Philip Morris despide 62 operarios deja Uruguay y se va a la Argentina

La tabacalera Philip Morris cerrará su planta en Uruguay y la trasladará a Argentina. La firma despedirá a 62 personas. Los productos de la tabacalera seguirán llegado a Uruguay pero desde la planta en Argentina.

Fuentes de la empresa dijeron a El Observador que el cierre se debe a los efectos que produce sobre el mercado el contrabando de cigarrillos, pero también por las medidas antitabaco del gobierno por la que la firma mantiene un litigio internacional con Uruguay.

“Las medidas regulatorias e impositivas extremas implementadas durante los últimos años han causado un cambio en la dinámica del mercado, ya que parte del volumen de los fabricantes legales se ha trasladado a operadores ilegales.

Desafortunadamente este cambio sólo castiga a los trabajadores de las compañías tabacaleras que cumplen con la ley” justificó en un comunicado Nicolás Echevarría, gerente general de Abal Hermanos, la filial uruguaya de Philip Morris.  

El comunicado señala que el resto de los empleados de Abal Hermanos se “enfocará en la venta y distribución de sus productos, que continuarán estando disponibles a la venta en Uruguay, manteniendo los altos estándares de calidad esperados por los consumidores”.

En febrero del año pasado la tabacalera demandó a Uruguay ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi, un órgano del Banco Mundial). Las autoridades de Philip Morris consideran que Uruguay violó el tratado de inversiones con Suiza, país donde tiene su sede, al prohibir la venta de los productos de tabaco en diferentes presentaciones. Además, en la demanda se rechazan las normas que obligan a colocar nuevas imágenes que advierten del riesgo de fumar y que ocupan el 80% de las cajas de cigarrillos.

La demanda de Philip Morris contra Uruguay es considerada a nivel internacional como un caso emblemático ya que es la primera vez que se realiza una acción por la supuesta vulneración de los derechos de propiedad intelectual de una empresa, amparándose en un acuerdo de protección recíproca de inversiones.