¿Qué son los tornados?

Características generales de un tornado
Los tornados están constituidos por aire que gira en forma de espiral y produce un ascenso muy intenso de aire. Una vez que el torbellino o remolino que se forma en la base de una nube de tormenta entra en contacto con el suelo se produce la visualización del mismo, debido a la absorción de polvo y todo tipo de objetos.
El inconfundible cono vertical de nubes es en realidad transparente. Se hace visible cuando se condensan las gotas de agua de la tormenta o cuando carga polvo y escombros del suelo. Estos embudos pueden alcanzar hasta unos 200 metros de ancho. Sus vientos rotatorios pueden alcanzar los 400 kilómetros por hora.
Los tornados están asociados a nubes de tormenta (CumulusNimbus) y pueden ir acompañadas de granizo. Se forma un tornado cuando los cambios en la velocidad y dirección de una tormenta crean un efecto giratorio en la horizontal. Este efecto crea entonces un cono vertical por el ascenso de aire dentro de la tormenta.
Los factores meteorológicos que favorecen la ocurrencia de tornados condicionan que estos se produzcan con mayor probabilidad en ciertos momentos del día. Ocurren con mayor frecuencia por la tarde y durante el verano, cuando las tormentas son más comunes e intensas. Sin embargo, los tornados pueden formarse a cualquier hora del día y del año.
La velocidad de desplazamiento en la horizontal de los tornados es de entre 15 a 30 kilómetros por hora, pero sus intensas ráfagas en superficie pueden alcanzar velocidades de hasta 250 kilómetros por hora.
Como atenuante, podemos decir, que a pesar de esta violencia, la mayoría de tornados no llegan muy lejos, muy rara vez viajan más de diez kilómetros en su recorrido.

NO ES POSIBLE PREDECIR SU OCURRENCIA
Los tornados son clasificados como débiles, fuertes o violentos. Los tornados violentos constituyen sólo un dos por ciento de todos los tornados, pudiendo llegar a durar una hora o más.
Respecto de los tornados no es posible predecir su ocurrencia, sin perjuicio de identificar las condiciones necesarias para su desarrollo. A diferencia de un Huracán, que se desarrollan y es posible efectuar un seguimiento satelital y superficie por días, un Tornado puede desarrollarse en minutos.
Estas tormentas violentas ocurren en todo el mundo, pero Estados Unidos es un punto importante con cerca de un millar de tornados al año. El sudeste de Sudamérica donde está ubicado el Uruguay, también es una zona donde se registran tornados, no con la periodicidad de aquella región ni en una época fija del año, aunque sí naturalmente en las temporadas que existe aire caliente y húmedo disponible en la región.







Recepción de Avisos Clasificados