Pese a la paciente labor de ADISA la diabetes es una enfermedad instalada en el país

La diabetes es una afección crónica que cada vez cobra más pacientes en la sociedad y lo que puntualmente llama la atención es que se diagnostica mayor número de casos en jóvenes.
ADISA (Asociación de Diabéticos de Salto) funciona desde hace buen tiempo en el departamento, brindando asistencia y asesoramiento a las personas afectadas por dicha enfermedad.
Interesados en conocer mayores detalles de su actividad, dialogamos con la enfermera María Laura Gelós, una de las asistentes de la entidad que es presidida por Mónica Santa Cruz y la dirección técnica está a cargo de la Dra. Ana Liz Massarino.
«Nuestro principal objetivo – declaró Gelós – es  lograr una mejor calidad de vida en los pacientes, orientarlos para que se ayuden a sí mismos y a los demás».
Es una enfermedad crónica y para convivir con ella hay que seguir importantes directivas referidas a la alimentación, al ejercicio y el periódico control médico.
La institución funciona en Agraciada 1001 (esquina Osimani), de lunes a viernes de 9 a 11 y de 15.00 a 18.00.
PUNTOS CLAVE DEL
TRATAMIENTO
PARA LA DIABETES
Lo primero que hay que saber en relación con el tratamiento para la diabetes es cuáles son los niveles de glucosa en sangre.
El nivel de glucosa en sangre es la cantidad de glucosa que una persona tiene en su sangre. La glucosa es un azúcar contenida en los alimentos que comemos y, además, el cuerpo la produce y la almacena. Es la principal fuente de energía para las células del cuerpo y llega a cada célula a través del torrente sanguíneo.
La glucosa ingresa en las células con la ayuda de una hormona que se denomina insulina.
Las personas que padecen diabetes tipo 2 ya no responden a la insulina normalmente, por lo que la glucosa permanece en el torrente sanguíneo y no puede ingresar en las células.
Ello hace que los niveles de glucosa en sangre aumenten demasiado.
Es probable que una persona que padece diabetes tipo 2 se sienta enferma si tiene altos niveles de azúcar en sangre.
Por lo tanto, el plan de tratamiento para una persona que padece diabetes tipo 2 consiste en mantener los niveles de azúcar en sangre dentro de parámetros saludables, y debe garantizar que esas personas podrán crecer y desarrollarse normalmente.
Para lograr este objetivo, las personas que padecen diabetes tipo 2 deben ocuparse de lo siguiente:
– tener una alimentación saludable y balanceada, y seguir un plan de comidas
– hacer ejercicio regularmente
– tomar los medicamentos en las dosis indicadas
– chequear los niveles de azúcar en sangre regularmente
Es bueno saber que respetar el plan puede ayudar a que las personas se sientan saludables y no tengan problemas de salud asociados a la diabetes a largo plazo.
Es preciso tener una dieta saludable y seguir un plan de comidas, una alimentación saludable y hacer ejercicio con mayor frecuencia es bueno para todo el mundo.
Pero es especialmente importante para las personas que padecen diabetes tipo 2, porque suelen tener más grasa corporal que la que deberían.
La ingesta de ciertos alimentos y no de otros hará que los niveles de azúcar en sangre aumenten.
Los alimentos que contienen carbohidratos provocan el aumento de los niveles de azúcar en sangre.
Los alimentos que contienen mayormente proteínas y/o grasas no afectan tanto los niveles de azúcar en sangre como los que contienen carbohidratos. Sin embargo contienen calorías y pueden hacer que una persona aumente mucho de peso debido a la grasa corporal si los consume en exceso.
Para las personas que padecen diabetes tipo 2 (y para todas las demás también) lo mejor es no consumir dulces o comidas rápidas. Además de no ser alimentos saludables, pueden causar un aumento de peso debido al exceso de grasa corporal y provocar caries. Las personas que padecen diabetes tipo 2 también deben comer porciones más pequeñas. Seguir una dieta balanceada y saludable no significa renunciar a comer las comidas que a uno más le gustan o morirse de hambre. Sin embargo, si tienes problemas de sobrepeso, es probable que debas restringir el consumo de comida chatarra y de dulces, así como comer porciones más pequeñas.
Tú y el equipo que está tratando tu diabetes pueden diseñar un plan de comidas y ponerlo por escrito. Esto te ayudará a comer mejor. Los planes de comidas suelen incluir pautas para preparar el desayuno, el almuerzo y la cena, además de los refrigerios programados entre comidas.
Un plan de comidas para diabéticos no te dirá exactamente qué alimentos comer, pero te orientará a elegir opciones dentro de los principales grupos de alimentos, para que puedas seguir una dieta nutritiva y balanceada.
Cada comida y refrigerio del plan contendrá una cierta cantidad de carbohidratos en función de la cantidad y el tipo de insulina que estés recibiendo.
Hacer ejercicio regularmente
Existen varios tipos de medicamentos para los adultos que padecen diabetes tipo 2. Tienen distintos efectos para ayudar a que el cuerpo produzca insulina o responda mejor a esta hormona.
DIABETES
EN LOS NIÑOS
En los niños suele aparecer la diabetes tipo 1, se denomina insulinodependencia.
Algunos de los síntomas son: sed intensa, muchos deseos de orinar, aumento del apetito, pérdida de peso, cansancio y cambios del carácter.