Piscina de Saladero también se ha convertido en un centro social para la gente del barrio y sus alrededores

Luego de algunas jornadas de inactividad debido a las intensas precipitaciones que cayeron sobre nuestro departamento en los últimos días, la piscina barrial de Saladero, que fue inaugurada en febrero del 2013, volvió a dictar sus clases de natación con total normalidad, brindando a los niños y jóvenes que se acercan hasta allí la posibilidad de aprender a nadar en una piscina de características semiolímpicas y con una infraestructura totalmente moderna.
PISCINA PARA REALIZAR COMPETENCIAS
EL PUEBLO se acercó hasta la plaza del barrio Saladero en donde está ubicada dicha piscina para ver cómo se vienen desarrollando las actividades en lo que va de la temporada estival, sobre todo en este febrero que se inició muy lluvioso. En ese orden conversamos con Irma Cuello, quien se encontraba en el lugar observando a su nieta Pamela de seis años, quien participaba en ese momento de la clase de natación brindada por uno de los docentes de la Intendencia.
La abuela nos comentó que la piscina siempre se encuentra muy limpia, ya que los dos guardavidas que hay allí están constantemente quitando las hojas que caen de los árboles y cuidando que los chicos ingresen a la piscina luego de haberse duchado.
Nos comentó además que cuando puede acompaña a su nieta a la piscina, la que está muy entusiasmada con las clases de natación y que siempre se pone muy ansiosa por regresar.
Es importante destacar también que esta piscina tiene una forma rectangular, es de agua fría y posee una profundidad que oscila entre 1,10 y 1,40 metros, la que es además totalmente adecuada para aprender a nadar y realizar competencias como la que se llevó a cabo el sábado anterior.
Respecto al tema de horarios, la entrevistada explicó que su nieta concurre a la piscina solamente en la tarde, “pero se que también abre por la mañana, creo que desde las nueve a las once y en la tarde desde las cuatro hasta las diez, un amplio horario para que los chicos puedan concurrir. Lamentablemente las piscinas son de agua fría y eso genera un problema porque solo pueden ser utilizadas durante el verano, lo que hará que mi nieta ya no pueda concurrir a las clases de natación “, agregó Irma.
Desde su inauguración, esta piscina particularmente por sus características se ha convertido en el lugar específico para que la barriada y zona de alrededores puedan practicar y potenciar sus aptitudes como nadadores y poder así competir en otras partes del Uruguay representando a nuestra ciudad. También a dicha piscina concurren instituciones como centros CAIF, algunos jardines de la zona y grupos de distintos centros de estudios.
CON BAÑO PARA
DISCAPACITADOS
Por otro lado, uno de los guardavidas allí presentes nos acompañó a conocer las instalaciones que completan el entorno de la piscina, por lo que pudimos ver que el predio cuenta con vestuarios, una sala de enfermería, un espacio para los guardavidas, y por sobre todo un baño con ducha, especialmente acondicionado para personas discapacitadas. Esta iniciativa se encuentra enmarcada dentro de la política de inclusión que lleva adelante la Intendencia de Salto; recordemos que en nuestra edición del veinte de enero último informábamos que la piscina del barrio Palomar también cuenta con la posibilidad –gracias a su dispositivo de acceso- de que personas con problemas motrices puedan acercarse a hacer uso de las instalaciones; algo que resulta muy beneficioso para la sociedad en su conjunto.

Luego de algunas jornadas de inactividad debido a las intensas precipitaciones que cayeron sobre nuestro departamento en los últimos días, la piscina barrial de Saladero, que fue inaugurada en febrero del 2013, volvió a dictar sus clases de natación con total normalidad, brindando a los niños y jóvenes que se acercan hasta allí la posibilidad de aprender a nadar en una piscina de características semiolímpicas y con una infraestructura totalmente moderna.

PISCINA PARA REALIZAR COMPETENCIAS

EL PUEBLO se acercó hasta la plaza del barrio Saladero en donde está ubicada dicha piscina para ver cómo se vienen desarrollando las actividades en lo que va de la temporada estival, sobre todo en este febrero que se inició muy lluvioso. En ese orden conversamos con Irma Cuello, quien se encontraba en el lugar observando a su nieta Pamela de seis años, quien participaba en ese momento de la clase de natación brindada por uno de los docentes de la Intendencia.

La abuela nos comentó que la piscina siempre se encuentra muy limpia, ya que los dos guardavidas que hay allí estánpiscinaSaladero1 constantemente quitando las hojas que caen de los árboles y cuidando que los chicos ingresen a la piscina luego de haberse duchado.

Nos comentó además que cuando puede acompaña a su nieta a la piscina, la que está muy entusiasmada con las clases de natación y que siempre se pone muy ansiosa por regresar.

Es importante destacar también que esta piscina tiene una forma rectangular, es de agua fría y posee una profundidad que oscila entre 1,10 y 1,40 metros, la que es además totalmente adecuada para aprender a nadar y realizar competencias como la que se llevó a cabo el sábado anterior.

Respecto al tema de horarios, la entrevistada explicó que su nieta concurre a la piscina solamente en la tarde, “pero se que también abre por la mañana, creo que desde las nueve a las once y en la tarde desde las cuatro hasta las diez, un amplio horario para que los chicos puedan concurrir. Lamentablemente las piscinas son de agua fría y eso genera un problema porque solo pueden ser utilizadas durante el verano, lo que hará que mi nieta ya no pueda concurrir a las clases de natación “, agregó Irma.

Desde su inauguración, esta piscina particularmente por sus características se ha convertido en el lugar específico para que la barriada y zona de alrededores puedan practicar y potenciar sus aptitudes como nadadores y poder así competir en otras partes del Uruguay representando a nuestra ciudad. También a dicha piscina concurren instituciones como centros CAIF, algunos jardines de la zona y grupos de distintos centros de estudios.

CON BAÑO PARA DISCAPACITADOS

Por otro lado, uno de los guardavidas allí presentes nos acompañó a conocer las instalaciones que completan el entorno de la piscina, por lo que pudimos ver que el predio cuenta con vestuarios, una sala de enfermería, un espacio para los guardavidas, y por sobre todo un baño con ducha, especialmente acondicionado para personas discapacitadas. Esta iniciativa se encuentra enmarcada dentro de la política de inclusión que lleva adelante la Intendencia de Salto; recordemos que en nuestra edición del veinte de enero último informábamos que la piscina del barrio Palomar también cuenta con la posibilidad –gracias a su dispositivo de acceso- de que personas con problemas motrices puedan acercarse a hacer uso de las instalaciones; algo que resulta muy beneficioso para la sociedad en su conjunto.







El tiempo


  • Otras Noticias...