Ponencia de María Luisa de Francesco en el CeRP

Con el apoyo y patrocinio de la Oficina de Género y Generaciones de la Intendencia Departamental el 20 de marzo a partir de la hora 10.00 hasta las 12.00 se llevará a cabo la ponencia de la Escritoria María Luisa de Francesco que presentará su ponencia -“Reflexión sobre el rol de la mujer a través de la literatura infantil y juvenil”.

Dicha presentación se hará en el salón de actos del CeRP Salto.
La conferencia está actualizada y llevaría una bibliografía de los libros que actualmente sitúan a la mujer y hombre en nuevos roles.

También tiene una historia de las mujeres como lectoras y de los personajes femeninos que usualmente ocuparon las historias para los más jóvenes.
La charla pretende desmitificar esos roles pero también conocer con mayor profundidad los libros tradicionales. Se trata de una suerte de estudio e investigación de estos libros y la posibilidad de conocer nuevas tendencias.
Los agentes de transformación educativos son los encargados de declarar aptos para el consumo los productos literarios, además de aconsejar sobre cuáles son los libros adecuados —por una serie de rasgos ideológicos, morales, educacionales, pedagógicos, lingüísticos o estéticos— para ser leídos por los niños.
En la actualidad estos agentes han focalizado mucho su trabajo en aspectos relacionados con la utilización, tanto en los manuales de enseñanza como en los libros de literatura infantil, de un lenguaje no sexista y en la demanda de una presencia activa de personajes femeninos en los argumentos de los cuentos infantiles. Pero, además, estos estudios, opiniones o demandas tienen una influencia directa en los aparatos legislativos actuales.
El inicio podríamos situarlo en el año 1975, cuando se declara el Año Internacional de la Mujer y la UNESCO publica un documento titulado Recomendaciones para un uso no sexista del lenguaje que es distribuido por los centros de enseñanza y lugares públicos. ponencia001
De hecho, son los colectivos de mujeres profesionales de la enseñanza los que de una manera más activa han asumido este tipo de actuación social declarando una de las finalidades de la escuela la educación sin prejuicios sexistas.
Lógicamente, una parte importante de las investigaciones realizadas desde los ámbitos educativos ha tenido como línea de trabajo preferencial el estudio de los estereotipos femeninos y masculinos que se han creado y que se transmiten por cualquier manifestación cultural, por el lenguaje, etc.
Las conclusiones de esos estudios definen ambos estereotipos mediante los siguientes rasgos opuestos.
De hecho, hasta época muy reciente —la última década— los personajes femeninos y masculinos que aparecían en la literatura para niños y jóvenes, mayoritariamente, también reproducían esos estereotipos. Ha sido desde la escuela y desde los grupos antes mencionados desde donde se han realizado los principales estudios e investigaciones sobre el sexismo en los libros utilizados por los niños y jóvenes durante su formación; lógicamente, la literatura infantil también ha sido corpus de estudio de esas investigaciones.
Las características de cada sexo dentro de la familia eran: la mujer aparece en el papel de madre dentro de la casa, su trabajo es cuidar de los hijos y del marido.
Entretanto, el padre representa la máxima autoridad: trabaja fuera de casa y es el responsable del mantenimiento de la familia.
Dentro de la casa las ilustraciones lo representan siempre descansando. Si hace alguna faena en la casa, es: arreglar fusibles, clavar un clavo, reparar una llave de agua, etc. Las niñas aparecen ayudando a la madre, mientras que los niños aparecen jugando.
Los oficios o profesiones realizadas por cada sexo en los cuentos analizados eran, en los casos de los personajes masculinos, todo un amplio abanico bien representativo de los trabajos que puede realizar una persona en cualquier sociedad, mientras que los personajes femeninos sólo realizan trabajos relacionados con la maternidad o las tareas domésticas.
No pretendemos que el descubrir elementos sexistas en un libro signifique que haya que desecharlo, ya que puede tener otras cualidades que justifiquen continuar usándolo. Tampoco pretendemos que un libro no sexista sea automáticamente adecuado, interesante, estimulante o esté bien escrito.
El objetivo que se proponían en la realización del trabajo era “colaborar en la desintoxicación androcéntrica de los libros de lectura que llegan a las manos de nuestros alumnos y alumnas.
El estudio consiste en una selección de libros distribuidos por edades como propuesta de lecturas no sexistas y de una propuesta metodológica que permita al usuario seleccionar, analizar e investigar los textos que hay que llevar a la escuela.
Algunas de las sugerencias que ahí se dan para realizar esta crítica son contraponer los personajes femeninos a los masculinos; analizar los rasgos sociales y pedagógicos; descubrir las relaciones que ahí mantienen hombres-hombres, mujeres-mujeres y mujeres-hombres y las relaciones de poder que ahí se establecen y el grado de protagonismo; analizar cuáles de los personajes tienen acceso al terreno emotivo y cuáles al intelectual, así como la distribución del ámbito público y privado, y la valoración explícita e implícita que el autor hace de los personajes.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...