Presentación del libro “Trata Sexual en Uruguay” de la Magister Andrea Tuana

La Unidad de Género y Generaciones de la Intendencia de Salto y el Ministerio de Desarrollo Social promueven la presentación del libro de la Magister Andrea Tuana intitulado “Trata Sexual en Uruguay” en las instalaciones del MIDES, Salto. libro 001--

El trabajo busca analizar las respuestas de asistencia hacia mujeres en situación de trata con fines de explotación sexual en Uruguay. El propósito es analizar la implementación del Servicio de Atención a Mujeres en Situación de Trata con Fines de Explotación Sexual, gestionado por el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) en forma conjunta con la Asociación Civil El Paso.

A partir del marco normativo internacional y nacional, es posible identificar cómo se define la trata y cuáles son los principales estándares internacionales y nacionales que sirven de sustento para desarrollar una atención de calidad.
Asimismo, se realiza un recorrido acerca de los principales antecedentes de política pública generados en nuestro país y se presenta una caracterización de la problemática, estableciendo las principales modalidades de la trata, las rutas y las características generales de las víctimas.
En el proceso de investigación se analizó la fase de implementación del Servicio de Atención a Mujeres en Situación de Trata con Fines de Explotación Sexual, sus características, el trabajo que realiza y el modelo de atención que lo sustenta, así como también se hizo una reseña de sus alcances, fortalezas y limitaciones.
Se aportan perspectivas y conceptualizaciones que, desde ámbitos internacionales y nacionales, definen el problema público de desigualdad de género.
También se desarrollan las principales evidencias empíricas que dan la pauta de la dimensión que la problemática asume en Uruguay, así como los argumentos que permiten su visualización y atención.
La captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación.
Esa explotación incluirá, como mínimo, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos.
La trata con fines de explotación sexual puede constituirse en un crimen de alcance internacional perpetrado por redes de crimen organizado transnacional o puede configurarse en trata interna, en la que intervienen redes de tratantes de alcance nacional, territorial, comunitario y familiar, y la explotación y movilización de las personas se da dentro de las fronteras nacionales. Las redes delictivas cometen diversos delitos en el proceso de trata.
Estos delitos, llamados conexos, pueden ser agresión sexual, violación, homicidio, aborto forzado, tortura, contrabando de armas o de drogas, lavado de activos, evasión fiscal, robo de documentos, falsificación de documentos, entre otros.
La violencia contra las mujeres y las niñas sigue siendo uno de los problemas más acuciantes de la región.
RECOMENDACIONES DE POLÍTICA PÚBLICA
Impulsar la entrada en el Parlamento del Anteproyecto de Ley de Trata y Explotación Sexual e incidir a nivel parlamentario para la aprobación del Proyecto de Ley Integral de Violencia basada en Género. Inmujeres preside la Mesa Interinstitucional para la Prevención y Combate de la Trata de Personas, por lo cual desde este ámbito es factible que pueda promover la entrada del Anteproyecto de Ley de Trata y Explotación Sexual. Asimismo, preside el Consejo Nacional de Género, ámbito desde el que podría incidir a nivel parlamentario para la aprobación de la Ley Integral de Violencia Basada en Género. Capacitar a los equipos técnicos de los servicios de atención en violencia basada en género de los diferentes departamentos del país, para que puedan brindar un primer nivel de respuesta a las mujeres víctimas de trata.
En cada departamento del país funciona un servicio de atención a mujeres que viven situaciones de violencia doméstica que cuenta con psicólogos, trabajadores sociales y abogados, así como un local, infraestructura y logística básica para brindar atención psicosocial y legal. Estos servicios están bajo la órbita de Inmujeres y podrían desarrollar un primer nivel de atención recibiendo la capacitación y supervisión adecuada.
El Servicio de Atención a Mujeres en Situación de Trata con Fines de Explotación Sexual cuenta con recursos formados y disponibilidad para realizar esta tarea.
En el contexto actual sería factible reconvertir uno de los hogares de atención a mujeres en situación de violencia doméstica y dejarlo en forma exclusiva para las situaciones de trata.
Desarrollar convenios con el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional para el sector privado (Inefop) para generar propuestas de inserción laboral para mujeres en situación de trata. Este instituto ha recibido capacitaciones en la materia y se encuentra interesado en desarrollar una línea de capacitación para mujeres en situación de trata.
Crear un centro diurno de atención a mujeres en situación de trata.
Este espacio deberá brindar una respuesta integral y cotidiana para aquellas mujeres que se encuentren sin soportes emocionales, materiales y afectivos producto de los procesos de trata (especialmente mujeres extranjeras y uruguayas retornadas).
Propiciará la articulación con las distintas instituciones y programas intervinientes desde su estricta competencia y se ofrecerá una atención integrada, especializada y multidisciplinaria, que permita la restitución del ejercicio de los derechos humanos fundamentales de las personas en situación de trata. Este dispositivo brindará atención a mujeres tanto nacionales como extranjeras y deberá tener una cobertura amplia de funcionamiento para poder articular con los refugios nocturnos, pensiones o la alternativa habitacional que la persona disponga.
La población objetivo del centro será heterogénea en edad, nacionalidad, situación laboral, situación migratoria, con amplia gama de problemas de salud física y metal y expresiones del daño por la situación de explotación por la que transita o ha padecido, por lo cual la propuesta de actividades que se brinden debe contemplar esta diversidad y proporcionar una asistencia de calidad, teniendo presente los estándares internacionales de atención a víctimas. El centro debe estar instalado en un edificio amplio, con varias habitaciones, baños, cocina, espacio abierto ubicado en la zona de fácil acceso y que disponga de seguridad para garantizar la protección de las mujeres que asisten, dado que la relación entre la persona tratada y la red criminal es muy compleja y ambivalente.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...