Programa de ACJ en convenio con INAU que atiende a niños en situación de vulnerabilidad

“Un espacio para crecer”.

Desde 1998 la Asociación Cristiana de Jóvenes apoya un programa en convenio con INAU denominado “Un espacio para crecer” donde los niños en situación de extrema vulnerabilidad reciben una asistencia integral y personalizada que les permite luego continuar sus estudios en la educación formal y reciben una atención integral que les permite salir adelante en la vida.
Desde 1998 ejecutamos el Programa de Atención a Niños, Niñas y Adolescentes en Situación de Calle, denominado “Un espacio para crecer”. Se asiste en este marco a más de sesenta niños a partir de los siete a los 16 años en forma permanente, puesto que dicho programa no tiene cierre durante el año.
La Maestra María del Carmen Valsangiácomo trabaja en el programa “Un espacio para crecer” desde el comienzo y revela que muchos niños con grandes déficit educativos han logrado revertir la situación, merced al apoyo educativo que se les brinda, de carácter personalizado.
Valsangiácomo nos cuenta que dentro de la línea de acciones, se visita las aulas de los niños involucrados en “Un espacio para crecer” y que al principio la respuesta no era la esperada.
Hoy existe otra mirada hacia el proyecto, pero aún queda en el tintero el apoyo por parte de los familiares de los niños, que en muchos casos “se trata de padres abandónicos”.
APOYO PEDAGÓGICO Y ACOMPAÑAMIENTO ESCOLAR Y LICEAL
La misión de la docente es llevar a cabo el apoyo pedagógico y acompañamiento escolar y liceal. Realiza actividades en calle de captación y, una vez logrado un abordaje y contacto también con el entorno familiar, el niño o niña ingresa a la sede. Allí los niños también participan de actividades recreativas, sociales, talleres, deportes, se les brinda desayuno o merienda y, en los casos que no tienen comedor escolar, el almuerzo o una merienda reforzada.
Se estimula la “visibilidad” a nivel social del programa para dotar de mayor compromiso y un perfil más comunitario y también de investigación y estudio propositivo de las diversas situaciones.
EL TESTIMONIO DE SYNTIA GÓMEZ. GRACIAS A “UN ESPACIO PARA CRECER” HOY TIENE UN TRABAJO EN UN ENTE PÚBLICO Y CONTINÚA ESTUDIANDO
Syntia Gómez es una joven de 18 años que comenzó desde muy pequeña a involucrarse con el programa “Un espacio para crecer” ya que ingresó de su ciclo primario sin saber leer ni escribir correctamente. En la actualidad se le ha abierto la posibilidad de desempeñarse laboralmente en un ente público y continúa sus estudios de Administración en UTU.