Publican Plan de Eficiencia Energética para ahorrar 1.690 kilotoneladas equivalentes de petróleo en 10 años

El Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM) dio a conocer el Plan de Eficiencia Energética, que incluirá el apoyo a las pymes para el uso eficiente de la energía, la incorporación de este tema en los planes de primaria y secundaria y el etiquetado de edificios eficientes, entre otros puntos. El objetivo es hacerlo “en clave de desarrollo”, dijo la ministra Ing. Carolina Cosse.
El plan pretende evitar el consumo de 1.690 kilotoneladas equivalentes de petróleo (ktep) en el período 2015–2024, lo que representa el 45 % de la matriz de energía total en 2012. Se espera una disminución en el consumo de energía de todos los sectores de actividad. Los sectores residencial y transporte representan el 75 % de la disminución total acumulada a 2024. En ambos casos, el resultado responde a una importante sustitución de las fuentes energéticas tradicionales por fuentes no convencionales.
Para alcanzar la meta establecida el plan incluye instrumentos de alcance general, transversales a todos los sectores, e instrumentos de carácter sectorial, dirigidos a un público segmentado en función de sus características de consumo.
Algunas de las acciones de alcance general que se contemplan son la realización de campañas de difusión y el desarrollo de programas de sensibilización y educación tendientes a generar un cambio cultural que repercuta en los hábitos de consumo de los usuarios. También se propone la generación y mejora de instrumentos financieros que faciliten la implementación de medidas de eficiencia energética y la incorporación de equipos al Sistema Nacional de Etiquetado de Eficiencia Energética. Asimismo se impulsará la incorporación de gestores energéticos en empresas y organismos públicos, el desarrollo de instrumentos específicos para pymes y la evaluación de desempeño de edificaciones.
Dentro de los instrumentos de alcance sectorial se destacan el impulso de instrumentos para la promoción de la eficiencia energética en los hogares, la reedición del beneficio a las industrias eficientes y el diseño de instrumentos complementarios, entre otros.
En la industria se promoverá la incorporación de energías renovables, la capacitación en técnicas de conducción eficiente, la generación de un sello de emprendimiento eficiente como marca y reconocimiento a una gestión eficiente de los recursos energéticos, y la elaboración de un plan específico dirigido al sector público.
Los beneficios de la eficiencia energética son múltiples: se trata de un instrumento fundamental para propiciar una política energética sostenible. En los hogares permite bajar los gastos sin perder calidad de vida; en las empresas posibilita reducir costos y mejorar la competitividad; a nivel país, permite holgura en los plazos de importantes inversiones en generación de energía; y en cuanto al medioambiente, reduce las emisiones de gases contaminantes. La eficiencia energética es, entonces, un instrumento fundamental para propiciar una política energética sostenible.