Profesionales hablan sobre Leishmaniasis y apuntan a generar conciencia para prevenir una enfermedad que avanza

Profesionales hablan sobre Leishmaniasis y apuntan a generar conciencia para prevenir una enfermedad que avanza

Comisión Zoonosis realiza controles gratuitos

Lo más probable es que a todos ya nos haya picado ese mosquito (el flebótomo, transmisor de la Leshmaniasis), lo que pasa es que nuestro cuerpo ha reaccionado bien, se ha defendido bien; lo mismo con los perros, es casi seguro que muchísimos ya hayan sido picados pero sus organismos reaccionaron bien; es más, hay muchos perros que si se les hace el test ahora va a dar positivo, pero no quiere decir que tengan síntomas de Leishmaniasis ni que las vayan a tener ahora, esos síntomas pueden aparecer dentro de muchos meses o incluso a los años y mientras tanto, con los controles y cuidados correspondientes, ese perro puede seguir llevando una vida normal». Así comenzaba expresándose un médico veterinario salteño de los varios con los que conversó EL PUEBLO estos días a propósito del tema que preocupa a muchos: la Leishmaniasis en Salto y los perros que han sido ya sacrificados por esta causa.

En coincidencia con esto, otro profesional explicaba que «en todos lados hay mosquitos, vas a la costanera y te pican, salís a tomar mate al fondo o al frente de tu casa y te pican, adentro mismo de tu casa también…entonces ¿cómo, o por qué, no pensar que alguno de esos es el transmisor de esta enfermedad?… Seguramente sí».
En muchas zonas
Días pasados dábamos cuenta de la preocupación de vecinos de la zona de Plaza de Deportes por la cantidad de canes que han sido sacrificados y el temor a que esta cifra continúe en aumento. Si bien esto es real, los veterinarios con los que pudo dialogar este diario afirman que «ya no es cuestión de un barrio o una zona, como en algún momento se hablaba de Arenitas Blancas o de una parte del Cerro, sino que ahora se ha extendido por todas partes y es una expansión muy difícil de controlar». Lo ideal, sostienen, es que cada dueño de perros acceda a realizarle el test y a partir de entonces tome las medidas correspondientes, que no siempre serán sacrificar al animal. Como se dijo en líneas anteriores, el hecho de que el animal no presente síntomas propios de Leishmaniasis (lesiones oculares, en orejas, de piel, crecimiento inusual de uñas, entre otros) no significa que no sea portador de ella y es lo que hace que igualmente sea conveniente el test, de modo que en caso de arrojar resultado positivo se pueda actuar con prontitud antes que los síntomas se manifiesten.
Repelente a los perros
Asimismo, coincidieron varios en que de no poder acceder, por su precio o el motivo que fuese, a los collares con deltametrina (producto que evita la picadura de la mosquita al perro y que deben cambiarse aproximadamente cada seis meses), es una buena opción colocarles repelente en aerosol del que usan las personas, resulta efectivo para el animal y no hay mayores peligros en caso que el animal lama su cuerpo.
Especial preocupación del Dr. Supparo
Uno de los principales referentes en este tema en Salto, por su vinculación con Zoonosis y ser desde hace años un incansable promotor de ámbitos de información, tareas de prevención, así como castraciones, etc., es el doctor (veterinario) Eduardo Supparo. La semana pasada, Supparo tomó algunas fotos de la ciudad (como la de un basural con mucho ramaje en la esquina de un terreno baldío de Uruguay y San Eugenio) y realizó en su cuenta de Facebook el siguiente comentario: «Mientras esta situación de agresión al ambiente continúe, el insecto vector de la Leishmaniasis continuará con una presencia importante, poniendo en riesgo la vida de los perros y de las personas. Estas fotos las tomé ayer en Salto. Me da mucha vergüenza y dolor que esta situación se perpetúe en el tiempo, dejando nuestra ciudad como las peores de Uruguay…». Por otra parte, Supparo se pone a disposición de quienes quieran organizar reuniones entre vecinos, para asistir y conversar sobre cómo prevenir y controlar esta enfermedad. En ese caso pueden comunicarse al número 098 978 020.
Medidas
Pero, en definitiva, hay coincidencia entre los especialistas en que lo fundamental es entender que se trata de una enfermedad que puede prevenirse y para ello es importante que los perros usen collar o pipeta repelente (o, en su defecto, el repelente en aerosol que utilizan las personas), colocar tejido mosquitero en puertas y ventanas, utilizar tabletas termoevaporables y promover una adecuada gestión ambiental (limpieza, orden y control de vegetación).
Controles gratuitos
Además, cabe destacar que la Comisión Zoonosis está abocada al tema y en ese sentido, entre otras actividades, viene realizando controles gratuitos en su local de Rivera 407 (al lado de la Seccional Primera de Policía). Incluso en la tarde de ayer lunes, a las 17 horas, hubo una nueva instancia de estos controles. Habrá que esperar e ir analizando resultados. En caso que alguien decida contratar a un profesional en forma particular para la realización del control a su perro, este tiene un costo que ronda los $ 500.