Proyecto Socat Pasos afianza proyecto de lectura en torno a la dinamización y cuidado de la biblioteca

El año pasado el Plan de lectura de Salto, realizó un proyecto de lectura con el Socat Pasos de Guaviyú Yatay, Barrio Ceibal de Salto. El mismo se hizo justamente con las personas que trabajaban construyendo sus viviendas para el Plan Juntos.

En unos tres meses se realizaron dinámicas donde la lectura era el disparador para un taller posterior que se trabajaba intentando dar a través de la misma, un debate de situaciones personales.

“El taller fue muy exitoso”,  precisó la Directora del Plan Regional de Lectura, María Luisa de Francesco.

Este año Carlotita Pissaco y Enzo Eboli contactaron nuevamente con el Plan de Lectura en Salto para llevar a cabo un nuevo acercamiento a la misma.

“En primera instancia nos reunimos todos con la mesa zonal coordinadora de dicho Socat” – afirmó la responsable de la actividad.

Se ha establecido como prioridad restablecer la biblioteca comunitaria para lo cual ayudaremos en la clasificación de libros y donaremos más libros para acrecentar el acervo.

En la segunda quincena de agosto se realizará una agenda de actividades de dinámicas de lectura.

En el populoso barrio Ceibal ya trabaja el Plan de Lectura en las Escuelas 9 y 117, se han tenido acciones puntuales también en el Jardín 124 y el Liceo zonal.

Sin embargo la pretensión es que además de esas acciones los vecinos del barrio sepan que tienen allí una biblioteca y que semanalmente realicemos actividades en torno a la lectura.

Se harán invitaciones en las escuelas, liceos y jardín.

Pero por otro lado también surge el pedido de las personas que ya hicieron actividades de lectura el año pasado, entonces también  está previsto organizar algunas actividades con adultos.

Por último: la necesidad de trabajar en los meses que le quedan al año para que del mismo grupo de vecinos que ayudan con la biblioteca surjan quienes puedan seguir con lecturas y narraciones conformando un equipo que durante todo el año tenga agendadas las actividades en torno a la dinamización de lectura y cuidado de la biblioteca.

Son pequeñas acciones que, si pudiéramos concretarlas en otros barrios de Salto, podríamos realmente aspirar a una ciudad más lectora.

EXPERIENCIAS DE LOS CENTROS SOCAT

Uno de los objetivos planteados desde la Dirección Nacional In-familia del Mides, es producir un encuentro entre las experiencias sistematizadas en base a criterios previamente definidos, con el fin de compartir abordajes conceptuales y metodológicos de los nodos territoriales y así brindar insumos a la discusión y definiciones políticas que están aconteciendo en el Consejo Nacional de Políticas Sociales.

Para la selección de experiencias se tomó como criterio: que denoten intervenciones territoriales, que cuenten con anclaje en Socat, que impliquen necesariamente diálogo y acción interinstitucional, que la metodología de abordaje familiar sea clara y fundamentada.

Asimismo, se destacan las experiencias que hayan generado instrumentos que faciliten la gestión de la información a nivel interinstitucional para mejorar la articulación, consensuados entre los participantes (como por ejemplo protocolos de intervención, mapas de ruta, acuerdos o convenios interinstitucionales).

l año pasado el Plan de lectura de Salto, realizó un proyecto de lectura con el Socat Pasos de Guaviyú Yatay, Barrio Ceibal de Salto. El mismo se hizo justamente con las personas que trabajaban construyendo sus viviendas para el Plan Juntos.
En unos tres meses se realizaron dinámicas donde la lectura era el disparador para un taller posterior que se trabajaba intentando dar a través de la misma, un debate de situaciones personales.
“El taller fue muy exitoso”,  precisó la Directora del Plan Regional de Lectura, María Luisa de Francesco.
Este año Carlotita Pissaco y Enzo Eboli contactaron nuevamente con el Plan de Lectura en Salto para llevar a cabo un nuevo acercamiento a la misma.
“En primera instancia nos reunimos todos con la mesa zonal coordinadora de dicho Socat” – afirmó la responsable de la actividad.
Se ha establecido como prioridad restablecer la biblioteca comunitaria para lo cual ayudaremos en la clasificación de libros y donaremos más libros para acrecentar el acervo.
En la segunda quincena de agosto se realizará una agenda de actividades de dinámicas de lectura.
En el populoso barrio Ceibal ya trabaja el Plan de Lectura en las Escuelas 9 y 117, se han tenido acciones puntuales también en el Jardín 124 y el Liceo zonal.
Sin embargo la pretensión es que además de esas acciones los vecinos del barrio sepan que tienen allí una biblioteca y que semanalmente realicemos actividades en torno a la lectura.
Se harán invitaciones en las escuelas, liceos y jardín.
Pero por otro lado también surge el pedido de las personas que ya hicieron actividades de lectura el año pasado, entonces también  está previsto organizar algunas actividades con adultos.
Por último: la necesidad de trabajar en los meses que le quedan al año para que del mismo grupo de vecinos que ayudan con la biblioteca surjan quienes puedan seguir con lecturas y narraciones conformando un equipo que durante todo el año tenga agendadas las actividades en torno a la dinamización de lectura y cuidado de la biblioteca.
Son pequeñas acciones que, si pudiéramos concretarlas en otros barrios de Salto, podríamos realmente aspirar a una ciudad más lectora.
EXPERIENCIAS
DE LOS CENTROS
SOCAT
Uno de los objetivos planteados desde la Dirección Nacional In-familia del Mides, es producir un encuentro entre las experiencias sistematizadas en base a criterios previamente definidos, con el fin de compartir abordajes conceptuales y metodológicos de los nodos territoriales y así brindar insumos a la discusión y definiciones políticas que están aconteciendo en el Consejo Nacional de Políticas Sociales.
Para la selección de experiencias se tomó como criterio: que denoten intervenciones territoriales, que cuenten con anclaje en Socat, que impliquen necesariamente diálogo y acción interinstitucional, que la metodología de abordaje familiar sea clara y fundamentada.
Asimismo, se destacan las experiencias que hayan generado instrumentos que faciliten la gestión de la información a nivel interinstitucional para mejorar la articulación, consensuados entre los participantes (como por ejemplo protocolos de intervención, mapas de ruta, acuerdos o convenios interinstitucionales).