- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Queman muñeco gigante de Blatter en tradición navideña de Montevideo

Montevideo, 24 dic (EFE).- Los vecinos de un barrio de Montevideo quemarán esta noche un muñeco de seis metros de altura relleno de fuegos artificiales con la cara del expresidente de la FIFA Joseph Blatter, como parte de una tradición que se remonta 70 años atrás, contó a Efe uno de los responsables de esta iniciativa.
En Montevideo es común que los niños hagan muñecos de trapo denominados “judas”, y que pidan a los adultos monedas para comprar petardos con los que los rellenan y los queman en la medianoche de Navidad.
Esta costumbre es la que se realiza en el barrio La Blanqueada, aunque a mayor escala, explicó Marcos Natoli, uno de los organizadores.
La tradición del “judas gigante”, sostenido por una estructura de hierro de seis metros, apoyada sobre un trípode de igual altura, ha pasado “de generación en generación” durante siete décadas hasta el día de hoy, con perfeccionamientos a lo largo de los años.
Cada Navidad, los vecinos buscan estilizar al muñeco relleno de petardos, papel y engrudo, embebido en queroseno, con alguna figura “destacada” de público conocimiento, que sea reconocible para grandes y chicos, no necesariamente con la “connotación peyorativa” que tiene un “judas”, aseguró Natoli.
Así, la personificación del judas responde a un reconocimiento “para mal o para bien” de la figura que se quema en Navidad.
Precisamente, este año los vecinos eligieron a Joseph Blatter por su “mal comportamiento” y por su vinculación con la “mafia”, precisó Natoli.
En otras ocasiones, otra de las personalidades castigadas por los vecinos de La Blanqueada fue el entonces presidente argentino Néstor Kirchner (2003-2007), cuando en 2005 comenzó un conflicto por la instalación de plantas de celulosa sobre el río Uruguay que dio inicio a una crisis diplomática entre Argentina y Uruguay.
Sin embargo, el “judas” puede ser también un reconocimiento a la personalidad, lejos de ser un repudio.
Así, mientras que en 2014 el muñeco fue un homenaje a Nelson Mandela tras su muerte, en 2013, el “judas” fue el entonces presidente uruguayo José Mujica, estilizado con un cigarro de marihuana para conmemorar la aprobación de la ley que legalizó el consumo de cannabis en el país sudamericano.
Del mismo modo, en otras ocasiones personajes de ficción fueron puestos bajo fuego, como el Chapulín Colorado, personaje de una serie de televisión mexicana.
Para conseguir los fondos necesarios para comprar los petardos con los que luego quemar el “judas”, el grupo de vecinos que cargó a sus hombros esta tradición recorre las casas y pide colaboración puerta a puerta.
Este año, para la realización del muñeco de Blatter, los vecinos recaudaron entre 35.000 y 40.000 pesos (entre 1.166 y 1.333 dólares), precisó Natoli.
EFE