“Recen por mí que yo lo haré por ustedes”

Una historia que contar… Con el Padre José María Acuña Balestra

José María Acuña Balestra (70) es un sacerdote salesiano que nació en Montevideo.

Padre Josema junto a su madre del corazón

“Tengo recuerdos muy lindos de mi infancia. Mi padre ex alumno de los Talleres Don Bosco.
Mi madre fue en su juventud catequista del Oratorio Santa Rosa (lugar próximo a los Talleres de Don Bosco).
Así se conocieron mis padres. Testimonios de fe y salesianos de alma. Tengo siete hermanos. Yo soy el quinto de ellos” – comienza compartiendo su historia, el Padre Josema… muy querido por la comunidad salteña.
Su niñez fue austera pero feliz. “Vivíamos unidos como familia y colaborábamos todos en el sustento de ella cada uno aportando lo suyo.
Hacíamos los mandados para abaratar los costos… y así aprendimos de muy chicos a manejar una economía familiar.
Los domingos íbamos a misa juntos con papá ya que mamá por su úlcera varicosa no podía movilizarse.
Nuestro paseo del domingo era ir caminando al Parque Rodó y disfrutar de bonos gratis para los juegos que nos daba mi tío-padrino porque era administrador del diario El Bien Público y tomábamos una rica merienda con bizcochos de anís hecho por mamá y chocolate con leche… una verdadera fiesta”.
– ¿Cómo y en qué momento descubre su vocación espiritual?padre josema
– “Mi vocación nace desde muy chico por el ambiente de fe-salesiana de casa y primeramente en el Colegio San Juan Bautista de los Hermanos de la Sagrada Familia. Muchas vocaciones Sacerdotales nacieron allí…entre ellas la del Cardenal Daniel Sturla. Después en tercer año de escuela me trasladé al Colegio Maturana de los Salesianos…
Allí creció el llamado y la vocación salesiana-sacerdotal.
En segundo de liceo me decidí a entrar al Aspirantado Salesiano en 1965.
En 1968 mi noviciado. de 1969 a 1971 Mi filosofía en el Manga. De 1972 a 1974 mi Tirococinio (práctica salesiana) en Talleres
Don Bosco de 1975 a 1978 mi Teología en el Teologado Salesiano (aunque a alguno le pese …junto a la sede de Nacional).
Me ordené Sacerdote en el Palacio Peñarol (para alegría de algunos) Era el centenario de la Jerarquía en el Uruguay. Nos ordenamos tres salesianos y 2 del clero secular.
– ¿Qué recuerdos tiene de sus primeros tiempos en la carrera sacerdotal?
Mi sacerdocio transcurrió de 1979 al 1981 en el Aspirantado y Equipo vocacional de la Inspectoría.
De 1982 a 1984 como Catequista en los Talleres Don Bosco. De 1985 a 1989 como Director de los Talleres Don Bosco. De 1990 a 1993 como Director del Aspirantado y Equipo de Pastoral Vocacional de la Inspectoría. De 1994 a 2001 Vuelvo como Director de los Talleres Don Bosco.
Allí ante el déficit insostenible de los TDB (más de doscientos cuarenta mil dólares) y la no propuesta educativa para el momento surge por una llamada providencial del BID que habíamos sido elegidos para apoyar a TDB como entidad capacitadora dentro de América Latina.
Y estando el pre proyecto trancado se da oportunidad de viajar a Estados Unidos y encontrarme en el BID en Washington con El Cdor. Enrique Iglesias que era su Presidente quien me recibió como amigos de toda la vida…allí estaba María Auxiliadora.
Me conectó con el FOMIN para cubrir los gastos de contrapartida del proyecto.
Desde allí en adelante mucho trabajo en equipo en los Talleres Don Bosco y gran apoyo de padrinazgo del amigo Enrique Iglesias.
De 2002 al 2011 mi inolvidable experiencia en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen en Salto.
Los salteños formaron en esos años mi corazón de Pastor.
