Rector Eduardo Casarotti se pregunta, ¿qué rol juegan y deben jugar las universidades en el desarrollo del país?

En los 25 años de la Universidad Católica

En el marco de cumplirse 25 años de vida de la Universidad Católica del Uruguay, disertó ante un vasto auditorio en la sede salteña de dicha casa de estudios terciarios su Rector, el Padre Eduardo Casarotti, quien al inicio de su oratoria reflexionó sobre los cambios que en la educación de nuestro país se produjeron a partir del año 1985.

UN POCO DE HISTORIA

“Son muchas las cosas que se podrían decir –comenzó diciendo- y las anécdotas que se podrían contar a lo largo de estos 25 años de historia. Tal vez sí convenga recordar un hecho crucial en la historia del país: el nacimiento de esta nueva institución universitaria marca un hito de importancia decisiva en el Uruguay, del que ya no volveremos atrás. Por primera vez en el país los estudiantes universitarios tienen la posibilidad de elegir, aunque con serias restricciones, dónde y cómo hacer sus estudios universitarios. Abierta esta nueva posibilidad, varias instituciones universitarias emergerán, algunos años después, creando un auténtico sistema universitario… hoy sabemos que el país no puede avanzar seriamente por la senda del conocimiento, del desarrollo y de la innovación si no cuenta con un sistema universitario diversificado y plural”.

“A partir del año 1985 se da inicio a un rico pluralismo universitario, cuya realidad hoy, 25 años después, es muy diversa. Cinco universidades y varios institutos superiores, algunos con proyectos concretos de convertirse prontamente en universidad, muestran el dinamismo que ha tenido la educación superior en el país en este cuarto de siglo. Los números de ingresos y egresos, ofrecidos por el Ministerio de Educación y Cultura son una muestra clara de ese dinamismo. Hoy el sistema universitario de gestión privada recibe el 20% del alumnado universitario y tiene una tasa de crecimiento de casi el 10% anual frente al 3% de la Universidad de la República. El porcentaje de egresos es también año a año más elevado. Algunos datos significativos: en el año 2008 un tercio de los egresados y más del 50% de posgrado, pertenecían al sector privado”.

“Los números de nuestra propia universidad son especialmente significativos. Más de 5700 graduados, sin contar los egresados de posgrados y maestrías, aportan hoy al desarrollo del país y de la región. En el año 2010 se han inscripto 1420 alumnos en nuestras 27 carreras de grado, incluyendo las que se dictan en Salto y en Punta del Este. Por aulas, bibliotecas y pasillos pasan diariamente, en los distintos turnos y en las diversas sedes, alrededor de 5 mil estudiantes”.

SOBRE SALTO

“La sede de Salto ha participado activamente en este crecimiento, gracias a la pujanza y a la tarea de las personas que aquí trabajan y al apoyo de diversos actores locales. Varios indicadores dan cuenta hoy de ese crecimiento. Destaco entre todos ellos y para no abundar en exceso, dos indicadores de crecimiento: la variedad de cursos que se dictan o se han dictado y el crecimiento en número de alumnos de la sede. Con respecto a los cursos, son tres las carreras que se dictan hoy a nivel de grado, Administración de Empresas (2003), Contador Público (2004) e Ingeniería en Informática (2010). A nivel de posgrados y diplomas, el posgrado en Gestión de Centros Educativos y los Diplomas en Educación en Valores, Estudios de Familia, Psicopedagogía, Dificultades de Aprendizaje. También se han ofrecido y se ofrecen cursos más cortos vinculados a la Gestión de Recursos Humanos, Técnico Farmacéutico, Logística, etc. En cuanto a los números, la sede ha multiplicado por 6 el número de sus estudiantes en los últimos 7 años. En el año 2003 contaba con 54 alumnos, hoy llegan a casi 300 estudiantes”.

EL ROL DE LAS UNIVERSIDADES

“El conjunto de este crecimiento y de estos procesos que estamos viviendo invitan a mirar con esperanza el futuro, pero suponen también para nosotros una gran responsabilidad”.

“Llegados a este punto me pregunto, ¿qué rol juegan (y deben jugar mejor) las universidades en el desarrollo del país? Hoy Uruguay se encuentra en un contexto de crecimiento excepcional, al menos si lo comparamos con décadas anteriores. En este contexto de dinamismo y desarrollo, el conjunto de los actores políticos y sociales coinciden en la necesidad de generar un debate serio sobre el proyecto del país que queremos y sobre las políticas públicas que permitan desplegar este proyecto, más allá de los ciclos electorales”.

“Un proyecto a largo plazo y la cohesión social son sin duda los elementos centrales que el país necesita para su desarrollo. En los 25 años que pasaron desde que retornó la democracia al Uruguay, otros países se han desarrollado enormemente, en tanto que nosotros lo hicimos, comparativamente, en un grado muy menor. Un denominador común que se ve en países como Nueva Zelanda, Irlanda, Singapur o Finlandia, es que esas sociedades en determinado momento se pusieron de acuerdo en objetivos a alcanzar en el largo plazo, no buscando unanimidad, pero sí poniendo el interés público por delante de objetivos sectoriales, personales o partidarios. Esto es algo que nuestro país recién está en vías de lograr y, al parecer, con gran dificultad. Estas lentitudes en generar políticas de largo aliento son, sin duda, una de las razones de nuestro menor crecimiento”.

“Todos sabemos que nuestro único camino posible, con nuestros tres millones y medio de habitantes es transformarnos en una sociedad competitiva en base al conocimiento. En la nueva economía que estamos ingresando no necesitamos tanto los recursos naturales para progresar. El conocimiento y la innovación son ahora las principales fuentes de riqueza. Necesitamos generar ideas y para ello precisamos imaginación y espíritu emprendedor”.

“En este proceso educativo las universidades tienen una especial responsabilidad que cumplir, tanto en la formación de las nuevas generaciones como en la capacitación continua de aquellos que ya están aportando al país a través del ejercicio de su vida profesional. Ellas son actores centrales en esta nueva economía del conocimiento, porque su rol es transformar capacidad en talento, conocimiento en innovación, ideas en emprendimientos”.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...