Por la falta de presupuesto que tendrá, la UdelaR evalúa fijar cupos para ingreso de estudiantes en el interior del país

Por la falta de presupuesto que tendrá, la UdelaR evalúa fijar cupos para ingreso de estudiantes en el interior del país

La institución divulgó una nota publicada por Búsqueda donde el rector Markarián avizora un panorama negativo para contar con más recursos. La Universidad está molesta porque fue usada para las propagandas electorales del Frente Amplio en 2014

En Salto, la Universidad de la República (UdelaR) imparte clases en el salón de actos de la jefatura de Policía. También sirven de aularios un local alquilado a la Sociedad Italiana, la biblioteca y el ateneo municipal. Incluso, cuando todo eso falla y el clima lo permite, se dan clases bajo un árbol ubicado al fondo de la sede universitaria, con alumnos y profesores sentados en círculo sobre el pasto.
Así comienza una entrevista al Rector de la Universidad de la República, Roberto Markarián, realizada por el periodista Juan Pablo Mosteiro del semanario Búsqueda y publicada la semana pasada que habla de la situación por la que atraviesa la casa de estudios y fue divulgada por la unidad de comunicación institucional.
La misma fue piedra angular de la campaña electoral del Frente Amplio en la última campaña electoral. Por eso hay enojo y mucho. El rector dice que “si no se alcanzan los números mínimos planteados al Parlamento como ‘propuesta de emergencia’ habrá que analizar alternativas no deseadas”, dice el rector de la Universidad, Roberto Markarian y la UdelaR evalúa fijar cupos en el interior ante falta de presupuesto.
LA ENTREVISTA
En Salto, la Universidad de la República (Udelar) imparte clases en el salón de actos de la jefatura de Policía. También sirven de aularios un local alquilado a la Sociedad Italiana, la biblioteca y el ateneo municipal. Incluso, cuando todo eso falla y el clima lo permite, se dan clases bajo un árbol ubicado al fondo de la sede universitaria, con alumnos y profesores sentados en círculo sobre el pasto. En Paysandú también hay liceos que prestan salones a los universitarios y se hacen aulas en la terminal de ómnibus. En Rivera, unos 200 estudiantes inscriptos este año para cursar la carrera de Enfermería aún no disponen de lugar físico para las clases.
Estas son algunas muestras de las carencias edilicias asociadas al creciente número de estudiantes de la UdelaR en el interior del país.
A ello se suman insuficiencias en la estructura administrativa y académica para consolidar un sistema universitario robusto más allá del área metropolitana.
“El mayor problema es que desde hace casi cinco años el presupuesto de la Udelar en el interior está estancado. Pese a tener una tasa de crecimiento de matriculados y de actividades universitarias del 10% anual, y aunque cerró el balance de 2017 sin déficit, la situación es complicada y compromete seriamente la calidad educativa del país”, dijo a Búsqueda el presidente de la Comisión Coordinadora del Interior de la Universidad estatal, Marcel Achkar.
Achkar explicó que la emergencia es tal que la UdelaR estudia alternativas que van “desde recortar programas y cerrar cursos hasta ampliar el sistema de cupos” para el ingreso estudiantil en el interior.
La Universidad pidió $175,5 millones para el interior —3,47% del total solicitado por la Udelar—, a distribuir entre 2019 y 2020, en el marco de la Rendición de Cuentas. La cifra significa un aumento del 10% del presupuesto anual para el interior.
El proyecto supone una inversión de $ 34,6 millones para mejorar la calidad académica y las condiciones laborales, ?$ 41 millones para infraestructura, $ 25 millones para investigación y posgrados, $ 24,6 millones para carreras de grado y atención a la demanda estudiantil, y $ 50,3 millones para gestión y desarrollo institucional.
“Si no se alcanzan los números mínimos planteados al Parlamento como ‘propuesta de emergencia’ de la Udelar habrá que analizar alternativas no deseadas”, aseguró a Búsqueda el rector de la Universidad, Roberto Markarian.
Para el rector, una de esas posibilidades es ampliar el sistema de cupos universitarios. Recordó que ya hay cupos en Educación Física, en las carreras de tecnología médica y que hay otros cupos indirectos en algunos cursos. “Todos esos cupos serán difíciles de levantar”, dijo.