Esa brillante historia de mis amigos y pueblo salteño ustedes ya la conocen.
Desde aquí mi gracias eterno.
El otro día me enteré que tenía que firmar las actas Matrimoniales …cosa que, porque no sabía, nunca había hecho.
Creía que en mis 10 años de Párroco habría hecho unos 100 casamientos y ahora me entero que fueron alrededor de 1000. Tendré que firmar mucho. Pero esto de la preparación al matrimonio junto a la Pastoral Social, la visita a los enfermos en los hospitales, las idas a las Colonias de Horticultores, barrios periféricos, centro y a veces la campaña fueron mi encuentro con Jesús en ustedes”.
– ¿Qué misiones está cumpliendo en la actualidad?
“Actualmente estoy como vicario Parroquial junto al Santuario Nacional de María Auxiliadora en Villa Colón en Montevideo, lugar donde llegaron los primeros salesianos al Uruguay en 1876.
Don Bosco decía « Confíen en María Auxiliadora y verán lo que son los milagros”.
A ella le rezo mucho por todas las necesidades de nuestro pueblo… de los salteños… de su Obispo Fernando enfermo”.
– ¿Cómo es un día de su vida?
Me levanto a las 5 y 30 horas… a las 6y30 oración comunitaria y 7 y30.
Misa a unas cuadras de aquí en la Inspectoría de las Hermanas de María Auxiliadora… desayuno con ellas y regreso.
Escucho como noticias al Espectador… el Programa En Perspectiva y estoy haciendo un curso por YouTuve de un chileno el Padre Tony Mifsud sobre Ética-Moral.
Moral del discernimiento. Cuando hay en el Colegio Reconciliaciones estoy a la orden.
Almuerzo a las 13y15 horas y luego descanso un poco.
En la tarde estoy a disposición de lo que surja.
A las 19 horas veo el informativo en canal 12. Ceno liviano y me voy a descansar. Si es que no tengo que visitar a algún hermano o matrimonio… familia.
– ¿Qué reflexión espiritual le merecen los tiempos que corren?
Creo que vivimos tiempos difíciles pero muy desafiantes.
Nuestro compromiso como pastores o laicos comprometidos… (tuve la dicha de vivirlo en Salto de manera muy fuerte el compromiso de los laicos con la sociedad y acompañando a los sacerdotes) a impulsar la vuelta a la familia (célula de nuestra sociedad como lo dice nuestra Constitución ) la recuperación de los valores fundamentales y una vidaético – moral que sea la raíz de una persona integral .
Soy lo que aparezco para mis hermanos”.
– ¿Cómo se proyecta hacia el futuro?
Con mucha fuerza. Soy feliz como Salesiano-Sacerdote y en esta etapa de mi vida ser de modo especial quiero ser oído y escucha de mis hermanos que tanto lo necesitan. Gratuitamente dar mi tiempo para los demás”.
– ¿Qué mensaje compartiría con la sociedad salteña?
– “Que no se dejen atrapar por el desaliento, que tengan esperanza… que sigan construyendo juntos creyentes y no creyentes, una sociedad fuerte en valores y solidaridad.
Lo experimenté estando entre ustedes.
Cada vez que hice un llamado a la solidaridad dijeron sí de mil maneras.
Campaña de la frazada, Pan dulce , Solidaridad con el Fondo de Pastoral Social (alcancía al fondo del Templo) Empresas siempre apoyando este desafío, amplificación y pintura de la Parroquia….Canal 4 de Televisión con el Programa Las Buenas Noticias de Bordenave. Radio Tabaré audición de Carlos Ardaix…los martes de Tarde, Peregrinación a Corralito y mucho más.
Son capaces de mucho si se unen. Y sé que más allá del cura de turno, mucho se puede hacer más allá de las creencias o partidos políticos. Los invito con libertad a descubrir al Dios de la Vida y a María Auxiliadora… no se van a arrepentir.
Los quiero mucho… recen por mí, que yo lo hago por ustedes. Hay que seguir andando”.