Refugio Municipal alberga a 16 personas

Refugio Municipal alberga a 16 personas

Frío polar se hace sentir

Recrudecimiento del frío polar activó luz roja en los refugios municipales que atienden a varias personas

El frío polar se hizo sentir una vez más por estos días en nuestra ciudad y las bajas temperaturas asociadas a lluvias intensas como la del pasado lunes, determinaron entre otras cosas, inasistencia masiva a los centros educativos por parte de alumnos y docentes, así como también se registró un nivel interesante de ausentismo laboral importante debido a enfermedades vinculadas a las inclemencias del clima.

Esto también obligó a que la Intendencia activara con luz roja su operativo de ayuda social y en ese sentido, en el refugio que está ubicado en la calle Ituzaingó 149, están albergadas unas 16 personas que reciben asistencia en ese lugar por parte del departamento de Acción Social de la Intendencia de Salto.

Si bien el número de personas que pernoctan en el lugar es variable, el promedio se mantiene y cumple con la capacidad locativa del lugar que está preparado para alojar a 16 personas, todos ellos hombres, que duermen en camas cuchetas en una habitación acondicionada para esto. Allí reciben desayuno y cena, elaborado por funcionarios que están a cargo de proporcionar esta ayuda social a quienes son alojados en esa casa, la que fue inaugurada hace apenas algunas semanas.

VIENEN Y VAN

Al mismo tiempo que el Comité de Emergencias informaba que pese a la crecida del río Uruguay en las últimas horas, no habría personas evacuadas, ni habría ocasionado riesgos a quienes residen en las zonas aledañas al río, la ola de frío polar de los últimos días sí determino un leve incremento de las personas que se encuentran albergadas en los refugios municipales.

“Seguimos trabajando con la Policía y con los distintos servicios de la Intendencia en estado de alerta para ayudar a la gente, sobre todo para continuar un seguimiento a las personas que ya fueron albergadas en los refugios”, dijo a EL PUEBLO el director de Acción Social de la Intendencia de Salto, José Luis Presentado.

El jerarca señaló que la cantidad de personas que está alojada allí “es variable” y que si bien en un momento “llegaron a ser 21, actualmente hay 16 personas permanentes en el refugio”.

ATENCIÓN

No obstante, Presentado admitió que allí se les brinda un apoyo que va más allá de poder pernoctar bajo techo y tener un baño con agua caliente. Sino que el mismo va desde el “desayuno y la cena, clases de higiene, y hasta peluquería”.

Y agregó que en la pasada jornada “se les tramitó el carné del Hospital a los que no lo tenían, porque era necesario que contaran con el mismo a la hora de tener que atenderse y no quedar en la calle porque no contaban con esa documentación, entonces se la tramitamos y creo que fue positivo para ellos”, expresó Presentado.

Asimismo, dijo que la atención en los refugios para personas en situación de calle se complementa con el Hogar de Ancianos y que en la pasada jornada estaban preparando “talleres socioeducativos”, los que serán instrumentados en los próximos días para los internos del lugar.

Presentado indicó que en las últimas horas se le dio albergue a un matrimonio argentino que no contaba con la documentación para volver a su país y que mientras a la mujer se le consiguió una pensión para pernoctar, al hombre se le ofreció una cama en el albergue.

Dijo que la misma suerte corrió una joven pareja de salteños, donde la joven de apenas 14 años de edad, está embarazada y a la misma se le concedió una pensión para dormir transitoriamente, mientras que a su pareja de 21 años de edad se le concedió un lugar en el refugio.

“Son situaciones repentinas que aparecen y que hay que atenderlas como se puede, nosotros tratamos de ofrecer un lugar donde estén cómodos y tengan la oportunidad de pararse y ver de qué manera siguen adelante. Creo que eso es muy importante”, aclaró el jerarca consultado.     

Por otra parte, Presentado anunció a este diario que en los próximos días será inaugurado un refugio para mujeres víctimas de la violencia doméstica, que no tienen donde ir y a las que “trataremos de proporcionarles un lugar de cuidado y atención para las víctimas de este problema”.