Piscina de barrio Palomar sería transformada en un complejo termal focalizado en la discapacidad

Planificando un nuevo proyecto turístico para Salto que tenga énfasis en salud, a través del uso de las aguas termales, autoridades de la Intendencia de Salto en conjunto con el Centro Comercial e Industrial de Salto (CCIS) analizaron esta mañana la posibilidad de construir un nuevo complejo.
Se trata un proyecto que impulsa la construcción de un complejo que propende al desarrollo social, cultural, deportivo y turístico, fortaleciendo la inclusión de personas en situación de discapacidad.
En ese sentido, estuvieron reunidos esta mañana el Secretario General de la Intendencia de Salto, Lic. Fabián Bochia, la Directora de la Secretaría de Género y Generaciones, Nelly Rodríguez, la Coordinadora de dicha oficina, Valeria Giovanoni, la Directora interina de Turismo de la comuna, María Noel Rodríguez y el presidente del Centro Comercial e Industrial de Salto, Miguel Feris, para tratar este tema.
En la ocasión analizaron la posibilidad de convertir la piscina barrial del barrio Palomar en un complejo que cuente con agua termal, accesibilidad y la infraestructura necesaria para convertirlo en un espacio de convivencia y disfrute, donde exista la posibilidad de brindar tratamientos de salud focalizados en la discapacidad.
BENEPLÁCITO DE LA ACJ
La Asociación Cristiana de Jóvenes dio a conocer su beneplácito por la respuesta dada por la Intendencia a la aspiración de poder acceder a la perforación termal de barrio Baltasar Brum, perteneciente a OSE.
Sobre el tema, el Director Ejecutivo de ACJ Salto, Carlos Calixto ha expresado:
Estimados/as: comparto – con indisimulada satisfacción- la nota de prensa en la que el Intendente de Salto expresa la -po-si-bi-li-dad- de que el agua termal «encerrada» hace años pueda dar servicio a la comunidad, y a esta ACJ le llegue también.
Muchos años han pasado desde que la ACJ se fundó un lejano 30 de abril de 1964 (curiosamente en la víspera de un 1ero. de Mayo…).
Muchos años han pasado de la construcción de esta sede y más cerca en el tiempo pero hace ya también muchos años se construyó la piscina.
Todo en «esos tiempos» con las técnicas de esos tiempos y llevada adelante por «aquellas gentes» a las que vale decirlo la ACJ no ha reconocido debidamente. Siempre hay tiempo de detenernos, reflexionar y valorar lo hecho.
Hemos celebrado ecuménicamente el pasado sábado 30 este hecho y dimos Gracias a todos y c/u por lo que tenemos al presente.
Nos espera el futuro….
Cada día -pa-re-ce- estamos más cerca de que los sueños que visionarios y comprometidos hermanos/as pusieron en su fe y compromiso por los demás, se vayan concretando.
Ojalá Dios quiera, y nosotros ayudemos sin mezquindades personales, y sí con muchísimo compromiso.
Fraternalmente, Carlos Calisto
Maestro- Dir. Ejecutivo