Presentaron el Propedéutico 2016 para los estudiantes de 1er. año de profesorado en un acto realizado en la sede del Cerp

El pasado 10 de marzo, en el salón de actos del CeRP se llevó a cabo el Propedéutico 2016 para los estudiantes de Profesorado y Maestro Técnico que cursarán primer año.

Dentro del cronograma de actividades académicas, se expuso una breve historia de la Formación de Profesores para la Educación Media de nuestro país. Los centros regionales como enclaves culturales y desarrollo académico en el interior del país. Se hizo hincapié en el escenario actual. Hacia un nuevo modelo de formación universitaria de profesores.
El objetivo general del curso es de brindar al estudiante de profesorado que inicia la carrera, un espacio de formación y orientación profesional que le permita comenzar a desarrollar saberes, procedimientos y actitudes relacionadas con la teoría y la práctica de la profesión docente.
OBJETIVOS ESPECÍFICOS
Familiarizar al estudiante con la historia y el lugar de los centros regionales de profesores como enclaves culturales y centros de formación docente que articulan la docencia, con la investigación y la extensión.
Se pretende orientar al estudiante sobre los procesos y las estrategias de acceso a la información académica relevante para su formación, brindar insumos y pautas sobre producción de informes y redacción académica y contribuir con la formación profesional reflexionando sobre los principales aspectos éticos de la profesión docente.
A su vez informar sobre aspectos normativos y de funcionamiento del centro. Se concientiza entonces a los estudiantes en medidas de seguridad y primeros auxilios en los centros educativos.
Conocer la malla curricular de cada profesorado y las características generales de cada espacio de formación docente y dar a conocer aspectos generales de evaluación estudiantil que se aplicarán en cada departamento académico.
El alumno debe ser capaz de problematizar sus conocimientos de modo que le permita reflexionar sobre sus prácticas, discutirlas con sus colegas y plantear alternativas. (Actitud investigativa, reflexiva y creativa que reafirme su condición de enseñante y por tanto su compromiso con los procesos educativos).
La condición de enseñante exige al profesional docente, formarse tanto en sus finalidades como en su contenido de manera integral: “saber y saber enseñar, conocer a quién enseña, en qué medio enseña y para qué enseña”.
CONTEXTO DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR
En un mundo en el que cada vez más se confirma el papel estratégico de los avances tecnológicos, aún se tiene que reconocer la existencia de condiciones de injusticia y desigualdad para un gran número de personas, situación inaceptable dada la acumulación de conocimientos y recursos disponibles a nivel global.
En ese contexto, la Educación Superior puede ser un factor clave para contribuir al desarrollo sustentable de los países y abonar a la consolidación de la igualdad de oportunidades de los ciudadanos que aspiren a la construcción de un mundo más equilibrado.
El concepto de educación como bien público social y derecho universal, repercute directamente en la asociación de la calidad de la educación con la pertinencia y la inclusión social.
La educación social en el pleno ejercicio de su autonomía, como servicio público, debe simultáneamente promover el desarrollo de la ciencia y la tecnología y llevar a cabo acciones de corte humanístico que conduzcan a la formación integral y de ciudadanía de los estudiantes y por un principio de congruencia, deberían propiciarse ambientes de trabajo que permitieran al personal académico un desarrollo integral y una convivencia armónica.
La consideración de la educación como un bien público social también tiene repercusiones en la orientación de las actividades de todos sus actores sociales, directivos, académicos, estudiantes y administrativos, para asumir los distintos roles a desempeñar con un claro compromiso social y una alta responsabilidad.
En particular sobresale el papel decisivo que puede desempeñar el personal docente en el desarrollo, así como la importancia de su contribución al progreso de la humanidad y de la sociedad moderna; tanto más en la medida que su labor intelectual se proyecta en los procesos de actualización en su disciplina, en el reforzamiento de sus aptitudes pedagógicas para la docencia de su disciplina y la mejora de su historial académico.