Por las abundantes precipitaciones registradas, cuatro personas fueron trasladadas al refugio de la Intendencia

Luego de las abundantes precipitaciones registradas durante la madrugada y la mañana anterior, varias personas fueron afectadas por esta situación y aunque no hubo que lamentar hechos de mayor gravedad, tampoco se registraron inundaciones en viviendas que requirieran la evacuación de sus habitantes.
Aunque no obstante, las autoridades debieron socorrer al menos a cuatro personas, dos mayores y dos menores de edad, los que fueron trasladados desde el interior de su vivienda por funcionarios del Comité Departamental de Emergencias, por el lapso de algunas horas, teniendo en cuenta la precariedad de las mismas, las que posteriormente fueron reparadas para que las familias afectadas pudieran habitarlas nuevamente.
VARIAS
LLAMADAS
Consultado sobre este asunto, el representante del Comité Departamental de Emergencias, Sergio Acuña, informó a EL PUEBLO que aproximadamente a las 3:30 de la madrugada anterior y por la torrencial lluvia que se estaba registrando en ese momento, recibió algunas llamadas desde el sistema de emergencias 911, aclarando que “así es como funcionamos en el Comité de Emergencias, se nos comunica a través del sistema central de emergencias las situaciones de esa naturaleza que se producen”.
En este sentido, indicó que concurrieron hasta la zona del Asentamiento Andresito, donde “por precaución y porque estaban muy mojados”, debido a las precarias condiciones en las que viven, al menos cuatro personas fueron trasladadas al refugio de la Intendencia de Salto.
Se trata de una familia compuesta por dos personas mayores y dos menores de edad, donde por la  mañana se les brindó el desayuno, además de proporcionarles ropa seca y colchones, e incluso se les reparó el techo de la vivienda que, si bien no estaba deteriorado en forma total, sino “mal construido”, dijo Acuña, “se les brindó una solución”, aseguró el jerarca.
En ese aspecto, dijo que a estas personas “se las reingresó nuevamente ya que a la vivienda no habían ingresado las  enchorradas que se producen en el lugar, sino que la vivienda se vio afectada por el mal estado del techo, lo que generaba que se lloviera en forma importante”, manifestó el jerarca comunal.
NO HUBO EVACUADOS
En otro orden, Acuña informó que “no hubo personas evacuadas” por inundaciones, tal como trascendió en algunos portales de información, aunque aseguró que “hubo algunas situaciones” que se vivieron como en el caso de Barrio Artigas, donde normalmente cuando hay lluvias puntualmente intensas, la cañada que rodea el asentamiento que se encuentra ubicado en las adyacencias del Barrio Artigas, en algunas circunstancias “no da a basto el desagüe, entonces se desborda y afecta a tres o cuatro casas que están a la vera de esa cañada”, informó Acuña.
Asimismo, el titular del Comité Departamental de Emergencias indicó que “en ese lugar hubo una persona que debió abandonar el hogar, pero no alcanzó a una inundación de casas como sí ocurrió en el mes de febrero, donde fue necesario evacuar a varias personas”.
TAREAS DIARIAS
Por otro lado, comentó que la cuadrilla que pertenece a la Intendencia de Salto está a disposición del Comité de Emergencias y en ese sentido, estuvo realizando varias intervenciones para destapar arrastres pluviales que se van acumulando en varias partes de la ciudad.
Acuña remarcó que el Comité que dirige trabaja también con el Departamento de Obras de la comuna, y en el caso puntual de ayer “se trabajó todo el día”, continuando en la presente jornada con las tareas, y destacó que “ésta es una tarea que el Comité de Emergencias realiza a diario, no solamente cuando llueve”.
Según el Sistema Nacional de Emergencias (SINAE), hasta las 17 horas de ayer, permanecían evacuadas 55 personas en todo el país: 35 en Paysandú y 20 en Río Negro y había dos rutas nacionales cortadas que afectaban los departamentos de Río Negro y Rivera.
RECOMENDACIÓN
PARA LA CIRCULACIÓN
Finalmente Acuña exhortó a la población a tener precaución y cuidado sobre todo con las calles que están en mal estado, “no las que fueron recientemente arregladas, sino las que todavía no se han podido arreglar porque son muchas”, que, con el exceso de agua se rompen más y representan un riesgo principalmente para los motociclistas y/o ciclistas.