“Vistas las dificultades financieras, el problema ahora es si el sistema de cupos se amplía”, agregó Markarian. Aclaró que “el tema está en estudio, aún no hay resolución”.
El gobierno dispuso este mes un incremento del gasto de $3.052 millones para la educación, de los cuales $1.942 millones irán para la Administración Nacional de Educación Pública, $430 millones para la UdelaR y $50 millones para la Universidad Tecnológica del Uruguay.
Morir en la capital.
La actividad universitaria tuvo un avance importante fuera de Montevideo durante la última década. Actualmente hay unos 12.000 alumnos de la UdelaR estudiando en el interior. Desde 2010 pasaron de ser el 3% al 11% del total de la Universidad. En 2017 ingresaron 3.676 alumnos, y en 2018 ya se apuntaron otros 4.000.
Solo en Salto y Paysandú ingresan 2.000 estudiantes por año desde 2016, ejemplificó la directora del Centro Universitario (Cenur) Litoral Norte, Graciela Carreño. Toda la región litoral —Paysandú, Salto, Río Negro y Artigas— concentra a unos 7.200 estudiantes activos, 800 docentes radicados y “viajeros” y 45 ofertas de enseñanza.
Carreño dijo a Búsqueda que la Universidad tuvo su “quinquenio de oro” en el interior del 2010 al 2015, al recibir una fuerte inyección económica que se tradujo en mejoras en las actividades de enseñanza, investigación y extensión, y de infraestructura, sobre todo en Tacuarembó y Rivera.
El perfil socioeconómico del estudiante del interior también difiere al del de la capital. “Mayoritariamente son jóvenes de escasos recursos, sin posibilidades de que sus familias subsidien sus estudios en Montevideo, por lo que, de no existir una presencia de la Universidad en el interior, tampoco tendrían acceso a los estudios terciarios”, aseguró Achkar.
“Si bien en estos años trabajamos para que no haya limitaciones al acceso a la educación terciaria y buscamos levantar los cupos en las carreras donde no podíamos enfrentar la masividad, la situación presupuestal nos obliga a rever esa política como estrategia”, dijo el responsable de coordinar la Universidad en el interior. “Sin dinero, o bajamos la calidad o tenemos que restringir actividades”.
La UdelaR cuenta con 200 docentes radicados con alta dedicación organizados en 54 proyectos en el marco del Programa de Desarrollo Universitario y en una decena de departamentos académicos. También suma 108 ofertas de enseñanza fuera de Montevideo, entre grado, posgrado y ciclos iniciales optativos.
Así, la Universidad está presente con sedes en 14 departamentos, y hay actividades de enseñanza, extensión e investigación en 11. Aumentó además el número anual de cursos de Educación Permanente, que son 195 con más de 6.000 participantes.
En las regiones Litoral Norte, en el Noreste (Rivera, Tacuarembó, Cerro Largo) y en el Este (Maldonado, Rocha, Treinta y Tres y Lavalleja) hoy es posible obtener títulos de grado. En el Este y Litoral Norte hay carreras de posgrado. “Eso también está comprometido”, dijo Achkar.
“Hoy llegamos a la masa crítica de universitarios egresados de grado que tienen la necesidad de hacer posgrados, maestrías y doctorados. Pero ahora todo eso está comprometido. Poco avanzamos si los universitarios del interior tienen que ir a Montevideo a cursar posgrados, porque otra vez caemos en el mismo círculo de morir en la capital”, agregó.
A 2017, la UdelaR construyó un total de 62.314 metros cuadrados en el interior, y en 2018 avanza en obras en otras cinco sedes: un edificio para aulas en Maldonado, otro para un espacio interinstitucional en Rivera, un aulario en Tacuarembó, un espacio de laboratorios en Salto y varias ampliaciones en Paysandú.
“Por sistema de cupos, en 2017 quedaron 400 chicos sin poder entrar a la Universidad”, dijo Carreño. “Es mucho. Probablemente la mayoría de ellos queden afuera.
Y esto para un país que tiene su 75% de investigación basado casi exclusivamente en la Universidad de la República no creo que sea un lujo que se pueda dar Uruguay”.
Achkar añadió: “Pocos temas son tan importantes como la formación terciaria de la población en un contexto donde los trabajos no calificados disminuyen y la demanda de profesionales calificados aumenta cada año.
Acá nos va la vida con la estrategia de desarrollo del país”.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...