Realizarán durante la jornada de hoy un tercer “encuentro fraterno” de ex curas de todo el país de la Iglesia Católica

Incentivando el reencuentro

“Encuentro fraterno”, ese es el nombre que le han decidido poner al tercer encuentro de ex curas de todo el país que formaban parte de la Iglesia Católica y que volverán a reunirse por segunda vez en Parada Daymán, durante la jornada de hoy.

Según informó a EL PUEBLO, uno de los organizadores de la actividad, Jesús Arbiza, IMG_1742se trata de un encuentro ameno, fraterno, que busca reencontrar a aquellas personas que por diferentes motivos dejaron el ministerio para continuar su vida en algunos casos alejados por completo de la Iglesia y de la fe y en otros casos ligados aún con un fuerte vínculo de presencia y colaboración con la Iglesia.
“Lo que tenemos en común es que todos somos excuras”, precisó Arbiza, a la vez que señaló que además de compartir sus experiencias personales sobre cómo continuó la vida de cada uno de los presentes luego del sacerdocio, también informarán sobre los trámites que deben seguir aquellos que comenzaron un camino similar y optaron por dejar los hábitos, acompañándolos en un trance difícil y complejo.
El encuentro se realizará en la Casa Blandengues (frente a la Bodega Bertolini Broglio) durante todo el día de hoy, desde las 8 de la mañana hasta la noche, oportunidad en que se compartirá una mateada, un almuerzo y una merienda entre todos los que concurran.

“ENCUENTROS FRATERNOS”
“Se trata de un grupo de ex curas y sus familias que hace un año y tres meses nos fuimos encontrando, armamos un grupo de whatsapp y estamos en contacto permanente. El año pasado hicimos la primera reunión en la Posta del Daymán y después otro en Montevideo. Ahora somos cerca de 40 ex curas con sus familias que formamos parte del grupo y esperamos que muchos podamos hacernos presentes en el encuentro, así que va a ser una reunión muy linda”, comentó Arbiza.
“Nosotros le llamamos encuentros fraternos porque el objetivo es contar nuestras vivencias, lo que cada uno ha ido haciendo después que dejó el ministerio y la idea es compartir y celebrar juntos la amistad y las vivencias. Muchos fuimos compañeros en el Seminario y otros compartimos diferentes actividades juntos, así que hay un lazo de unión muy lindo”, agregó.
“Hay algunos que son personas mayores y otros más jóvenes y tenemos en esta oportunidad la particularidad que Jean Paul Bidegain está en Salto y formará parte del encuentro. Tenemos un excompañero de Buenos Aires (Argentina) que seguramente estará presentes también. Es un grupo bastante heterogéneo desde gente de 30 a 80 años y cada uno ha ido emprendiendo diferentes actividades luego de dejar el ministerio. Algunos tomamos el camino de la docencia, otros han continuado una profesión o son empleados de alguna empresa o iniciaron alguna actividad pero no hay que dejar de olvidar que no es fácil lanzarse al mundo laboral cuando se deja de ser cura”, precisó Arbiza.

POR DIFERENTES MOTIVOS DEJARON EL MINISTERIO
“En el grupo de ex curas, hay algunos que siguen vinculados a la Iglesia a alguna capilla o haciendo alguna actividad social de la comunidad religiosa. Otros solo van a la misa o participan de un momento puntual y otros no asisten más a la Iglesia o han dejado de participar, incluso algunos han abandonado la fe y la creencia”, comentó el entrevistado.
En este sentido, dijo que las causas que han llevado a dejar el ministerio son muy personales y diferentes en cada uno de los participantes pero todos tienen en común que en algún momento de su vida fueron curas.
“La mayoría dejó el ministerio porque formó su pareja y como la Iglesia de Occidente no permite el sacerdocio casado han decidido dejar el ministerio y casarse o formar su pareja. Pero hay otras experiencias, algunos están solos o han formado una pareja gay y es muy variado en ese sentido el motivo por el que salieron pero a todos nos une el hecho de que en algún momento de nuestras vidas fuimos curas”, comentó.
Asimismo, señaló que estos encuentros no tienen ningún objetivo político o religioso sino simplemente hacer encuentros fraternos, para compartir sus vivencias.

ENFRENTAR LAS DIFICULTADES
“Nos definimos como un encuentro fraterno en la diversidad de experiencias vividas y lo que tratamos de hacer también es acompañar a aquellos que quieran dejar el ministerio porque ese momento no es nada fácil”.
Entre las dificultades más comunes señaló lo complejo de los trámites y los problemas que hay en el campo laboral para hallar una fuente de trabajo y relacionarse con los demás.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...