Personas de hogares pobres y vulnerables que trabajan buscan ser captados por Monotributo Social del MIDES

Personas de hogares pobres y vulnerables que trabajan  buscan ser captados por Monotributo Social del MIDES
Rossana Umpiérrez, del Equipo de Monotributo Social del Ministerio de Desarrollo Social (MIDES), estuvo por Salto y brindó una charla informativa sobre el tema, de la que participaron jerarcas y funcionarios del BPS, funcionarios del MIDES, de la intendencia y otros actores vinculados a la Mesa Interinstitucional de Salto. Si bien no se sabe “el impacto real en cuanto a la cantidad, un número cercano a los 20 por departamento es el estimativo que se tiene”, dijo la responsable. La ley 18.874 (de diciembre de 2011) y el decreto 220/2012 (de julio de 2012) establecen las reglas de juego, de donde surge la población beneficiada, las obligaciones contraídas, el monto a pagar y los derechos que se obtienen. Desde el MIDES se está recorriendo todo el país para “buscar el acercamiento de todos los actores involucrados, con todos aquellos que están trabajando con emprendedores, informando sobre esta herramienta discutiendo y aclarando dudas”. El monotributo social “está en construcción”, es “un proceso que se viene aceitando y en el cual nos estamos preparando”, dijo Umpiérrez.
¿QUÉ ES?
Es un tributo único que nos da la posibilidad de formalizar actividad dentro del Banco de Previsión Social (BPS) y la Dirección General Impositiva (DGI). Lo pagan las personas que integran hogares por debajo de la línea de pobreza o están en situación de vulnerabilidad social, que producen  y comercializan cualquier tipo de bienes o prestan cualquier tipo de servicios (con excepción de las actividades de servicio doméstico ni las propias de la industria de la construcción).
¿CUÁLES SON SUS
BENEFICIOS?
Dijo el jerarca que “proporciona más oportunidades de venta, ya que al facturar se pueden vender a empresas que exigen boletas; se trabaja más tranquilo; se accede a otros beneficios para los que es requisito estar formalizado (por ejemplo: permisos para obtener puestos en ferias vecinales que otorgan las Intendencias y acceso a préstamos)”. Además se obtienen derechos a la seguridad social, dentro de los que se destacan: los aportes para la jubilación, el subsidio por enfermedad, la asistencia económica para lentes y para prótesis.
MONTO PROGRESIVO
DEL TRIBUTO
Se explicó que durante los primeros doce meses actividad luego de la inscripción se paga $ 202 por persona de Monotributo. Los segundos doce meses abonará $ 404, los terceros doce meses $ 606 y del mes 36 en adelante abonará $ 807, cifra similar al del Monotributo común.
Se le puede vender al Estado y cuando no se tiene trabajo “con un simple trámite ante el BPS se puede suspender la actividad (por ejemplo en temporada baja) y durante esos meses no se cobra el Monotributo”.
Las primeras 100 boletas que se impriman las paga el MIDES (hasta $ 600).
¿QUÉ OBLIGACIONES
HAY?
Los monotributistas están obligados a hacer boletas por cada venta, pagar el impuesto todos los meses y cumplir con ciertas contraprestaciones: la concurrencia asidua a la escuela u otros centros de estudio habilitados de los hijos y otros menores a cargo de las personas físicas que no hayan completado el ciclo escolar, controles de salud periódicos, asistencia a instancias de capacitación que no impliquen un costo para los contribuyentes, así como la inexistencia de trabajo infantil ilegal en el núcleo familiar.
¿QUIÉNES PUEDEN
ACCEDER?
Pueden acceder las personas que vivan en hogares que estén en situación de vulnerabilidad social, producir o comercializar bienes o prestar servicios de cualquier tipo, no tener empleados, no trabajar en más de un puesto de venta simultánea, tener emprendimientos individuales o asociativos de hasta 4 personas, o 5 sin son todos familiares.
Se puede tener un empleo, cobrar una pensión o una jubilación, y no se pierde el derecho a la Asignación Familiar del Plan de Equidad por el hecho de registrarse.
LIMPIA VIDRIOS,
CORTADORES DE PASTO
Umpiérrez citó algunos ejemplos de actividades que pueden estar comprendidas en el Monotributo: “cuida coches, limpia vidrios, cortadores de pasto o mantenimiento de jardines, el que hace tareas de mantenimiento y otras actividades de venta de bienes o prestación de servicios”.
INSCRIPCIÓN
Para la inscripción en DGI y BPS el requisito es la condición de vulnerabilidad socioeconómica, extremo que lo evalúa el MIDES. Para ello se utiliza la herramienta de la inscripción a través de la página web del ministerio: www.mides.gub.uy. Se completa un formulario y se envía en línea y se obtiene una respuesta automática afirmativa (aceptada) o condicional, en donde se precisan más datos y hay que acercarse a la oficina territorial del MIDES.
Luego de dicha inscripción se tiene que concurrir a la oficina de BPS o de DGI, en donde se debe presentar el formulario 0356 (disponible en las oficinas locales), la cédula de identidad, un comprobante de domicilio y los datos de la imprenta donde imprimirá sus boletas.

