Peter Wirth y la presencia de suizos en Salto interesados en el turismo

Peter Wirth y la presencia de suizos en Salto interesados en el turismo

Hay una idea de crear una Escuela de Hotelería

Peter Wirth es un suizo que se radicó en nuestra ciudad hace ocho años y entiende que “Salto es un gran secreto para el Uruguay y más para el resto del mundo”. Vive en una magnífica residencia a dos cuadras y media de calle Uruguay, casa antigua, grande y con todos los lujos (tanto en los espacios interiores como en los patios), que ha transformado en un hotel, pero con características bastante especiales: la atención es sumamente personalizada, por lo que no recibe a más de dos o tres huéspedes al mismo tiempo. Wirth proviene de una familia de hoteleros suizos y su idea es llegar a instalar aquí una escuela de hotelería. “Vine hace ocho años a Salto y vi que hay posibilidades, hay hospitalidad, hay turismo sí pero no hay muchos turistas, hay mucha gente que viene a vender, hay cuatro universidades, veo que la universidad acá es muy buena. Somos una familia hotelera antigua de Suiza”, comenta al iniciar el diálogo. Al preguntarle concretamente sobre su plan de instalar en nuestra ciudad una escuela similar a las europeas responde: “Es un secreto…(risas), hay ideas, primero la idea y después madurarla, el turismo es la industria más importante del mundo ahora, porque ahora hay paz”.
Cuando EL PUEBLO llegó hasta allí, había dos huéspedes, suizos también: Mauro Scolari y Renzo Notari. Es que el objetivo de Peter es que gente llegue desde Europa, conozca Salto y luego difunda la experiencia en sus respectivos países. Respecto a los dos visitantes, dijo que “somos amigos desde hace unos cuarenta años y los invité a que vengan a verme, vinieron a explorar. Lo importante es que estamos trayendo turistas, vienen a ver, a estudiar. Renzo y Mauro son expertos en hotelería. Ahora ellos regresan, hablan con otros y difunden lo que es Salto”. Mauro es nada menos que el creador de la Escuela Superior de Hotelería Suiza y comentó: “No conocía Uruguay antes. En Europa, Sudamérica es Brasil, Argentina, Chile, Bolivia, turísticamente Uruguay no existe; sólo cuando Uruguay juega al fútbol nos damos cuenta que existe y encima lo confundimos con Paraguay”. Sobre su Escuela indicó que “nació en 1993; brinda enseñanza teórica y práctica, también sobre cocina, bebidas. Son dos años de teoría y un año donde el estudiante opta por cocina o camarero y después hace una práctica de tres o cuatro meses en un restaurant u hotel. Hay después una tercera parte teórica y luego exámenes”. Dado que no había este tipo de emprendimientos en la zona en la que viven, se consideran “pioneros en escuelas de hotelería”. En Suiza no existe Ministerio de Turismo y predominan emprendimientos privados con financiación del gobierno, como es el caso de esta “Escuela Superior”. Renzo complementa la idea al explicar que “no es una escuela solamente de cocina y bebidas, sino que forma dirigentes de hotelería, pero un buen dirigente hotelero debe conocer también de comidas y bebidas. Además, el tercer año tenemos marketing, comunicación y lenguas extranjeras, y al término los estudiantes dan exámenes y escriben un documento de varias páginas con una especie de resumen de todo lo que aprendieron”.
“Salto es el secreto de
Uruguay”
Cuando la conversación se orientó hacia qué opinan de Salto como lugar turístico, Peter reflexionó: “Hay por ejemplo muchas casas bonitas, sin embargo todos se van a Montevideo o Punta del Este, por las playas, pero esos son dos meses, en cambio acá es todo el año, universidad, jóvenes. Salto es el secreto de Uruguay. La gente habla mucho de Punta del Este, pero aquí hay muchas cosas. Es un turismo muy diferente el de Salto, el de Montevideo y el de Punta del Este”.
Y Renzo, con quien el diálogo no fue fácil por una cuestión de idioma, acotó: “a Montevideo se lo conoce por ser la capital, Punta del Este por sus playas, pero el interior de Uruguay no es conocido. Es la primera vez que yo escucho el nombre Salto, y hasta lo confundimos con Salto y Salta de Argentina. Muy importante es el personal de los hoteles, que tiene una buena formación. Hemos constatado que los hoteles han contratado personal suficiente para el trabajo, funcionan bien. En restaurantes siempre hemos comido en Salto en buenos lugares”.
Mauro Scolari, por su parte indicó que “en general la gente es muy gentil en Uruguay. La diferencia está entre la gran ciudad, Montevideo, y las otras. Vivir en Salto es muy bonito porque es una ciudad con todos los servicios, de todo tipo, hospitales, negocios, la calidad de la vida creo que es buena”.
Termas
Coinciden estos suizos en que limitarse a las termas como destinos turísticos resulta muy reducido. Además, señala Peter Wirth que “termas es un turismo sólo para uruguayos, la gente de afuera, o sea los extranjeros, que tienen dinero, se van para otros lados. Es un turismo interno, está bien porque crea empleos, pero es eso nomás”. En tanto Renzo quiso agregar que “tuvimos una experiencia negativa con las termas de Guaviyú, falta mantenimiento del entorno de las piscinas. Estuvimos también en las termas de Concordia y ahí sí es acorde los servicios con los precios, pero acá falta…Y acotó Wirth: “falta aprovechar la ciudad tan bonita que hay, los edificios, hay edificios del año 1900 que hay que aprovechar”.