Pese a la lluvia

Pese a la lluvia

Una importante feligresía acompañó anoche la Misa por el Domingo de Ramos en la Catedral Basílica de Salto, pese al clima de lluvia y viento que reinó en la jornada y con el que abrió la tradicional semana. Si bien el alerta meteorológica emitido por el Instituto Uruguayo de Meteorología estaba vigente hasta las 6 de esta mañana por fuertes lluvias en el departamento, el mismo podría disiparse en las próximas horas.

En el comienzo de la Semana Santa, el Obispo Pablo Galimberti apeló a los acuerdos para revertir desempleo

Al comienzo de una nueva Semana Santa para la Iglesia Católica, el Obispo de Salto, Pablo Galimberti dijo que ve con preocupación los distintos episodios que se han suscitado en nuestra sociedad en los últimos tiempos con respecto a los anuncios de posible desempleo en los distintos sectores de actividad.

Al mismo tiempo, el referente de la Iglesia Católica de Salto señaló al ser consultado por EL PUEBLO que espera para esta semana una importante participación de feligreses en las distintas actividades religiosas, sobre todo en el Vía Crucis que se llevará a cabo como la celebración así lo establece el próximo día viernes.

OPTIMISMO
“No es que el mundo se detenga, porque cada uno sigue con sus preocupaciones y sus conflictos. Pero lo que ofrece la Semana Santa es una mirada diferente, porque a veces estamos en un laberinto. Entonces esta semana ofrece la trayectoria de Jesús de Nazaret, hombre humano e hijo de Dios que carga la cruz de los conflictos humanos, que de una manera o de otra todos también cargamos, pero los eleva y los transforma y eso es una bocanada de aire nuevo, algo que nos permite mirar con más optimismo la familia y la sociedad”, reflexionó Galimberti.
Declaró que las cosas se deben vivir con: “recordaremos a Cristo con humildad y alegría, no pretendiendo una autoridad que se imponga sacando pecho sino sirviendo en las tareas, en el acercamiento, en el acompañamiento y en un estilo que nos contagia y nos resulta asombroso, eso nos deja la Semana Santa”. Señaló además que las situaciones de desempleo son hechos que repercuten en las familias porque con un sueldo estable, las familias “pueden hacerle frente a las responsabilidades y obligaciones contraídas así como también pueden mantener un hijo y salir todos adelante. De manera que cuando esos ingresos empieza a ser frágiles por decisiones imprevistas de empresarios que por ahí han tenido que hacer esto por contextos económicos, eso trae una cuota complementaria de todas las preocupaciones ya existentes, porque son cosas que no se solucionan de un día para el otro y esto también repercute en el clima de la propia familia”.
Por lo tanto, Galimberti dijo que “el criterio que tendrían que tener los empresarios debería ser más flexible con medidas que aminoren el impacto negativo en los obreros y empleados, esto responde directamente a la política. Los empresarios, ya sean medianos o pequeños quienes muchas veces encuentran una solución a sus problemas por el lado del achique que genera despidos, eso quizás con diálogo se pueda revertir”.
Por lo cual consideró que “entre todos debemos darnos una mano y no dejar de buscar otras ocupaciones, buscando tareas que ayuden a poder paliar esta adversidad con el autoempleo o con emprendimientos sociales que ayuden a mejorar los problemas que hoy vemos que en este tema está teniendo la sociedad”.

CONCURRENCIA
Con respecto a la Semana Santa que inició ayer con el Domingo de Ramos, Pablo Galimberti dijo que esperan una buena concurrencia a las celebraciones religiosas de esta semana. “Yo creo que el viernes santo mayormente es una celebración que convoca a mucha gente. Allí se dará la mayor participación, cuando llegue el viernes, porque es cuando se registra el tradicional Vía Crucis y este año se hará por calle Artigas desde la Catedral hasta la Plaza Treinta y Tres, eso convoca mucha gente”.
Destacó que “ese día es cuando se da el contacto entre las personas y la Semana Santa es eso para muchos, es decir, consiste en eso, poder contactarse y estar con los demás, para otros en cambio puede ser el ramito de olivos que es un símbolo de lo que significa el haber estado en el templo y la en la iglesia, junto a Dios”.
Explicó que el Vía Crucis es el recorrido de Jesús cargando la cruz y pasando por las distintas etapas. Y eso es muy importante para muchos porque significa “el recorrido, con la carga que es la responsabilidades que podemos llevar y pasando por distintos lugares que son parte del recorrido de nuestras idas y venidas en la vida. Creo que eso ayuda y mucho a las personas a ir viendo cuál es la cruz que cargan y hasta que etapa es la que pueden soportar, nos ayuda a compartir y a ver cuánta es nuestra fe y cómo somos capaces de soportar nuestras crisis”.