Rossana Umpiérrez, del Equipo de Monotributo Social del Ministerio de Desarrollo Social (MIDES), estuvo por Salto y brindó una charla informativa sobre el tema, de la que participaron jerarcas y funcionarios del BPS, funcionarios del MIDES, de la intendencia y otros actores vinculados a la Mesa Interinstitucional de Salto. Si bien no se sabe “el impacto real en cuanto a la cantidad, un número cercano a los 20 por departamento es el estimativo que se tiene”, dijo la responsable. La ley 18.874 (de diciembre de 2011) y el decreto 220/2012 (de julio de 2012) establecen las reglas de juego, de donde surge la población beneficiada, las obligaciones contraídas, el monto a pagar y los derechos que se obtienen. Desde el MIDES se está recorriendo todo el país para “buscar el acercamiento de todos los actores involucrados, con todos aquellos que están trabajando con emprendedores, informando sobre esta herramienta discutiendo y aclarando dudas”. El monotributo social “está en construcción”, es “un proceso que se viene aceitando y en el cual nos estamos preparando”, dijo Umpiérrez.

¿QUÉ ES?

Es un tributo único que nos da la posibilidad de formalizar actividad dentro del Banco de Previsión Social (BPS) y la Dirección General Impositiva (DGI). Lo pagan las personas que integran hogares por debajo de la línea de pobreza o están en situación de vulnerabilidad social, que producen  y comercializan cualquier tipo de bienes o prestan cualquier tipo de servicios (con excepción de las actividades de servicio doméstico ni las propias de la industria de la construcción).

¿CUÁLES SON SUS

BENEFICIOS?

Dijo el jerarca que “proporciona más oportunidades de venta, ya que al facturar se pueden vender a empresas que exigen boletas; se trabaja más tranquilo; se accede a otros beneficios para los que es requisito estar formalizado (por ejemplo: permisos para obtener puestos en ferias vecinales que otorgan las Intendencias y acceso a préstamos)”. Además se obtienen derechos a la seguridad social, dentro de los que se destacan: los aportes para la jubilación, el subsidio por enfermedad, la asistencia económica para lentes y para prótesis.

MONTO PROGRESIVO

DEL TRIBUTO

Se explicó que durante los primeros doce meses actividad luego de la inscripción se paga $ 202 por persona de Monotributo. Los segundos doce meses abonará $ 404, los terceros doce meses $ 606 y del mes 36 en adelante abonará $ 807, cifra similar al del Monotributo común.

Se le puede vender al Estado y cuando no se tiene trabajo “con un simple trámite ante el BPS se puede suspender la actividad (por ejemplo en temporada baja) y durante esos meses no se cobra el Monotributo”.

Las primeras 100 boletas que se impriman las paga el MIDES (hasta $ 600).

¿QUÉ OBLIGACIONES

HAY?

Los monotributistas están obligados a hacer boletas por cada venta, pagar el impuesto todos los meses y cumplir con ciertas contraprestaciones: la concurrencia asidua a la escuela u otros centros de estudio habilitados de los hijos y otros menores a cargo de las personas físicas que no hayan completado el ciclo escolar, controles de salud periódicos, asistencia a instancias de capacitación que no impliquen un costo para los contribuyentes, así como la inexistencia de trabajo infantil ilegal en el núcleo familiar.

¿QUIÉNES PUEDEN

ACCEDER?

Pueden acceder las personas que vivan en hogares que estén en situación de vulnerabilidad social, producir o comercializar bienes o prestar servicios de cualquier tipo, no tener empleados, no trabajar en más de un puesto de venta simultánea, tener emprendimientos individuales o asociativos de hasta 4 personas, o 5 sin son todos familiares.

Se puede tener un empleo, cobrar una pensión o una jubilación, y no se pierde el derecho a la Asignación Familiar del Plan de Equidad por el hecho de registrarse.

LIMPIA VIDRIOS,

CORTADORES DE PASTO

Umpiérrez citó algunos ejemplos de actividades que pueden estar comprendidas en el Monotributo: “cuida coches, limpia vidrios, cortadores de pasto o mantenimiento de jardines, el que hace tareas de mantenimiento y otras actividades de venta de bienes o prestación de servicios”.

INSCRIPCIÓN

Para la inscripción en DGI y BPS el requisito es la condición de vulnerabilidad socioeconómica, extremo que lo evalúa el MIDES. Para ello se utiliza la herramienta de la inscripción a través de la página web del ministerio: www.mides.gub.uy. Se completa un formulario y se envía en línea y se obtiene una respuesta automática afirmativa (aceptada) o condicional, en donde se precisan más datos y hay que acercarse a la oficina territorial del MIDES.

Luego de dicha inscripción se tiene que concurrir a la oficina de BPS o de DGI, en donde se debe presentar el formulario 0356 (disponible en las oficinas locales), la cédula de identidad, un comprobante de domicilio y los datos de la imprenta donde imprimirá sus boletas.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...