Que los padres también lo sepan

En los últimos años, ¿cuántos niños-adolescentes surcaron los 500 kilómetros que distancian a Salto de Montevideo, para tentar insertarse en aquel fútbol? Algunos, los pocos, se quedaron.
Los más, se volvieron, a veces entre la desolación marcada y el proyecto de jugador desgarrándose.
Sin embargo, frente a una realidad adversa en el plano económico, no faltan padres que alimentan desde la actitud, al hijo del potencial futuro. Para colmo no faltan quienes apelan a la situación por la que transitan Luis Suárez y Edinson Cavani, como si ello no resultase un hecho excepcional.
Los padres DEBEN y TIENEN que saber que el fútbol profesional (¿?), es un fútbol “a los trancazos”, que los intereses no faltan, que los contratistas a veces suelen disponer de un auténtico poder de mando y más de un inmoral termina ganando en la escena, mientras tantísimas ilusiones adolescentes y algo más, se condenan sin más vuelta, ampliando el círculo gris de la desventura.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...