Reconocido investigador y docente universitario dice que la calidad del agua en nuestro país “está en riesgo”

Frente a estas situaciones particulares de eventos climáticos por las que viene atravesando el país pero especialmente nuestro departamento, ante el advenimiento de una creciente del río Uruguay y el efecto de fondo que es el cambio climático, EL PUEBLO dialogó con el Ingeniero Daniel Panario, docente de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República y experto en Gestión del Medio Natural, quien asegura que las autoridades del gobierno están panario001tomando acciones “erróneas” en cuanto al manejo del agua y afirma que “se ocultan datos” que demuestran que la calidad del agua en nuestro país “está en riesgo”.
Por otra parte sostuvo que la represa de Salto Grande tiene una vida útil importante y que – ante las copiosas lluvias – las posibilidades de que se suscite una creciente de la magnitud de la de meses atrás en la región, “es remota”, ya que se está viviendo la fase final de La Niña.
-Teniendo en cuenta que usted presenció la construcción de la represa de Salto Grande ¿cuál es su vida útil?
-Es difícil prever la vida útil de una obra de ese tipo; fue construida con muchos recaudos para que durara mucho tiempo. Así que tengo esperanzas de que efectivamente ello se cumpla. El problema de los embalses radica en la sedimentación. Cuenta con descargadores del fondo que permiten traer la sedimentación a toda la cuenca. Creo que nunca se hizo todavía una operación de este tipo. Hay que tener en cuenta que hay otras represas aguas arriba que van reteniendo el sedimento.
-¿Cuántos años más tendría la represa para funcionar sin problemas?
-La verdad es que no me animo a hacer una proyección de ese tipo.
-Hablando justamente de las represas aguas arriba ¿Tiene usted idea de cuántas represas hay instaladas a lo largo del río Uruguay?
-Tengo entendido que existen dos, aparte de la de Salto Grande. Aguas arriba hay una enorme cantidad de pequeñas represas. Desde un punto de vista puede ser beneficioso en cuanto cuentan con una cierta capacidad de retención de sedimentos, pero por otra parte puede ser perjudicial porque se generan las condiciones propicias para la aparición de algas tóxicas.
-¿Qué perjuicios trae la acumulación de sedimentos?
-El problema de lo sedimentos es que con ellos vienen los nutrientes, como por ejemplo el fósforo y se generan las floraciones de algas tóxicas.
-Un tema que siempre es motivo de cuestionamientos, es si las represas – en caso de inundaciones – aminoran los embates del agua. ¿Ello es así?
-Estamos hablando de una represa con muy poca capacidad de almacenar agua; efectivamente la represa puede generar una pequeña regulación durante un tiempo cuando la creciente no es muy grande. Es preciso largar agua antes de que llegue el pico de agua y por lo tanto amortiguar un poco. En inundaciones muy grandes la capacidad de regulación es mínima. Por lo tanto resulta contradictorio generar energía eléctrica y a la vez regulación. Un embalse de regulación se mantiene casi vacío.
“EL CULTIVO DE SOJA HA DEJADO AL RÍO URUGUAY TOTALMENTE DEFORESTADO”
-¿Qué lectura hace usted ante las posibilidades de nuevas crecidas de río a causa del fenómeno El Niño?
-No creo que se vuelva a repetir ahora porque estamos saliendo de la fase de El Niño. Es poco probable que se repita a corto plazo una inundación de esas características. Pero sí en el futuro. Cada vez que se dé este fenómeno puede traer aparejado inundaciones. A su vez ha sido sustituida la selva misionera por soja, lo que ha dejado al río Uruguay totalmente deforestado. Ante este escenario el agua corre y por ende se producen las inundaciones. Esta situación permite que cada vez haya más inundaciones y que éstas sean más severas.
-Recientemente se llevó a cabo en la capital del país un evento de carácter internacional para tratar el marco legal regulatorio del agua y del tratamiento de los recursos hídricos ¿Tuvo usted participación?
-Estoy al tanto de ese congreso y no he participado por problemas de relacionamiento que en los últimos tiempos he mantenido por las autoridades.
-¿Cuáles son sus desacuerdos?
-No estoy de acuerdo con los planteos que ha hecho el gobierno y las acciones que se han tomado en torno a la problemática del agua. Por ejemplo, se ocultan datos y no se da a conocer la verdad en cuanto a la situación real que estamos viviendo, enojarse conmigo porque digo las cosas que tengo que decir como universitario. Cuando ha habido conferencias en las cuales las autoridades han estado invitadas y yo también y no van. Por esos motivos, tomo distancia”.
-En torno a las políticas de gobierno en este sentido. ¿Qué medidas se han tomado erróneamente?
-Podemos hablar de las denominadas áreas bajas que se han establecido en relación al río Santa Lucía y otros ríos con cuencas complejas. Estoy en total desacuerdo con lo que se ha hecho. No estoy de acuerdo con el manejo de los cultivos en las cuencas que son importantes desde el punto de vista del agua potable. Tampoco en que se diga que el agua no presenta ningún riesgo de contaminación. Tampoco estoy de acuerdo con la visión estrictamente ingenieril que se tiene y el tiempo que se brinda a las empresas que contaminan, el manejo de los tambos y otras actividades.
“LA CONTAMINACIÓN ESTÁ PRESENTE EN CASI TODAS LAS ZONAS AGRÍCOLAS”
El Ingeniero Daniel Panario sostiene que la contaminación está presente en prácticamente toda la zona agrícola del país y asegura que “no se está haciendo nada” para revertir la situación.
“En muchos lugares hoy por hoy no es seguro ingerir el agua de la canilla; por ejemplo en Young (departamento de Río Negro), el agua presenta excesos de arsénico”, dijo.
Panario asegura que “de no tomarse los recaudos pertinentes” se pondrá en serio riesgo la calidad hídrica de la región.