Luego de las abundantes precipitaciones registradas durante la madrugada y la mañana anterior, varias personas fueron afectadas por esta situación y aunque no hubo que lamentar hechos de mayor gravedad, tampoco se registraron inundaciones en viviendas que requirieran la evacuación de sus habitantes.

Aunque no obstante, las autoridades debieron socorrer al menos a cuatro personas, dos mayores y dos menores de edad, los que fueron trasladados desde el interior de su vivienda por funcionarios del Comité Departamental de Emergencias, por el lapso de algunas horas, teniendo en cuenta la precariedad de las mismas, las que posteriormente fueron reparadas para que las familias afectadas pudieran habitarlas nuevamente.

VARIAS LLAMADAS

Consultado sobre este asunto, el representante del Comité Departamental de Emergencias, Sergio Acuña, informó a EL PUEBLO que aproximadamente a las 3:30 de la madrugada anterior y por la torrencial lluvia que se estaba registrando en ese momento, recibió algunas llamadas desde el sistema de emergencias 911, aclarando que “así es como funcionamos en el Comité de Emergencias, se nos comunica a través del sistema central de emergencias las situaciones de esa naturaleza que se producen”.

En este sentido, indicó que concurrieron hasta la zona del Asentamiento Andresito, donde “por precaución y porque estaban muy mojados”, debido a las precarias condiciones en las que viven, al menos cuatro personas fueron trasladadas al refugio de la Intendencia de Salto.

Se trata de una familia compuesta por dos personas mayores y dos menores de edad, donde por la  mañana se les brindó el desayuno, además de proporcionarles ropa seca y colchones, e incluso se les reparó el techo de la vivienda que, si bien no estaba deteriorado en forma total, sino “mal construido”, dijo Acuña, “se les brindó una solución”, aseguró el jerarca.

En ese aspecto, dijo que a estas personas “se las reingresó nuevamente ya que a la vivienda no habían ingresado las  enchorradas que se producen en el lugar, sino que la vivienda se vio afectada por el mal estado del techo, lo que generaba que se lloviera en forma importante”, manifestó el jerarca comunal.

NO HUBO EVACUADOS

En otro orden, Acuña informó que “no hubo personas evacuadas” por inundaciones, tal como trascendió en algunos portales de información, aunque aseguró que “hubo algunas situaciones” que se vivieron como en el caso de Barrio Artigas, donde normalmente cuando hay lluvias puntualmente intensas, la cañada que rodea el asentamiento que se encuentra ubicado en las adyacencias del Barrio Artigas, en algunas circunstancias “no da a basto el desagüe, entonces se desborda y afecta a tres o cuatro casas que están a la vera de esa cañada”, informó Acuña.

Asimismo, el titular del Comité Departamental de Emergencias indicó que “en ese lugar hubo una persona que debió abandonar el hogar, pero no alcanzó a una inundación de casas como sí ocurrió en el mes de febrero, donde fue necesario evacuar a varias personas”.

TAREAS DIARIAS

Por otro lado, comentó que la cuadrilla que pertenece a la Intendencia de Salto está a disposición del Comité de Emergencias y en ese sentido, estuvo realizando varias intervenciones para destapar arrastres pluviales que se van acumulando en varias partes de la ciudad.

Acuña remarcó que el Comité que dirige trabaja también con el Departamento de Obras de la comuna, y en el caso puntual de ayer “se trabajó todo el día”, continuando en la presente jornada con las tareas, y destacó que “ésta es una tarea que el Comité de Emergencias realiza a diario, no solamente cuando llueve”.

Según el Sistema Nacional de Emergencias (SINAE), hasta las 17 horas de ayer, permanecían evacuadas 55 personas en todo el país: 35 en Paysandú y 20 en Río Negro y había dos rutas nacionales cortadas que afectaban los departamentos de Río Negro y Rivera.

RECOMENDACIÓN PARA LA CIRCULACIÓN

Finalmente Acuña exhortó a la población a tener precaución y cuidado sobre todo con las calles que están en mal estado, “no las que fueron recientemente arregladas, sino las que todavía no se han podido arreglar porque son muchas”, que, con el exceso de agua se rompen más y representan un riesgo principalmente para los motociclistas y/o ciclistas.