Reminiscencias del pasado en Salto

Corría el año 1950 y en la ciudad de Salto, se anunciaba en la propaganda de la popular radio Salto “La voz gigante y su microcine”, saludable expansión para grandes y chicos, “en dicho popular el biógrafo”. Esta semana estará en barrio Ceibal a las 21 horas. Una vez por semana y en todos los barrios, se preparaban para ver su espectáculo de cine gratis y al aire libre.
Llegaba la noche y allí estaban las familias, chicos y grandes, de todas las edades con sus sillas a cuestas y se ubicaban en las primeras filas.
Se proyectaban películas de esa época, con María Félix, Cantinflas y otros.
Transcurría con intervalos de propagandas y promociones de tiendas como: La Gioconda, El Triunfo, Alaska, o La Competidora.
Los parlantes se colocaban entre los árboles y cornisas de las casas.
En una pequeña camioneta su productor Héctor Lena hacía rodar sus películas con su pantalla gigante que colgaba a ambos lados de la calle, sostenida por cuerdas en los árboles.
Fue un anticipo de una nueva cultura que supo poner su grano de arena en los barrios de la ciudad de Salto.
Beatriz Lena

Corría el año 1950 y en la ciudad de Salto, se anunciaba en la propaganda de la popular radio Salto “La voz gigante y su microcine”, saludable expansión para grandes y chicos, “en dicho popular el biógrafo”. Esta semana estará en barrio Ceibal a las 21 horas. Una vez por semana y en todos los barrios, se preparaban para ver su espectáculo de cine gratis y al aire libre.

Llegaba la noche y allí estaban las familias, chicos y grandes, de todas las edades con sus sillas a cuestas y se ubicaban en las primeras filas.

Se proyectaban películas de esa época, con María Félix, Cantinflas y otros.

Transcurría con intervalos de propagandas y promociones de tiendas como: La Gioconda, El Triunfo, Alaska, o La Competidora.

Los parlantes se colocaban entre los árboles y cornisas de las casas.

En una pequeña camioneta su productor Héctor Lena hacía rodar sus películas con su pantalla gigante que colgaba a ambos lados de la calle, sostenida por cuerdas en los árboles.

Fue un anticipo de una nueva cultura que supo poner su grano de arena en los barrios de la ciudad de Salto.

Beatriz Lena