos disertaron en lo que permite o no el concepto. La doctrina penal dominante en Uruguay entiende que tirar a matar a un delincuente debe ser considerado penado como un homicidio si el juez determina que los disparos fueron realizados sin necesidad. Así lo explicaron el pasado lunes el ex presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Milton Cairolli, y el juez penal de la Ciudad de la Costa, Juvenal Javier, durante una charla organizada por el Colegio de Abogados.

Cairoli sostuvo que “no existe licencia para matar” para una persona por el solo hecho de sentirse agredido. “La legítima defensa es relativa y deben juzgarse las cosas de acuerdo al caso concreto”, afirmó el ex presidente de la SCJ. En ese sentido explicó que lo fundamental para determinar la culpabilidad de una persona es “la racionalidad” que aplicó para responder a la agresión.

El profesor de derecho penal grado 5 de la Universidad de la República (Udelar) ejemplificó que si un delicuente roba el auto a una persona, la víctima del robo no puede dispararle a la cabeza. “Hay otros medios para responder. Se puede tirar a las ruedas, o al propio auto. Sí le tiras cinco tiros a la cabeza debe ser considerado homicidio”, dijo.

El juez penal de la Ciudad de la Costa sostuvo que los casos de legítima defensa deben ser analizados uno a uno ya que no existe una norma general. Javier consideró que se debe llevar adelante una “acción conveniente” para proteger la integridad física con el “equilibro” de “causar el menor daño posible al agresor”.

Las exposiciones fueron durante un ciclo de charlas organizadas en el marco de la semana del abogada y también estuvieron a cargo de las exposiciones el ex ministro del Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA), Eduardo Lombardi, y la fiscal de adolescentes, Mariana Blengio Valdés.







El tiempo

Ediciones anteriores

octubre 2018
L M X J V S D
« sep    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

  • Otras Noticias...