Reforzarán la seguridad del Cementerio Central con tres serenos durante el día y policías para la noche

Además aumentarán el patrullaje en la zona para evitar más robos

El Cementerio Central de nuestra ciudad fue comparado por especialistas en cuestiones de arquitectura y patrimonio, como uno de los más parecidos al del prestigioso barrio de Buenos Aires, La Recoleta. No sólo por la calidad de sus obras en fino mármol italiano principalmente, sino por la cantidad de obras en bronce, oro y plata, ya que muchas de las cosas que se ven allí tienen un altísimo valor económico.

Pero desde hace muchos años que durante el día el mismo no tiene custodia, más que los funcionarios municipales que no cumplen esa función, sino que ejercen determinados roles de mantenimiento, de sepultureros, reducidores, jardineros y controladores de que las cosas estén en orden. Haciendo de guardianes del funcionamiento de un lugar que ya cuenta con casi 150 años de antigüedad y que traduce como ningún otro la historia de la ciudad.

Sin embargo, esto está por cambiar. Luego que ocurrieron una serie de hechos que determinaron que el lugar, con toda su historia y valor patrimonial a cuestas, estaba totalmente desprotegido, las autoridades decidieron apostar a reforzar la seguridad del Cementerio realizando varios cambios.

El detonante, fue el hallazgo de restos óseos encontrados el pasado martes por un funcionario municipal cuando realizaba sus tareas habituales de jardinería. Los restos, pertenecían a una anciana que había fallecido hace un tiempo atrás y cuya urna con los mismos, habían desaparecido desde el panteón donde guardaban sepultura el pasado mes de octubre.

El hecho había sido denunciado ante las autoridades por parte de los familiares. En aquel momento, los investigadores atribuyeron los hechos a la profanación de tumbas para actos religiosos, o a simples robos de urnas de mármol, las que son desarmadas y revendidas a las fábricas de este material, para provecho de los delincuentes.

Al parecer, esto último fue lo que ocurrió con el caso de la anciana que sus restos fueron encontrados debajo de un pino, cuyas dimensiones cubren buena parte del suelo donde está plantado. Y como la limpieza general de los jardines lleva su tiempo, según indicaron a este diario fuentes del lugar, se presume que los restos óseos estaban allí desde el pasado mes de octubre, cuando fueron quitados del panteón y se estima que la urna que los guardaba, habría sido vendida, según las pesquisas que manejaba la Policía en las últimas horas.

MÁS SEGURIDAD

Este hecho y una denuncia pública realizada por EL PUEBLO tiempo atrás, donde al ser entrevistado el funcionario municipal que oficia de sereno en el Cementerio, reveló que “actuaba solo”, que “no cuenta con un arma” para defenderse, que tampoco “tiene teléfono” en el lugar, y que en el Cementerio “los robos eran algo habitual”, manifestando incluso a este diario que “ya había recibido dos golpizas” al enfrentar a los delincuentes, habrían sido determinantes para que el director del departamento de Salud e Higiene de la Intendencia de Salto, Carlos Albisu, se reuniera con su par de Servicios Públicos, Fabricio Castillo y con el jefe de Policía de Salto, Carlos Ayuto, y acordaran entre todos que se incrementaría desde ambos frentes, el municipal y el policial, la seguridad en ese sitio.

“Luego de mantener una reunión con (el departamento de) Servicios Públicos, acordamos que en los próximos días habrá disposición de tres serenos que trabajarán durante el día custodiando el Cementerio Central”, informó Albisu a EL PUEBLO.

A la luz de los últimos casos “pensamos que los robos se dan durante el día y que los delincuentes roban los objetos que quieren, y los dejan cerca de la puerta que da hacia calle Sarandí y pasarían a recogerlos de noche, donde hay un solo sereno que está sobre la calle Treinta y Tres”, explicó Albisu, admitiendo que se trata de una hipótesis que se maneja en función de lo que viene ocurriendo últimamente.

Por esa razón “ahora pasaremos a contar con funcionarios que oficiarán de sereno durante el día. E incluso se va a realizar una limpieza general del lugar, porque el pino donde se encontraron lo restos hacía mucho tiempo que no se limpiaba y debajo del mismo, de noche se puede esconder una persona si así lo quisiera”.

LA POLICÍA TAMBIÉN

Para la noche se redobló la apuesta y se vislumbra un operativo de seguridad mayor al que se cuenta actualmente. Por esto, el jerarca comunal dijo a EL PUEBLO que se reunió con el Jefe de Policía local, el inspector general retirado, Carlos Ayuto, con quien acordó la implementación de un servicio 222 que empezará a trabajar junto al sereno del lugar.

“Anteriormente había un policía que estaba de noche acá conmigo, pero después lo sacaron, vaya a saber uno porqué. Si hubiera un policía sería distinto, porque ellos trabajan armados y los ladrones ya actuarían de otra manera. En cambio, estando yo solo, esto está muy expuesto”, comentaba a este diario el sereno del lugar, Álvaro Roque Anchorena, cuando EL PUEBLO realizó junto a él, una recorrida por el Cementerio en una madrugada del pasado mes de diciembre.

011110 046







El tiempo


  • Otras Noticias...