- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

PIT CNT ocupó por algunas horas el Shopping reclamando por “despido”, patronal expresa que es contrato a término

Una medida sindical determinó que las instalaciones del Salto Shopping permanecieran ocupadas por algunas horas en la tarde de ayer sábado. La medida extrema, fue adoptada por el sindicato de los trabajadores de la empresa de seguridad, Fidelis, quienes cumplen tareas en ese centro comercial, en reclamo porque un trabajador, dirigente sindical para el PIT CNT, hermano del presidente del sindicato para la empresa, no sea cesado cuando se le termine el contrato, el cual establece que sus funciones son en los partidos de fútbol de la Liga local y que cuando ésta acabe, el trabajador cesará en sus labores.
Esto genera rechazo del sindicato de trabajadores de la empresa, quienes apoyados ayer por los representantes departamentales del PIT CNT decidieron ocupar las instalaciones del shopping donde la empresa de seguridad involucrada presta servicios, pero no así el trabajador objeto de este conflicto, para forjar una mesa de negociación entre los empleadores y el sindicato, la cual al final quedó pactada para mañana lunes a las 12 y 30 en la oficina local del Ministerio de Trabajo. Tras esto fue levantada la medida de ocupación y el ingreso al centro comercial fue habilitado de inmediato. Pero al ser consultados por EL PUEBLO, fuentes tanto del PIT CNT y también fuentes cercanas a la empresa implicada en este asunto, dieron versiones diferentes sobre el origen del asunto, las que pese a todo, podrían zanjarse el próximo lunes.
LA MEDIDA
Como un plan hecho a medida. De buenas a primeras los representantes del PIT CNT aparecieron sobre el mediodía en las instalaciones del Salto Shopping y procedieron a sellar todas las entradas de ingreso al lugar, anunciando que a partir de ese momento el local quedaba ocupado, colgando en las entradas banderas de Fuecys (la Federación Uruguaya de Empleados del Comercio y Servicios) y del PIT CNT.
Si bien el hecho generó malestar entre algunos clientes y trabajadores de locales que se encuentran ubicados en ese establecimiento, los problemas se suscitaron cuando a un grupo de personas que cobran sus pensiones a través del local de Abitab que está ubicado en el Shopping, no se les permitía el paso para que pudieran hacerse de sus pasividades por parte de quienes estaban en la puerta. Aunque tras el reclamo de la gente contra los organizadores de la medida de protesta, los sindicalistas cedieron y permitieron el ingreso de quienes debían cobrar sus pensiones, por la parte del subsuelo, dejando entrar además a las personas que concurrían al supermercado Ta-ta del lugar.
Aunque horas más tarde, los gremialistas levantaron la medida. Al ser consultados por EL PUEBLO sobre este asunto dieron su versión del caso.
LA POSICIÓN DE LOS TRABAJADORES
Por su parte desde el PIT CNT dijeron a este diario que el reclamo comenzó “por el despido de un compañero, por el cual nosotros hicimos el reclamo ante el Ministerio de Trabajo, pero la empresa fue intransigente, y por lo tanto nosotros les avisamos que íbamos a tomar una medida. La medida que se tomó fue ‘trancar’ para fomentar un diálogo con la empresa, a lo cual anunciaron que echaban a 40 personas, entonces nosotros ocupamos”, dijeron los delegados sindicales.
Señalaron que la ocupación fue “pacífica, hablada con todo el mundo, sí tuvimos gente que fue a interponerse en la medida, que nos fue a insultar y aún así nosotros dejamos abierto el lugar para que pasaran por el subsuelo para que cobraran y para que funcionara el (sistema de cobranzas) Abitab y Redpagos que existe en el Shopping, y el Ta-ta siguió funcionando. Todo esto hasta que logramos la intervención del PIT CNT de Montevideo para alcanzar una instancia en el Ministerio de Trabajo que se llevará a cabo este lunes a las 12 y 30”.
El PIT CNT insistió en que el problema que dio origen a este caso fue el despido de un “dirigente sindical, que si bien es el hermano del presidente del gremio de los trabajadores de la empresa Fidelis, también él es dirigente”. Y dijeron que “la causal del despido es represión sindical, porque cuando despiden a alguien de esa forma sin dar la causa, para nosotros es persecución sindical y obramos en consecuencia”.
LA OPINIÓN EMPRESARIA
Si bien desde la empresa tomaron la decisión junto a la Administración del Salto Shopping de no salir a los medios para dar una versión sobre este asunto, fuentes consultadas vinculadas a la empresa Fidelis señalaron que “la empresa tiene varios clientes, entre ellos los que trabajan en la seguridad de los supermercados Ta-ta y los del Salto Shopping y también están los que cumplen estos servicios en los partidos de fútbol de Salto.
Los que trabajan en los supermercados y en el Shopping son trabajadores permanentes y mensuales. Pero no así los que trabajan en el fútbol que son trabajadores a término. Porque cuando la empresa pasó a hacerse cargo de la seguridad en los partidos de fútbol, contrató a 23 personas pero con contratos a término hasta que termine el campeonato”.
En ese sentido fuentes de la empresa señalaron que “formaron un sindicato entre esos 23 trabajadores a término y designaron un delegado gremial, el cual es hermano del presidente del sindicato de todos los trabajadores de esa empresa. Entonces quieren reingresar a la calidad de permanente a éste trabajador por ser delegado, sin respetar el contrato a término, pero encima quieren que sea solamente de éste trabajador y no de los otros 22. Incluso, este trabajador por el que se está reclamando su permanencia más allá del contrato firmado, aún no cesó sus funciones, sino que lo hará recién cuando termine el campeonato salteño. Además creemos que haber ocupado el Shopping y que la protesta no fuera en la sede de la empresa, fue una medida fuera de lugar, por la que tuvo que mediar el PIT CNT de Montevideo para decirles que no estaban actuando en forma coherente”, dijeron fuentes vinculadas a la empresa.