Propuesta del Ministerio de Trabajo para prevenir conflictos, ocupaciones y piquetesPropuesta del Ministerio de Trabajo para prevenir conflictos, ocupaciones y piquetes

Como resultado de las múltiples reuniones, diálogos y negociaciones llevadas a cabo entre las máximas autoridades de la Cámara de Industrias del Uruguay, Cámara Nacional de Comercio y Servicios, el PIT-CNT y el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (en adelante “MTSS”), el Ministro de Trabajo, Sr. Ernesto Murro, redactó un documento que recoge las bases de acuerdos arribados entre las partes. En este artículo nos centraremos únicamente en la propuesta del MTSS para prevenir conflictos, ocupaciones y piquetes.
1. OBJETIVO PRINCIPAL DEL DOCUMENTO
Como el propio título del documento lo indica “Asunto: caso 2699, queja empresarial en OIT”, el objetivo principal de la propuesta es el levantamiento de la queja que el sector empleador presentó ante la Organización Internacional de Trabajo (en adelante “OIT”), cuestionando la regulación nacional sobre ocupaciones y negociación colectiva y solicitando cambios en la misma.
2. PROCEDIMIENTO DE PREVENCIÓN Y SOLUCIÓN DE CONFLICTOS
a. Mecanismos acordados por empleadores y sindicatos
El punto 1 del documento establece que los empleadores y los sindicatos podrán establecer mecanismos de prevención y solución de conflictos, comprometiéndose el MTSS a brindar asesoramiento y asistencia técnica a las partes y promover dichos procedimientos.
b. En caso de no existir acuerdo: Procedimiento obligatorio
En caso que las partes no hubieran establecido mecanismos específicos, deberán cumplirse en forma previa y obligatoria a la adopción de medidas, a nivel de empresas o de rama de actividad, el siguiente procedimiento1:
Primera etapa: instancia de negociación bipartita en caso de conflicto colectivo. Puede ser convocada por cualquiera de las partes. Deben reunirse dentro de las 72 horas hábiles de recibida notificación y debe concluir la etapa en 6 días hábiles. Ambos plazos podrán prorrogarse por acuerdo de partes.
Segunda etapa: agotada sin acuerdo la etapa anterior, se convocará al Consejo de Salarios del sector, como mediador, dentro de las 72 horas hábiles siguientes. Su gestión debe concluir en 10 días hábiles. El plazo puede prorrogarse por acuerdo de partes.
Tercera etapa: si no se arribara a acuerdo en las etapas anteriores, se labrará acta de desacuerdo y se notificará al MTSS a través de la Dirección Nacional de Trabajo, quien intentará nueva conciliación dentro de un plazo de 3 días hábiles. El plazo se puede prorrogar por acuerdo de partes.
Si se recorre este proceso y persiste el desacuerdo, las partes quedarán en libertad de emprender las acciones o adoptar las medidas que crean convenientes en el marco de la Constitución y la ley.
El documento aclara que quedan exceptuadas del procedimiento obligatorio las medidas adoptadas en casos de cierre o desmantelamiento de empresa, insolvencia patronal manifiesta, abandono de la empresa, emigración del empleador sin representación en el país y casos de similar gravedad.
Los piquetes dispuestos como medida gremial por trabajadores y sindicatos, como por empleadores y sus organizaciones, deberán efectuarse pacíficamente, sin perturbar el orden público, permitiendo la libre circulación de personas y bienes y el derecho al ingreso en empresas. El incumplimiento de lo dispuesto habilitará al Ministerio del Interior a proceder al restablecimiento de la actividad normal bajo apercibimiento de uso de la fuerza pública.
c. Consecuencias en caso de incumplimiento del procedimiento obligatorio
El documento indica que las medidas adoptadas sin haberse agotado el procedimiento obligatorio, serán ilegítimas y tendrán como consecuencia la extinción anticipada del convenio colectivo vigente si así lo entiende oportuno la parte afectada.
En casos de ocupación y/o piquete, el MTSS y eventualmente el Ministerio del Interior, tendrá la facultad de intimar en plazo perentorio de 24 horas (salvo prórroga por acuerdo de partes), el cese de las medidas bajo apercibimiento del uso de la fuerza pública.
El documento aclara que los piquetes dispuestos como medida gremial, deberán efectuarse pacíficamente, sin perturbar el orden público y permitiendo la libre circulación de personas y bienes y el derecho al ingreso en empresas. El incumplimiento de lo dispuesto habilitará al Ministerio del Interior a proceder al restablecimiento de la actividad normal bajo apercibimiento de uso de la fuerza pública.
4. VALORACIÓN DEL DOCUMENTO Y PERSPECTIVAS
Consideramos positivo que el documento establezca procedimientos de resolución de conflictos obligatorios, que se deben transitar necesariamente antes de la adopción de medidas colectivas. Actualmente, es habitual que las medidas sindicales se tomen intempestivamente, sin siquiera transitar un ámbito de diálogo con la empresa.
El documento acertadamente delimita temporalmente las etapas a seguir, y en nuestra opinión, los plazos son suficientes y razonables ya que todo el proceso de negociación llevará al menos 19 días hábiles.
Asimismo, es fundamental el rol activo que el documento le entrega al MTSS para la resolución del conflicto, ya sea actuando en los Consejos de Salarios (en conjunto con la parte empleadora y trabajadora) o en el rol de mediador de la DINATRA.
Resulta muy positivo que el documento califique de ilegítimas las medidas colectivas que las partes adopten sin respetar el procedimiento previsto, aunque hubiera sido esperable que se prevea una responsabilidad patrimonial concreta para los sindicatos en caso de incumplimiento. A modo de ejemplo: si un sindicato realiza un paro que afecta la producción de la empresa estará sujeto a responsabilidad civil por los daños y perjuicios.
Otro aspecto relevante del documento es que le confiere al MTSS la facultad de desalojar ocupaciones y/o piquetes.2 De aplicarse esta facultad en la práctica, se estaría en presencia de un cambio positivo y radical ya que actualmente para ordenar el cese de una ocupación o piquete es necesario acudir a un proceso judicial (acción de amparo) que lleva al menos una semana.
Es cuestionable que el documento legalice ocupaciones y piquetes ya que son medidas inconstitucionales, que no son huelga, y afectan derechos fundamentales de terceros. Sin embargo, es altamente valorable que establezca expresamente que los piquetes, deben efectuarse pacíficamente, sin perturbar el orden público y permitiendo la libre circulación de personas y bienes y el derecho al ingreso en empresas y que en caso de incumplimiento el Ministerio del Interior podrá reestablecer de la actividad normal del establecimiento.
En caso que finalmente el acuerdo se concrete, en nuestra opinión se tiene que plasmar en una ley y que la misma sea dictada por razones de interés general. Sin embargo, lo más importante es que el documento en la práctica se cumpla, se respete y si cualquiera de las partes no lo hace sean responsables civilmente por tal incumplimiento.

1 Quedan exceptuadas de este procedimiento las medidas adoptadas en casos de cierre o desmantelamiento de empresa, insolvencia patronal manifiesta, abandono de la empresa, emigración del empleador sin representación en el país y casos de similar gravedad que se determinen.
2 Actualmente esta facultad está prevista en el decreto 165/006, pero sólo para casos excepcionales en que se ponga en riesgo la vida o salud de personas, o se vulnere el orden público.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...