Prof. Raquel Robaudo y su experiencia con la terapia alternativa de la Sanación Reconectiva

Ex docente difunde lo que considera un fenómeno

7“Durante 35 años fui docente de Enseñanza Secundaria, en liceos públicos y privados en Salto.

Tengo el título de Maestra, pero mi experiencia en esa rama fue casi nula (algunos meses en la Jardinera del Colegio Ma. Auxiliadora, de los cuales guardo hermosos recuerdos y sigo en contacto con muchas de mis ex alumnas con lazos de amistad).

Como docente pienso que una de las cosas más reconfortantes es que pasado el tiempo, te encuentres con algún alumno o alumna y te salude y  diga: Profe ¿Se  acuerda de mí?

Este pequeño gesto es síntoma de que significamos algo en la vida de esa persona, de que dejamos nuestra huella” – enfatizó Raquel Robaudo, al adentrarnos en el fenómeno de la Sanación Reconectiva.

Piensa que más allá de lo estrictamente curricular, el docente tiene la oportunidad de aportar mucho como persona.

Se siente plena al estar practicando la Sanación Reconectiva y La Reconexión, de ayudar a divulgar esta nueva frecuencia que trae consigo luz e información al planeta en estos tiempos.

Durante los últimos años como docente, sentía que debía hacer otra cosa, ayudar a las personas de otra forma.

Hay mucho dolor, angustia, enfermedad.

Siente que ser facilitadora de la Sanación Reconectiva fue un cambio en este proceso, que es su existencia.

VISUALIZA UNA NUEVA REALIDAD

¿Cómo llegan las Terapias Alternativas a su realidad?

– “Hace más o menos 10 años, en mi vida confluyeron varios hechos que determinaron una búsqueda de respuestas y porqué no, soluciones.

Así llegué a iniciarme en Reiki y posteriormente en Magnified Healing.

También practiqué la Meditación del Sonido Primordial.

Además estudié Progamación Neuro Lingüística en Montevideo.

Todo fue parte de mi búsqueda personal.

Y de qué manera llega a la Reconexión?

– “Hace dos años, a principios del 2010, estaba un sábado a la noche leyendo artículos en Internet (lo tengo muy presente porque fue muy fuerte lo que sentí, algo me decía en mi interior: Debes hacer eso), vi un anuncio de La Reconexión de Rita Ferraro (Bs.As.).

Había cierta información sobre la Sanación Reconectiva y La Reconexión. Confieso que no me quedó muy claro de qué se trataba,  pero sentí que debía reconectarme.

Me puse en contacto con Rita (un ser encantador) y me dijo: Tienes suerte, en noviembre de este año viene por primera vez a la Argentina el Dr. Eric Pearl.

Ya no tuve dudas…tenía que reconectarme y después asistir al seminario. Antes de asistir al seminario leí el libro del Dr.Pearl: La Reconexión. Sana a otros, a ti mismo.

Recomiendo a todos este excelente libro, que está en su versión impresa pero también se puede descargar gratis en internet.

El seminario fue espectacular, porque pudimos observar sanaciones que se dieron simplemente al entrar en contacto con las frecuencias de la Sanación Reconectiva.

En aquel momento asistimos al Seminario en Bs. As., más o menos 7 uruguayos.

Había asistentes de varios países latinoamericanos y también de algún europeo”.
SU EXPERIENCIA

Generalmente tendemos a decir que hubo una sanación, si hay una prueba evidente de ello: un tumor desaparece, por ejemplo.

Pero: ¿quiénes somos nosotros para decir qué es una sanación? o ¿cuándo ocurre?

La Sanación puede ocurrir de muy variadas formas, a veces llega facilitando a alguien la información para un tratamiento.

No se sana la enfermedad, se sana al ser, se restaura el equilibrio.

Todos reciben una sanación, aunque a veces no es la que esperaba tener.

Esto tiene que ver con la «expectativa»: si quiero sanar mi dolor en la rodilla, tal vez salga de la sesión y constate que mi dolor persiste.

Pero pueden darse en mi vida algunos hechos, que si estoy atenta, se pueden relacionar con ese bloqueo energético que tenía en la rodilla y un día soy consciente de que la rodilla no me duele más.

No hay que tener expectativas sobre la sanación, hay que estar atento.

“En la práctica he tenido ejemplos concretos de problemas cardíacos detectados en un electrocardiograma y que no vuelven  a aparecer en tres posteriores; o tumoraciones que desaparecen” – reveló la docente.

SEMINARIOS A NIVEL MUNDIAL

El calendario de seminarios en todo el mundo y toda la  información sobre La Reconexión se puede encontrar en: www. thereconnection. com.

Allí está el libro en versión .pdf para descargar.

En setiembre de 2012 el Dr. Eric Pearl y su equipo estarán en Santiago de Chile y Buenos Aires.  Puede ser, que si el calendario lo permite, venga a Uruguay a firmar libros, pero dicho evento aún no está confirmado.

DR. ERIC PEARL Y LA SANACION

El Dr. Eric Pearl era médico quiropráctico, manteniendo una exitosa y próspera consulta propia durante 12 años hasta un buen día en que sus pacientes comenzaron a explicar que sentían el tacto de sus manos sin que él los estuviera tocando.

Durante los siguientes dos meses, las palmas de las manos del Dr. Pearl sangraron y desarrollaron ampollas sin causa aparente.

Sus pacientes pronto manifestaron también haber visto ángeles y recibieron sanaciones milagrosas de enfermedades tan graves como: cáncer, enfermedades relacionadas con el SIDA, Síndrome de Fatiga Crónica, defectos de nacimiento, Parálisis Cerebral y otras.

Todo esto ocurría simplemente cuando Eric ponía sus manos cerca de ellos.

Y sigue sucediendo hasta el día de hoy.

La Sanación Reconectiva es una forma de sanación que está en nuestro planeta por vez primera.

Nos reconecta con la plenitud del universo y a la vez con la plenitud de nuestra esencia. Se cree que esto sucede gracias – no tan solo a una nueva gama de frecuencias sanadoras – sino, probablemente, gracias a un ancho de banda totalmente nuevo cuya realidad se ha podido demostrar claramente tanto en la práctica como en laboratorios científicos.

Estas sanaciones y frecuencias evolutivas pertenecen a un nuevo ancho de banda y nos llegan a través de un espectro de luz e información. Gracias a La Reconexión somos capaces de interactuar con estos nuevos niveles de luz e información, y gracias a ellos podemos reconectarnos.