Recibimos y publicamos Madre desesperada pide solución

(Los robos y delincuentes)
“No terminarán; habrá más”.

Si no terminan con las drogas, cada día son más chicos, mujeres y hombres que consumen y abandonarán los estudios, pierden a sus familias, porque no todos los padres seguimos detrás de nuestros hijos perseverando, pidiendo ayuda, hablándoles, tratando de que no cometan algo malo, mientras están con esa maldita adicción, preguntándonos en qué fallamos, qué hicimos mal, cómo podemos sacarlos de ese mal que los está consumiendo. Me apena y desespera ver a más de 20 chicos en mi barrio, a los que los vi crecer, compartir escuela y baby fútbol con mi hijo, los que están perdiendo la salud, el amor de la familia, valores, el respeto de los vecinos, porque pasan en la calle, algunos pidiendo monedas, otros robando, ya que se desesperan, se ponen ansiosos. Algunos padres se cansan y los dejan que sigan así, en la calle; “que se lo que Dios quiera”, dicen, “ya no puedo más con él, le hablé mil veces, no entra en razón” y andan perdidos en esa maldita porquería. Algunos, ya ni comen, no sienten apetito, no duermen, andan como “zombis”, no tienen apoyo de nadie; algunos que son mayores, ya son delincuentes, se aprovechan de los chicos menores para hacerlos robar, ya que no tienen antecedentes, y, así, surgen más delincuentes, atacando a las personas que trabajan o vecinos que salen de sus casas o a estudiantes. Así seguimos día a día.

¡POR FAVOR!
PRESIDENTE. LOS CHICOS SON EL FUTURO DEL PAÍS
Sé que está mal de salud pero, NADIE VA A HACER ALGO PARA TERMINAR CON ESTO; ¿EN QUÉ QUEDÓ EL PROYECTO DEL HOGAR EN GARIBALDI?
Era una esperanza para salvar a nuestros hijos, sé que no es fácil pero, entre todos se puede, sí luchamos y nos ayudamos entre todas las madres y, sé que hay muchas que pasamos por este mal momento. Algunos se quitan la vida; ya no podemos dormir ni estar tranquilas, pensando y buscando a nuestros hijos en las malditas bocas de drogas de los barrios, apoderándose de lo único valioso que tenemos. Los que amamos a nuestros hijos, porque para mí es mi hijo lo más importante en mi vida, el que tiene 16 años y recién comienza a conocer la vida y empezó mal, consume y no hizo algo malo, porque vivimos detrás de él buscándolo, estamos preocupados. YA NO ES VIDA para nosotros, que sufrimos viendo como se pierde en esa porquería y deteriora su salud día a día. AYÚDENOS.