Presidente de ANP reafirma que el proyecto para el puerto es aumentar el tránsito y mejorar las condiciones

Dificultades de navegación hacen difícil operaciones de carga

Para el presidente de la Administración Nacional de Puertos (ANP), Alberto Díaz, el proyecto más viable para el puerto de Salto pasa por aumentar el flujo de pasajeros  que cruzan el río, darle mejores condiciones, pero entiende que hay problemas de navegación que deben estudiarse en profundidad para poder pensar nuevamente en el transporte de carga.

PUERTO DE SALTO

COMO TERMINAL

DE PASAJEROS

Luego de arribar al muelle local proveniente de la vecina ciudad de Concordia  (Argentina) en donde mantuvo contactos son autoridades municipales con el objetivo de dinamizar el transporte fluvial, Díaz dialogó con EL PUEBLO indicando que para “nosotros el pasaje no está mal entendido en el puerto, porque uno piensa que la terminal portuaria es solo carga, pero no debe entenderse de esa manera. En el caso del puerto de la ciudad de Colonia es prácticamente solo movimientos de pasajeros, que mueve más de 2 millones por año, y estamos orgullosos de eso”. Indicó que “no se cuánto va a mover Salto, pero sin dudas que el atractivo tiene que ser traer potenciales turistas además de la gente local”.

HAY ASPECTOS DEL

PUERTO QUE TIENEN

QUE MEJORAR

Ante el planteo de las carencias de infraestructura que tiene el puerto, referidos a la falta de iluminación y otros, la idea estriba en “que pueda trabajarse también por la noche, ya que es muy atractivo hacerlo, porque imaginamos que el servicio es para gente que venga a restoranes a Salto por la noche, pero no que venga a las 12 de la noche y se vaya a las 4 de la mañana luego de ir al Casino. Tiene que ser algo más fluido”. Otro aspecto a resaltar es “que el pasaje tiene que ser independiente de la empresa que lo venda. Uno tendría que comprar el pasaje en un solo lugar y tomar la lancha que sea. Tiene que ser un servicio ágil, y también tiene que serlo el trámite migratorio, también para el caso de los habitantes de Salto y Concordia”. Hay que pensar que “uno está ofreciendo algo  para un público que paga mucho en algunos hoteles, y entonces el servicio tiene que ser acorde”. Depende del objetivo público que uno quiera traer: “si uno piensa en hoteles 5 estrellas, hay que pensar en carteles en inglés, y tiene que haber otro tipos de cosas; si solo se trabaja con público local es otra la apuesta”. Indicó, asimismo que “nuestra idea es que Salto sea reconocido en un circuito internacional de turismo, que sea paquete vendido desde el exterior, que la gente que venga a los hoteles grandes que sepa que tiene ya incluido un cruce a Concordia”.

EL PUERTO ES PARTE

DE UN PROYECTO

MÁS AMPLIO

El jerarca entiende que el proyecto “lo debería estar impulsando el Ministerio de Turismo y nosotros ver qué cosas andan mal, y con la visión y la experiencia que tenemos en otros puertos hacer que éste se comporte desde el punto de vista de migración y de documentación igual a Colonia, o una cosa así. Hay que potenciar con las Termas de ambos lados que el turista pueda estar en un hotel en Salto y cruzar al otro lado, y que no se de cuenta ni en que país está, que realmente sea un mero trámite y que fluya adecuadamente”.

RESPECTO DE LÍNEA

DE PASAJEROS

SALTO BUENOS AIRES

El jefe del puerto Luis Costa días atrás había indicado a EL PUEBLO que  “de acuerdo a la existencia de interesados, se podrían tener líneas regulares que puedan llegar a cubrir el trayecto Buenos Aires – Salto”. Consultado Díaz expresó que “el crucero fluvial es algo que nos están planteando desde Montevideo, no se ha planteado en Salto. Hay que ver si hay alguna empresa que lo quiera hacer. Para no confundir, nuestro proyecto hoy es aumentar el flujo de pasajeros  que cruzan y vamos a darle mejores condiciones”. De presentarse alguna inquietud, “la línea regular tampoco sería nuestra, la tendría que dar la Dirección Nacional de Hidrografía”. Ahora, si se presenta la oportunidad de  atender cruceros fluviales “ y si es el mercado a explotar lo sumaremos al proyecto”

HOY NO SE VE A

SALTO COMO UN

PUERTO DE CARGA

“Hay que ser bien realista” respecto de si Salto puede ser o no un puerto de carga o de distribución de mercaderías, expresó Díaz. Hizo mención a que en los  “estudios que hicieron las consultoras la dificultad más grande está en el tipo de barcos que puede llegar a Salto y, en concreto la dificultad que pueden presentar los pasos de El Hervidero y Corralito. Hay unos problemas de navegación que hay que estudiar antes de lanzar una aventura de volver al transporte de carga. Un problema es el calado y el otro es hacia donde van a navegar. No es pensable hacer todo un esfuerzo para que entren camiones al puerto, carguen y luego descarguen en Paysandú. Es un trayecto muy corto para justificar ese tránsito. De alguna manera para que sirva tendría que seguir hasta el puerto de Nueva Palmira, tendría que ser un trayecto diferente, pero todavía nosotros no lo vemos. Si hubiera empresarios que lo ven factibles, obviamente que los vamos a escuchar, pero hoy para nosotros el desarrollo principal pasa por el pasaje”.